Seguir las instrucciones de falsos nutricionistas puede comprometer la salud. (Ilustración: Giovanni Tazza)
Seguir las instrucciones de falsos nutricionistas puede comprometer la salud. (Ilustración: Giovanni Tazza)
Diego Suárez Bosleman

Periodista de Ciencia y Tecnología

diego.suarez@comercio.com.pe

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

“Han sido varias las personas que me han escrito durante la cuarentena preguntándome si recomiendo que se inyecten vitamina C”, cuenta a El Comercio la nutricionista Maca Bustamante. Es cierto, no es raro que la gente muestre interés en este suplemento, por estar asociado al sistema inmunológico; sin embargo, debido a la pandemia su promoción se ha incrementado sustancialmente en redes sociales, donde algunos afirman –sin pruebas científicas– que previene el COVID-19. Y no es el único caso.

Debido a esto, el Colegio de Nutricionistas del Perú (CNP) se ha visto obligado a advertir a la población que son más los individuos sin un título universitario en que ofrecen –especialmente por Facebook– consultas, tratamientos y productos nutricionales, incluso a pacientes con COVID-19.

—Requerimientos—

“Hemos identificado un sinnúmero de personas que no cuentan con la competencia necesaria, como es el caso de los ‘coaches’ nutricionales o los ‘influencers’, para fungir como nutricionistas y otorgar planes de . Esto vulnera el bienestar y la salud de la gente”, dijo a este Diario Antonio Castillo, decano del CNP.

De acuerdo con la Ley 30188, solo pueden ejercer la profesión de nutricionistas aquellos que poseen un título de licenciatura en este campo –si es del extranjero, debe ser revalidado–, están inscritos en el CNP y debidamente habilitados por esta institución.

“Tenemos una app llamada , donde uno puede verificar si se trata realmente de un profesional colegiado”, recalca Castillo.

—Señales de alerta—

Para identificar a estos seudonutricionistas, uno debe estar atento a ciertos signos de alarma. Uno de ellos es que dan dietas plantillas; es decir, el mismo esquema de dieta para todas las personas. No toman en consideración el estilo de vida del paciente, sus enfermedades o los requerimientos nutricionales.

“Un formato de dieta plantilla que utilizan estos falsos nutricionistas es: desayuno, almuerzo cena y dos medias tardes. Y debes consumir un huevo, una tostada, una taza de papaya, gelatina, pollo a la plancha con ensalada, una fruta y una crema de verduras. Así, los siete días de la semana”, sostiene Bustamante.

Otra señal de alerta son las prohibiciones; por ejemplo, una dieta muy restrictiva que te prohíbe comer cualquier tipo de carbohidratos u otros alimentos. Según la especialista, hay que tener cuidado también con los enfoques nutricionales centrados únicamente en el peso, en las calorías.

Siguiendo esa línea, Edinson Sánchez, nutricionista y representante del Colegio de Nutricionistas de Lima, comenta que estos seudoprofesionales prometen resultados que suenan muy ficticios y ofrecen productos que por sí solos –dicen– previenen y curan enfermedades.

“Algunos falsos nutricionistas te dicen que puedes bajar 10 kilos en una semana o 15 kilos en dos semanas mediante un producto específico o una dieta. Una baja de peso saludable al mes –sin el efecto rebote y sin comprometer la salud– es de dos o tres kilos, más o menos”, indica Sánchez.

“No existe ninguna dieta, ningún suplemento, ningún alimento milagroso que por sí solo prevenga o cure el COVID-19. No hay nada comprobado. Lo único que se sabe es que si tienes una alimentación saludable, vas a poder tener de alguna u otra manera mejores defensas”, agrega.

Los tres especialistas piden a la población darse el tiempo de evaluar e investigar adecuadamente toda decisión que se tome en torno a la salud, a la nutrición.

VIDEO RELACIONADO

La trampa de la comida chatarra

TE PUEDE INTERESAR