Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en Ciencias

Operan a un feto fuera del vientre de su madre y lo vuelven a colocar en el interior

Médicos ingleses y belgas realizaron un tipo de operación poco usual para tratar la espina bífida, una afección que puede dejar a quien la padece con dificultades para caminar e incluso parálisis

Embarazo

El bebé de Bethan Simpons tenía solo 24 semanas cuando fue sometido a la operación

Un feto de 24 semanas fue sacado del vientre de su madre para que se le realice una intervención quirúrgica y posteriormente fue recolocado en el interior gracias a una operación fetal. Este tipo de intervención es poco usual; con esta, solo se han practicado cuatro en reino Unido, mientras que la primera en el mundo tuvo lugar en Bélgica.

Al bebé de Bethan Simpons, de 26 años, le detectaron en una prueba rutinaria espina bífida, una afección que puede dejar a las personas que la padecen con dificultades para caminar e incluso parálisis.

Antidepresivos | ¿Son seguros durante el embarazo?

La música clásica puede prevenir los partos prematuros


Bethan y su esposo Kieron decidieron no interrumpir el embarazo, sobre todo después de ser informados de que existía una operación para mejorar la calidad de vida de su hijo.

¿En qué consiste este mal?

Como se explica en el portal de la clínica Mayo, la espina bífida es un defecto congénito que se produce cuando la columna vertebral y la médula espinal no se forman correctamente.

El tubo neural, que con el tiempo se convierte en el cerebro y médula espinal del bebé, inicia su formación al comienzo del embrazo y se cierra aproximadamente a las cuatro semanas después de la concepción. Sin embargo, en los bebés con esta afección, el tubo neural no cierra correctamente.

En los casos más graves, los bebés tienen un canal raquídeo que permanece abierto, lo que permite que la médula salga y forme un saco en la espalda. Y aunque los médicos pueden operar para intentar cerrar la columna, en la mayoría de los casos el sistema nervioso, para entonces, ya ha sido dañado.

Para suerte de Bethan, la pronta intervención de los cirujanos del University College London y del Great Ormond Street Hospital, junto con médicos belgas, logró reparar la médula espinal de su bebé antes de que diera a luz y ahora se espera que él nazca sano en abril.

Con información de ABC, de España, y The Independent

Síguenos en Twitter...


Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada