La figura del felino mide 37 metros de largo. (Cortesía Johny Isla - Ministerio de Cultura)
La figura del felino mide 37 metros de largo. (Cortesía Johny Isla - Ministerio de Cultura)
Yerson Collave García

Periodista de Ciencia y Tecnología

yersoncollave@gmail.com

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Hace más de 2.000 años, cuando los paracas dominaban la costa sur central del Perú, un grupo de personas dibujó en la ladera de una colina la imagen de un felino. Ahora, dos milenios después, un equipo de arqueólogos peruanos dio a conocer su hallazgo.

Sus orejas y cuerpo hacen recordar a un pequeño gato doméstico, aunque los investigadores prefieren referirse a la figura con la denominación genérica de felino. Luego de los trabajos de limpieza y conservación, el geoglifo [figuras dibujadas sobre superficies poco compactas] podrá ser visitado en los circuitos turísticos y ya es visible incluso desde la carretera Panamericana Sur (km 426.4).

Su descubrimiento se convirtió en una noticia mundial en momentos en que las actividades en los centros arqueológicos del mundo se van reanudando tras la paralización que sufrieron por la pandemia.

Las líneas del trazo de la figura varían entre 30 y 40 cm. (Cortesía Johny Isla - Ministerio de Cultura)
Las líneas del trazo de la figura varían entre 30 y 40 cm. (Cortesía Johny Isla - Ministerio de Cultura)

“Este hallazgo ha sido fortuito y felizmente el ojo de los trabajadores que realizaban labores de restauración, que trabajan con geoglifos durante años, ha sido fundamental en el descubrimiento”, nos dice el arqueólogo Jhonny Isla, responsable del sistema de gestión del Parque Arqueológico Nasca-Palpa.

MIRA: Felino descubierto en Nasca: 5 claves para entender este importante hallazgo

¿Cómo se hizo el descubrimiento?

El hallazgo de este llamativo geoglifo se dio cuando se realizaban labores de limpieza, remodelación y conservación del Mirador Natural, una colina rocosa que se localiza en la Pampa de Nasca, a la altura del km 426.4 de la carretera Panamericana Sur.

El camino de acceso al lugar transitaba sobre líneas arqueológicas, por lo cual se decidió cambiar el acceso a la colina, a donde normalmente acuden los turistas para observar numerosos geoglifos.

“Iniciamos los trabajos en el mes de noviembre [del 2019]. Durante la habilitación del nuevo acceso, el personal que trabaja con nosotros se percató de que en esta ladera había trazos que no eran naturales, sino que parecían hechos por la mano del hombre. Entonces, inmediatamente, hicimos un registro fotográfico con el uso de drones en el lugar y después se procesaron las imágenes. Cuando estuvimos en el terreno vimos una figura, aparentemente un felino. Con las fotografías todo fue más claro”, relata Isla.

Desde entonces se dieron a la tarea de limpiar los trazos, es decir, retirar manualmente las piedras que habían caído de la ladera y delinear los surcos que limitan la figura. Tras ello, pudieron apreciar claramente el geoglifo de un felino.

La experiencia de los trabajadores fue fundamental en el descubrimiento. (Cortesía Johny Isla - Ministerio de Cultura)
La experiencia de los trabajadores fue fundamental en el descubrimiento. (Cortesía Johny Isla - Ministerio de Cultura)

Los investigadores estudiaron las características del trazo y su ubicación para determinar a qué época pertenecía. El análisis arqueológico determinó que correspondía a una representación de felino presente en la cerámica y en los textiles de la época Paracas Tardío, pues tenía el cuerpo representado de perfil y la cara de frente. Mide 37 metros de largo y tiene una antigüedad de 100 a 200 años antes de nuestra era.

“Se trata de un geoglifo anterior a las [figuras] más conocidas en la pampa de Nasca, como el ‘colibrí’ o el ‘mono’. Sus trazos y rasgos son diferentes. Normalmente los geofglifos de la época Paracas están representados en laderas de colinas y cerros”, detalla Isla.

No es la única representación de un felino en la zona; hay dos figuras de similares características pero de menores dimensiones, por lo que son poco conocidas. Fueron hechas con la misma técnica y también están en laderas.

MIRA: ¿Cómo los paleontólogos descubren los secretos que esconden los fósiles?

“Hay muchas figuras por descubrir”

Una de las preguntas más recurrentes sobre el descubrimiento de este geoglifo es por qué permaneció tanto tiempo sin ser identificada. El arqueólogo Jhonny Isla explica que no es poco común que esto suceda, pues las investigaciones y trabajos de conservación muestran cosas que antes no se apreciaban. Mientras más investigación se realice, más se descubrirá, afirma.

“Yo mismo he pasado por la zona durante tres décadas y no me he percatado de la figura […] Esta figura era poco visible a los ojos de cualquier persona, incluso nosotros. Pero el trabajo constante en la zona nos permite estar atentos a cualquier señal. Sabemos que debemos mirar las laderas con mucho más cuidado porque hay muchas figuras por descubrir”, señala el investigador.

El descubrimiento se dio durante las labores de conservación en el Mirador Natural. (Cortesía Johny Isla - Ministerio de Cultura.)
El descubrimiento se dio durante las labores de conservación en el Mirador Natural. (Cortesía Johny Isla - Ministerio de Cultura.)

Isla destaca que la experiencia de los arqueólogos y otros trabajadores es fundamental en estos descubrimientos. Además, ahora se cuenta con mejor tecnología que permite observar la Pampa de Nasca desde el aire y sin necesidad de grandes inversiones

“Cuando me preguntan si hay nuevas figuras por descubrir, yo les digo 100% que sí. ¿Por qué? En principio, porque la investigación arqueológica está avanzando. Ahora hay nueva tecnología, con los drones se pueden tomar imágenes a una buena altitud, son de mayor precisión, etc. Están ayudando muchísimo. En el año 2000 aquí solo se contaba con imágenes tomadas en rollos y con avionetas, y desde esa altura no se logra distinguir geoglifos que pueden estar cubiertos”, detalla.

En noviembre de 2019, un equipo de investigadores de la Universidad de Yamagata dio a conocer 143 nuevos geoglifos, incluidas representaciones de humanos, serpientes y aves, que fueron descubiertos en la Pampa de Nasca gracias al uso de drones, tecnología 3D de alta resolución e inteligencia artificial.

Uno de los geoglifos descubiertos por los investigadores japoneses. (Foto: Universidad de Yamagata)
Uno de los geoglifos descubiertos por los investigadores japoneses. (Foto: Universidad de Yamagata)

“Esperamos que este descubrimiento ayude a recuperar el flujo de visitantes a la Pampa de Nasca”, finaliza el investigador.

VIDEO RELACIONADO

Ica: descubren nuevo geoglifo en la pampa de Nasca

TE PUEDE INTERESAR:

Síguenos en Twitter: