Fragmento del meteorito lunar Oued Awlitis 001. (Imagen: NHM VIENA/LUDOVIC FERRIERE)
Fragmento del meteorito lunar Oued Awlitis 001. (Imagen: NHM VIENA/LUDOVIC FERRIERE)
Agencia Europa Press

Agencia de noticias

Un nuevo mineral de alta presión ha sido identificado en el lunar Oued Awlitis 001, encontrado en 2014 en el Sahara Occidental.

MIRA: Un meteorito revela que pudo haber agua en Marte hace 4.400 millones de años

El nuevo mineral, denominado Donwilhelmsita, es el primer mineral de alta presión encontrado en meteoritos con aplicación para sedimentos terrestres subdúcidos. Está compuesto principalmente por átomos de calcio, aluminio, silicio y oxígeno. Donwilhelmsita se descubrió dentro de las zonas de fusión por choque del meteorito.

Oued Awlitis 001 tiene una composición similar a las rocas que comprenden los continentes de la Tierra. Los sedimentos erosionados de estos continentes son transportados por el viento y los ríos a los océanos y subducidos hacia el manto de la Tierra como parte de la densa corteza oceánica. Mientras son arrastrados más profundamente en el manto terrestre, la presión y la temperatura aumentan, y los minerales se transforman en fases minerales más densas.

Oued Awlitis 001 tiene una composición similar a las rocas que comprenden los continentes de la Tierra. (Imagen: NHM VIENA/LUDOVIC FERRIERE)
Oued Awlitis 001 tiene una composición similar a las rocas que comprenden los continentes de la Tierra. (Imagen: NHM VIENA/LUDOVIC FERRIERE)

El mineral Donwilhelmsita recién descubierto se forma a una profundidad de 460 a 700 kilómetros. En el ciclo de las rocas terrestres, la Donwilhelmsita es, por tanto, un agente importante para el transporte de sedimentos de la corteza a través de la zona de transición que separa el manto superior e inferior de la Tierra.

MIRA: La historia y los retos de la peruana considerada una de las astrónomas jóvenes más prometedoras del mundo [Contenido exclusivo para suscriptores]

La investigación, publicada en American Mineralogist, fue liderada por el GFZ Helmholtz-Zentrum Postdam, .

Además de los aproximadamente 382 kilogramos de rocas y suelos recolectados por las misiones Apolo y Luna, los meteoritos lunares permiten información valiosa sobre la formación de la Luna. Son expulsados por impactos sobre la superficie lunar y posteriormente enviados a la Tierra.

Algunos de estos meteoritos experimentaron temperaturas y presiones particularmente altas. Las condiciones físicas extremas a menudo condujeron al derretimiento por impacto de áreas microscópicas dentro de estos meteoritos. Estas áreas afectadas son de gran relevancia ya que reflejan regímenes de presión y temperatura similares a los que prevalecen en el manto de la Tierra. Por lo tanto, las áreas microscópicas de derretimiento por choque son crisoles naturales que albergan minerales que de otra manera serían naturalmente inaccesibles en la superficie de la Tierra.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

VIDEO RECOMENDADO

El Nobel de Física premia a tres expertos de los "agujeros negros"

TE PUEDE INTERESAR

Síguenos en Twitter...