Recicladoras de la Asociación-Sumaq-Pacha, posan para un retrato mientras realizan su trabajo diario de segregación de materiales reciclables en el local de la asociación en Arequipa. (Foto: Sistema Coca-Cola).
Recicladoras de la Asociación-Sumaq-Pacha, posan para un retrato mientras realizan su trabajo diario de segregación de materiales reciclables en el local de la asociación en Arequipa. (Foto: Sistema Coca-Cola).
Gabriela Machuca Castillo

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

El siguiente relato da cuenta del por qué de un reconocimiento. Dos ministerios, el del Ambiente y el de la Producción, distinguieron recientemente al Sistema Coca-Cola, constituido por las compañías y Arca Continental Lindley, debido a que cumplieron con lo que se comprometieron hace dos años con ambas instituciones: reducir sustancialmente su producción de plástico en beneficio del medio ambiente. Solo en el 2019, por ejemplo, se logró que 384 millones de botellas sean recicladas. Además se creó la primera botella hecha al 100% de ese material con una vida anterior. El impacto de aquella promesa hoy no es poca cosa. Otras seis grandes empresas pertenecientes a distintos rubros han empezado a seguir su ejemplo. ¿Qué motivó a que estas entidades privadas le tocaran la puerta al Estado para entregar su palabra?

Las compañías dedicadas a la producción de bebidas han sido muy criticadas con el pasar del tiempo como consecuencia del uso excesivo de plástico en sus empaques. Conscientes de esa realidad, y en un afán por concretar un cambio significativo, The Coca-Cola Company lanzó a nivel mundial el compromiso , el cual tiene una meta ambiciosa: lograr que para el 2030 todos sus empaques sean 100% reciclados.

MIRA: Nuestro Archivo Histórico presenta su tienda virtual y saca a la luz joyas inéditas de nuestra historia

“Bajo ese contexto, lo que hicimos a nivel local fue buscar qué herramientas teníamos en la legislación peruana que nos permitiera dar nuestro grano de arena a ese propósito. Así supimos de la existencias de los Acuerdos de Producción Limpia (APL), un mecanismo de regulación voluntaria de residuos sólidos en el que podíamos trabajar de la mano con las autoridades y las comunidades. Lo curioso es que nunca se había firmado uno. Fuimos los primeros en hacerlo en el 2018”, explica Sandra Alencastre, directora de Asuntos Públicos y Sostenibilidad de Coca– Cola Perú.

Luis Taco realiza su trabajo diario de reciclaje en un centro de acopio en Ica. Enero-de-2020. (Foto: Sistema Coca-Cola).
Luis Taco realiza su trabajo diario de reciclaje en un centro de acopio en Ica. Enero-de-2020. (Foto: Sistema Coca-Cola).

Las tres metas cumplidas este año, por las que el Minam y Produce han reconocido el esfuerzo de Sistema Coca Cola, son explicados por Verónica Bonifaz, directora de Asuntos Públicos, Comunicaciones y Sustentabilidad de Arca Continental Lindley, empresa embotelladora y distribuidora: "Primero se han conseguido que las botellas de todas las marcas de Coca-Cola estén fabricadas con un 25% de plástico reciclado. Segundo que más del 20% de la producción sea de envases de vidrio retornable. Y tercero, generar cinco alianzas con gobiernos locales de varias partes del país para fortalecer la cadena de valor del reciclaje ".

Bonifaz subraya uno de los fines últimos de todo este esfuerzo: “La idea es que a largo plazo se tome conciencia a nivel nacional que los residuos no son basura. Hay que volverlos a utilizar”. Lo dicho se enlaza también con el concepto de Economía Circular, el cual se puede entender claramente en dos hechos: una botella de plástico retornable puede dar 15 vueltas en manos de distintos consumidores. Una de vidrio, hasta 30. Con esto se usa poca materia prima y se producen menos residuos.

Otro hito importante en el cumplimiento del APL se dio el año pasado con la creación de la primera botella hecha al 100% de plástico reciclado. Así, toda la línea de Agua San Luis está elaborada de esa forma. Alencastre detalla que fuimos el tercer país en el mundo en poseer la tecnología necesaria para ello. “El impacto que ha generado esta en el mercado del reciclaje es considerable porque hemos valorizado las botellas. Hay una demanda específica por ellas y trabajo para miles de recicladores”, afirma.

Todas las botellas de la línea de agua San Luis están hechas al 100% de plástico reciclado. Una de ellas es descartada aquí en la estación de reciclaje de un supermercado. (Foto: Sistema Coca-Cola).
Todas las botellas de la línea de agua San Luis están hechas al 100% de plástico reciclado. Una de ellas es descartada aquí en la estación de reciclaje de un supermercado. (Foto: Sistema Coca-Cola).
Las botellas de vidrio retornables pueden dar hasta 30 vueltas al ser reutilizadas por los consumidores. (Sistema Coca-Cola)
Las botellas de vidrio retornables pueden dar hasta 30 vueltas al ser reutilizadas por los consumidores. (Sistema Coca-Cola)

El camino trazado por Sistema Coca-Cola lo siguen hoy otras seis compañías a través de Acuerdos de Producción Limpia. Estas son Backus, Koplast, Pamolsa, Textil Amazonas, Aceros Arequipa y Natura.

La ruta del reciclaje de una botella de plástico

El reciclar implica una dinámica en las que actúan muchos actores en diversos momentos. Una persona compra una gaseosa de medio litro y tras consumirla la descarta. ¿Qué pasa con ella? Alecastre lo detalla así: “En principio lo ideal es que se pueda colocar en cualquier centro de recopilación, como los que hay en los supermercados. Pero también puedes separarla de otros residuos en casa. Muchas municipalidades tienen programas de segregación en fuente para llevársela. A continuación es donde aparecen los recicladores, quienes las venden San Miguel Industrias, que es nuestro proveedor de material reciclado”.

La ruta del reciclaje de una botella de plás el Callao, puntualiza, “las lavan, las pican y las convierten en una suerte de hojuelas. Luego pasan por un proceso donde se funden, se derriten y se reconstituyen en pequeñas bolitas que forman un molde que se asemeja a botellitas chiquitas. Esas son las que nosotros adquirimos. En la planta de producción de Arca Continental Lindley se soplan y se vuelven las botellas que conocemos”.

El que una botella se vuelva otra vez botella, finalmente, es provechoso a nivel ambiental, social y económico. Lo mismo puede suceder con cualquier otro producto o artículo que involucre plástico en su manufacturación. En tiempos de pandemia en los que se consume más plástico que nunca, el reciclaje se alza como una alternativa necesaria para darle un espaldarazo al cuidado del planeta. //

VIDEO RECOMENDADO

Conoce las rutas del reciclaje de tus residuos: