Las cuarentenas motivaron la creación de decenas de cuentas peruanas en Instagram en las que se venden prendas de segunda mano. (Foto: okround2_)
Las cuarentenas motivaron la creación de decenas de cuentas peruanas en Instagram en las que se venden prendas de segunda mano. (Foto: okround2_)
Gabriela Machuca Castillo

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

La industria de la moda es la segunda más contaminante del mundo. La estadística, , puede ser familiar para quienes trabajan en ese negocio o en alguno afín, pero no para el común de los mortales que cada cambio de estación descarta del clóset un conjunto de prendas que probablemente haya tenido de vida útil unos cinco meses. En épocas desafiantes como esta, en la que tenemos que cuidar el bolsillo y el planeta –debido al uso excesivo de plástico y demás agentes nocivos como consecuencia de la pandemia-, la reutilización de ropa surge como una alternativa más que interesante de considerar.

MIRA: La profesora que cuenta cuentos y enseña a actuar utilizando materiales reciclados

Es cierto. Los peruanos no somos muy adeptos a comprar masivamente por Internet todavía. Y qué decir de las prendas de segundo uso, estigmatizadas con prejuicios del siglo antepasado. Pese a ello, el confinamiento y “la nueva normalidad” están abriendo el camino a decenas de nuevos emprendimientos locales que compran y venden ropa casi nueva o usada, pero en buen estado. Eso a través de las redes sociales, Instagram a la cabeza. Los productos más solicitados: artículos para mujeres y niños. Conozca, a continuación, las historias detrás de cuatro propuestas limeñas de moda sostenible.

1. Las traperas

Paola Pioltelli es, desde hace diez años, el cerebro y el corazón de este reconocido proyecto de reciclaje y recirculación de la ropa que ya no usamos, el más antiguo del mercado formal, el primero que armó una página web. Tras vivir en distintos países por muchos años, ella volvió al Perú y no encontró una sola de tienda de artículos de segundo uso. Luego, sin tener la idea concreta de levantar una, se animó a realizar un trueque de prendas junto a un grupo de amigas. Este devino en un evento itinerante, que a su vez se volvió un showroom y luego una tienda de 200 metros cuadrados con puerta a la calle. “Hoy nos hemos ido reduciendo en espacio, pero creciendo cada vez más on-line. El contexto ha sido mucho más favorable para ello. Como a todos, la pandemia nos golpeó duro, pero ya estamos casi en nuestros números de antes, y como están las cosas en la actualidad, eso es un logro”, le cuenta Pioltelli a Somos.

Las Traperas atiende los jueves y sábados en su local de Barranco, previa cita y respetando todos los protocolos de bioseguridad. Pero también ofrece mercadería, destinada a mujeres y niños, en sus cuentas de y Facebook o en su

2. De ti, para mí

Incursionar en el mundo de la ropa de segundo uso le venía dando vueltas en la cabeza a Tiffany Leyva debido a su experiencia previa viviendo en Uruguay y Argentina, países donde la moda reciclada se desarrolla de manera más dinámica y cotidiana. Ella, su esposo y sus tres hijos, de hecho, consumían en este tipo de comercios. “Tenía la idea de concretar algo este año aquí, pero la pandemia me dio el espaldarazo para adelantarlo a junio. Siempre me afanó el restaurar, el darle una segunda vida a las cosas. He convertido zapatillas en maravillas, sus dueñas originales ni las han reconocido”, narra Leyva. Empezó vendiendo la ropa en buenas condiciones que a sus hijos ya no les quedaba y hoy tiene varias clientas con mucho esfuerzo. Inicialmente se abocó a prendas de bebes y niños, pero ya oferta también de mujeres.

Más información sobre De ti, para mí en sus cuentas de y Facebook.

3. okround2_

Alejandro Gutiérrez y Viviana Meza son los fundadores de este emprendimiento dedicado solo a la venta de prendas de dama. Comienzan a mediados del 2019, amparados en la experiencia de él, director creativo de una agencia de publicidad; y de ella, ex gerenta de tienda en Adidas a lo largo de una década. “Lo que nos motivó fue la oportunidad de hacer una diferencia en el mundo de la ropa de segunda mano. Aún hay muchos negocios que trabajan con el sistema de consignación. Nosotros no, la compramos. Una chica llego a recibir 1.500 soles en plena cuarentena. Pero, claro, lo que ella nos dio fue un buen insumo. No siempre se paga así, ojo, hay que tener en cuenta que no somos el propietario final de la mercadería, pero al menos puede constituirse como un ingreso tan necesario en estos tiempos”, detalla Gutiérrez. Añade que con la emergencia sanitaria las ventas aumentaron en un 40% y que, hoy, su principal motivación continúa siendo la promoción del reciclaje de la ropa y la desaceleración del consumo en el que nuestra sociedad se ve inmersa.

Busque a okround2_ en Facebook, y oficial.

Ver esta publicación en Instagram

Nirvana’s rules. #silocomprasusalo #seconhandea

Una publicación compartida por OkRound2 (@okround2_) el

4. Sura Lounge

Para el 2018, Sura Lounge era una marca de bikinis de propiedad de Tereza Baldera. Una cuenta en Instagram, entonces, fue la mejor vitrina para lograr que se le terminara el stock. La página se quedó allí, colorida y abandonada, hasta el confinamiento. “Yo soy consumidora de prendas de segundo uso. Empecé en este universo comprando vestidos, pantalones. Un día, encerrada en casa como todos, decidí vender ropa que ya no utilizaba y reviví esa cuenta con una estética especial que juega con el blanco y negro. Lo hice porque me gusta la dinámica y porque de verdad quería contribuir con el medio ambiente”, explica.

Para mantener el asunto controlado, Baldera solo compra por ahora a sus amigas y conocidas. Ella misma se encarga de los protocolos de limpieza, la publicidad y las coordinaciones de los envíos. “Dos veces al mes hago remate incluso de ropa de hombre. Aquella mercadería que esté mucho más producida se expone en el perfil”, acota. Por ahora, la emprendedora está poniendo toda su fe en la que posee.

MIRA: Botellas y reciclaje: el plan de dos compañías peruanas para reducir el uso de plástico

OTRAS CUENTAS

Andrea Lozano, del , elaboró recientemente una nutrida lista de cuentas que apuestan por la moda sostenible. Aquí la reproducimos:

VIDEO RECOMENDADO

Así cambió Instagram a través del tiempo