“Los dispositivos serán un sexto sentido para las personas”
“Los dispositivos serán un sexto sentido para las personas”

 

El procesamiento y la gestión de la información ha dejado de ser una actividad exclusiva de las computadoras. El concepto de Internet de las cosas le brindará inteligencia y la posibilidad de intercambio de datos en tiempo real a, literalmente, todo lo que nos rodea. El Comercio conversó con Steve Long, vicepresidente de Ventas y Marketing de Intel para América Latina, quien dio detalles sobre cómo se está transformando la compañía para asumir el liderazgo en este nuevo escenario.

- Durante la keynote de Intel en el arranque del CES 2016 hubo un aspecto muy interesante: las computadoras no fueron mencionadas durante la presentación. ¿Por qué?

En los últimos 20 años Intel ha venido trabajando de una manera y ahora la empresa está caminando hacia otros caminos. El negocio de las PC sigue siendo muy importante para nosotros en todo el mundo, incluso en nuestra incursión en tabletas y móviles hemos tenido resultados interesantes. Sin embargo, el negocio que más crece para nosotros es el de los centros de datos (data center). En el futuro todos los dispositivos se convertirán en un sexto sentido para los usuarios. Hasta hace poco hablábamos solo de un dispositivo: la computadora. Ahora existe cada vez una mayor cantidad de aparatos que estarán conectados, que generan datos y ese es nuestro negocio que está creciendo y que cada año se sigue haciendo más rentable.

- ¿Cómo se diferenciará Intel en la lucha por ser el líder en Internet de las cosas?

Nos hemos estado preparando para una batalle de arquitecturas (explicar), pero también hasta en contrataciones. Hemos traído a los mejores especialistas de diversas empresas para ello. El éxito nuestro en PC nos había limitado un poco en nuestra visión. Además, nosotros fabricamos todos y tenemos la capacidad de personalizar productos, lo cual es un diferenciador. Nadie más tiene la parte de seguridad con la que nosotros también contamos, pues se requiere resguardar esos datos. Pero además de ello, estamos haciendo sociedad con clientes que no son los tradicionales. Lo más difícil es la transformación. Tú tienes un pan de hoy, pero tienes que prepararte para el pan de mañana. Estamos hablando de un proceso de entre cinco y 10 años.

- Intel quiere que se sepa que es un jugador importante en el tema del Internet de las cosas. ¿Cómo lo lograra si su negocio estará detrás de los reflectores, ocupándose de cómo se transmite y se gestiona la información y no en los aparatos que se usaran?

Queremos que el usuario sepa que estamos detrás de todos los aparatos que se están usando y se usaran en el futuro. El CEO de la empresa, Brian Krzanich, dijo en la presentación “ahora no hablaremos de productos, sino de experiencias… y esas experiencias serán mejores si se sabe que Intel está por detrás de todo”.

- ¿Qué es lo que debe esperar el usuario entonces?

Nosotros hemos hecho un plan de aquí al 2020 en donde, si vemos que el mercado cambia como lo tenemos previsto, se empezaran a cambiar las proporciones actuales del negocio. Es decir, que incluso el negocio de Internet de las cosas signifique hasta un 50% para nosotros. Todo depende de lo que suceda en cuanto a la adopción de los nuevos dispositivos para recolectar información en tiempo real. Ya hay productos y están siendo entregados, pero tenemos que ver que tan rápido se adoptaran. Y aunque hay muchos productos orientados hacia los usuarios finales, creemos que puede crecer más el mercado entre empresas.