Redacción EC

El Super Bowl XLIX no solo fue grande en cuanto los espectadores en todo el mundo, sino también en la cantidad de datos que fueron generados por los asistentes al estadio de la Universidad de Phoenix Arizona.

De acuerdo a la empresa Extreme Networks –proveedora del servicio de en el estadio-, los más de 70.000 asistentes a este espectáculo deportivo transmitieron 6,23 terabytes de información.

Los resultados muestran que el 25% de los aficionados dentro del estadio conectó un dispositivo móvil a la red durante el juego (el año pasado solo fue el 16%). Asimismo, el primer cuarto y el medio tiempo representaron los mejores momentos en donde los usuarios demandaron un ancho de banda de alto rendimiento enviada a sus dispositivos móviles.

En términos de uso de red social, Facebook fue la más visitada por el mayor número de aficionados, seguido por Twitter, Instagram y Snapchat.

La información de la red dentro del estadio fue recogida y analizada a detalle por Extreme Networks. Gracias a su solución Purview pudieron analizar en tiempo real la conectividad, para proveer de manera continua el servicio de Wi Fi de alto rendimiento.