Evaluamos la phablet Mate 8 de Huawei
Evaluamos la phablet Mate 8 de Huawei

Mientras esperamos el lanzamiento del nuevo P9 que está previsto para la primera semana de abril, ya le ha puesto “picante” a la competencia por los dispositivos móviles. En enero de este año, durante la última Feria de Electrónica de Consumo (CES) de Las Vegas, presentó la Mate 8, su nueva phablet.

Durante las últimas semanas pude probar este dispositivo móvil que por sus dimensiones –pantalla de 6”- entra en la difícil categoría de las ‘phablet’. ¿Cuál fue el veredicto? Se trata de un equipo muy bueno, que demuestra lo en serio que se está tomando este tema , pero que aún tiene un techo por alcanzar.

DISEÑO

Aquí es donde el Mate 8 empieza a ganar puntos. Pero no es solo por la envergadura del equipo, sino por lo que proyecta. A primera vista tiene pinta de equipo Premium: sobrio y minimalista en sus líneas, con uso de aluminio como material principal.

Cuando uno lo toma con la mano, esa sospecha se confirma. Se siente fuerte, sin llegar a ser demasiado pesado, y pese a sus dimensiones (157,1 mm x 80,6 mm x 7,9 mm) no es complicado tomarlo con una mano –aunque utilizarlo con una sola mano ya es otro cantar-.

La gran pantalla de 6 pulgadas (Full HD IPS) resalta al abarcar casi la totalidad del frente del equipo. Si miras con cuidado te darás cuenta que tiene un pequeño borde negro, sin embargo esto no le juega en contra. Mantiene en la parte superior e inferior unos milímetros de borde donde van el auricular, la cámara frontal y su flash; y abajo el logo de la empresa.

DESEMPEÑO

El procesador es el corazón del dispositivo y lo sabe, por lo que se encarga de fabricarlos. De esa manera puede controlar completamente lo que el Mate 8 debe o no hacer.

El procesador Kirin 950 (que corre a 2,3 Ghz) le ofrece una gran estabilidad a esta phablet y optimiza el rendimiento de su batería de 4.000 mAh. Muchos se quejaron al saber que el Mate 8 traía una batería con capacidad inferior a la del Mate 7 (4.200 mAh), sin embargo por una combinación en el trabajo del procesador con el sistema operativo de Android 6 (Marshmallow)  la autonomía supera largamente el día y medio. Cuenta con 3GB de RAM y 32 GB de almacenamiento, expandible vía microSD.

En los aparatados de las cámaras y el audio encontré los puntos más bajos del Mate 8. Ojo que con esto no quiero decir que sean malos, sino que son aspectos en los que esperaba un poco más para un equipo que se perfila como Premium, pero que se presentan como metas a alcanzar en los siguientes modelos que presenten.

La cámara trasera es de 13 megapíxeles, con apertura focal de 2.0, estabilizador de imágenes, Flash LED dual (tono dual), detección de rostros y sonrisas, función panorama, etc. La cámara frontal es de 8 megapíxeles, con apertura focal de 2,4. Capta buenas tomas en condiciones favorables de luz, pero pese a la buena apertura focal se siente su esfuerzo con poca luz. Como señalo, me parece que son eficientes y que alcanzan el desempeño de otras marcas, pero no llegan a ser descollantes.

No obstante, la app nativa de la cámara trae algunas funciones muy interesantes. Una de ellas es la que permite tomar fotos a documentos (que pueden ser impresos o una proyección de una presentación de Power Point). Lo interesante es que en esa función, la cámara detecta el área que se quiere capturar y sin importar la distancia a la que te encuentres o la posición, acomoda y acerca la foto para que puedas leer claramente el texto. Es muy útil.

Y para los amantes de los selfies, no trae doble cámara pero sí la posibilidad de hacer un selfie panorámico. Es decir, tomar la foto del centro y de sus costados, para que el Mate 8 se encargue de procesar e integrar las tres imágenes y convertirlas en una sola. Concepto interesante, pero requiere mucha práctica para tener buenos resultados. Repito una vez más: la de la cámara es una función buena, pero nada más.

En el caso del audio, hay algo que me llamó mucho la atención. En la parte inferior los parlantes. Sin embargo, cuando se reproduce el sonido –con un nivel muy bueno- este solo sale por el altavoz derecho. El izquierdo no funciona. O quizás no haya y la rejilla inferior solo es un adorno.

Otra de las funciones en las que pone mucho énfasis Huawei es en la posibilidad de usar los nudillos para desbloquear el equipo, para acceder de manera directa a ciertas funciones y más. Es interesante, pero no creo que sea realmente relevante más allá de demostrar la posibilidad técnica de la empresa china para el reconocimiento táctil.

Pero he dejado para el final una de las cosas en la que creo que Huawei sí está tomando verdadera ventaja: el sistema para reconocer huellas digitales. Toma de otro fabricante la idea de pasar el botón principal a la parte central de la carcasa trasera, aprovechando la posición natural de la mano para el desbloqueo. Es decir, en lugar de usar el pulgar (como suele suceder cuando el lector de huellas está adelante), el usuario del Mate 8 puede usar su dedo índice o medio. Pero la novedad viene aquí: solo basta con colocar el dedo con la huella registrada sobre  el lector para que la phablet automáticamente se desbloquee. En otros aparatos, es necesario ejercer siquiera un poco de presión en el botón para que se proceda con el reconocimiento. En el Mate 8 de Huawei esto funciona a la perfección, haciendo que el proceso de despertar y desbloquear el dispositivo sea casi inmediato.

PRECIO

La phablet Mate 8 se comercializa con la operadora Claro en diversos planes, desde S/999.

CONCLUSIÓN

Si hay algo claro es que, como ya mencioné, Huawei se ha tomado en serio el reto de convertirse en el número uno de la industria y está haciendo todos los correctivos posibles para serlo.

El Mate 8 es una demostración de su gran avance a nivel tecnológico, tanto en hardware como en software. Sin embargo, quedan algunos puntos por mejorar, que estoy seguro serán subsanados y mejorados en los siguientes modelos que la empresa presente.