Evaluamos la miniPC Brix BXi7H-5500 de Gigabyte
Evaluamos la miniPC Brix BXi7H-5500 de Gigabyte

 

ha traído a nuestro país, con la línea Brix, una tendencia que cada vez es más común en el mundo: pequeños CPU con gran desempeño y con mucha facilidad para llevarlos de un lado a otro.

Probé la nueva minicomputadora Brix BXi7H-5500, especial para ‘gamers’. La experiencia fue muy buena —como me sucedió con un anterior modelo—, pero con el adicional de contar con un procesador de quinta generación de Intel, el cual brinda un mejor desempeño.

DISEÑO

Es simple y elegante. Tiene acabado plástico de negro brillante. Solo tiene un par de entradas USB y la de auriculares en la parte delantera y el botón de encendido arriba.

El resto de conexiones están detrás del equipo (HDMI, Ethernet, la entrada de poder, etc.). Sus dimensiones (46,8 mm x 107,6 mm x 114,4 mm) lo hacen muy portátil.

DESEMPEÑO

El concepto de este tipo de máquinas me encanta: tener una CPU muy pequeña, con gran desempeño, que se puede mover de cualquier lugar, sin problemas.

Esta vez la Brix BXi7H-5500 es una computadora pensada para ‘gamers’, con un poderoso procesador Core i7 de Intel de quinta generación.

Sin embargo, ese poder de procesamiento también se puede usar en otras labores más exigentes como programas de diseño, editores de video y fotos en alta definición, etc.

La gestión de la parte gráfica es sobresaliente. Como punto a favor encuentro la posibilidad de poderlo conectar a prácticamente cualquier pantalla (vía HDMI). Y si no cuenta con teclado y mouse a la mano, hay aplicaciones para que esas funciones se cumplan desde el smartphone.

Usa las tecnologías de conexión inalámbricas Wi Fi y NFC (con dispositivos Android puede intercambiar información en un toque). Quizás uno de sus principales puntos en contra es que hace más ruido del que podíamos esperar.

CONCLUSIÓN

Con el arribo de la línea Mini PC Brix BXi7H-5500, quiere convencer al usuario de que no siempre es necesario un aparato demasiado grande para contar con el mejor desempeño.