Hacia finales de los 90s, y lideraban los chats musicales y eran considerados las estrellas musicales del momento junto a Christina Aguilera, Backstreet Boys, y otros ídolos juveniles de aquel entonces. Detrás de la ‘Princesa del Pop’ y de la boy band, sin embargo, un joven que no llegaba a los 20 años de edad, no hacía más que crear pasos de baile y coreografías memorables que impulsaron la carrera de la intérprete de “Stronger” y la banda liderada por Justin Timberlake. Su nombre: .

Fue precisamente Robson el responsable de la inolvidable presentación que la cantante ofreció aquel 6 de septiembre de 2001 en los MTV Video Music Awards, en la que luciendo un diminuto bikini salía de una jaula para interpretar y bailar “I’m a slave 4 Ucon un pitón albino en los brazos. Gracias a esta presentación, Britney Spears no hizo más que confirmar su status como megaestrella pop.

De esta época, podemos resaltar también la vez que el talentoso bailarín reemplazó a Joey Fatone durante la grabación del video de “Pop”, uno de los grandes éxitos de NSYNC en 2001. El integrante de la banda se había lesionado el pie y no podía bailar por lo que Robson, quien era el creador de los pasos de baile, era el indicado para remplazarlo.

Así, haciendo un buen juego de edición, el video quedaría terminado con las imágenes abiertas de Robson bailando y los primeros planos de Fatone mirando a la cámara.


Wade Robson además coreografió las giras I’m a Slave 4 U de Britney Spears y PopOdyssey Tour de NSYNC del 2001. Ese mismo año, el joven de 21 años de edad compuso “What It’s Like to Be Me” para Britney Spears y junto con Justin Timberlake “Gone”, para el disco Celebrity, el ultimo de la banda.

Pero el trabajo de Robson no solo alcanzaría a Britney y NSYNC. En 2003, el talentoso bailarín crearía The Wade Robson Project de MTV , una competencia que buscaba bailarines de hip-hop . En 2007 diseñó el juego de baile de la gira American Idols LIVE! y en 2011 coreografió la película animada Happy Feet Two.


SU SECRETO CON MICHAEL JACKSON

En paralelo a su éxito profesional, Robson escondía un secreto que guardaba desde que era un niño. El protagonista de este era nada menos que Michael Jackson, su viejo amigo y mentor en su carrera como bailarín.

El vínculo entre Robson y Jackson comenzó en 1987. Wade Robson era un niño australiano prodigioso del baile y un gran admirador del 'Rey del Pop’. Con solo 5 años, vestido como una versión en miniatura del cantante, ganó un concurso de imitación y fue premiado con unas entradas para ver a su ídolo.

Tras conocerlo personalmente, nace en ellos un vínculo que comenzaría por incluir a Robson en los shows del cantante. Luego llegaría el acercamiento con la familia del bailarín, y posteriormente la relación inseparable de ambos.

Wade Robson conoce a Michael Jackson luego de ganar un concurso de baile. (Foto: Fotograma de Leaving Neverland)
Wade Robson conoce a Michael Jackson luego de ganar un concurso de baile. (Foto: Fotograma de Leaving Neverland)

Tras su relación aparentemente idílica con Jackson, en 2013 Robson sorprende a la opinión pública al revelar por primera vez que el cantante había sido abusado sexualmente de él, desde los 7 hasta los 14 años de edad. La denuncia del bailarín llegaba ocho años después de haber negado por segunda vez ser víctima sexual del intérprete de “Thriller”.

La primera fue en 1993, cuando Robson con 11 años de edad, defendió a “su amigo” en medio del gran escándalo mediático desatado por las denuncias impuestas por otro niño en contra del intérprete de “Thriller”.

“Dije lo que entendí y dije lo que pude decir”, dijo Robson. "Desde los siete años de edad, desde el primer día del abuso, Michael me dijo que nos amamos y que esto era amor, era una expresión de nuestro amor. Y luego, él seguía con 'Si alguna vez le cuentas a alguien lo que estamos haciendo, nuestras vidas y nuestras carreras habrán terminado. Cuando tenía 11 años, cuando se estaba llevando a cabo el primer juicio, la investigación criminal de 1993, él me llamaba todos los días y me decía el mismo tipo de cosas ... que si alguien alguna vez pensara que hicimos algo de estas cosas sexuales los dos iríamos a la cárcel por el resto de nuestras vidas ".

Robson dijo que sus declaraciones anteriores respondían a la “manipulación completa y lavado de cerebro de Jackson” y que el motivo que lo empujó a contar su verdad fue el nacimiento de su hijo y las crisis nerviosas que comenzó a experimentar tras la muerte del cantante en 2009.

“Entiendo lo confuso que es entender, lo difícil que es entender. Lo entiendo”, dijo. “Pero todo lo que se necesita es un poco de educación sobre el abuso sexual infantil y darse cuenta de cómo, desafortunadamente, es típico en mi el mundo en que me muevo”, reveló el bailarín para responder a quienes lo criticaban por haber esperado tanto tiempo para presentar su denuncia y a los que señalaban que el único interés detrás de estas denuncias era el dinero del cantante.

Las acusaciones de Robson fueron desestimadas en 2015 por un juez de Los Ángeles pues, según este, la denuncia fue interpuesta pasados los doce meses de la muerte de Jackson.


LEAVING NEVERLAND

En enero de 2019, un documental producido por HBO llamado: “Leaving Neverland” (“Abandonando Neverland”) volvía a sacar a la luz las denuncias de abuso sexual en contra de Michael Jackson.

Como se recuerda, en 2005, Jackson fue hallado no culpable de abusar sexualmente de un menor de 13 años. Más de diez años antes, en 1993, había sido investigado por el mismo delito y el caso se resolvió con un acuerdo fuera de tribunales.

Dirigido y producido por el cineasta británico Dan Reed, “Leaving Neverland” se centra en la historia que vivieron Wade Robson y James Safechuck, junto al 'Rey del Pop’ cuando fueron niños hacia finales de los 80s y principios de los 90s.

En el mencionado documental, las denuncias que ya había hecho públicas Robson vuelven a ser contadas por el bailarín con un alto nivel de detalle. Asimismo, se cuenta con el testimonio de las familias de Robson y Safechuck, quienes relatan por separado, el camino que los llevó a ser parte del entorno de la estrella musical.

Wade Robson junto a su padre, madre, hermana y Michael Jackson.
Wade Robson junto a su padre, madre, hermana y Michael Jackson.

Ambos describen cómo los atrajo el cantante: los invitó a involucrarse en su vida de ensueño, se ganó la confianza de sus familias y los manipuló para que mantuvieran su relación sexual en secreto.

“Él (Jackson) me decía que era amor. Me decía que me amaba y que Dios nos quería juntos. Para mí, Michael era Dios”, contó Robson en la entrevista de una hora que le hizo a él y Safechucky, Oprah Winfrey en marzo de 2019, ante un público compuesto en su mayoría por víctimas de abuso sexual.

Cuando le preguntaron sobre sus motivos y su silencio hasta el momento, Robson explicó: “Si hubiera cuestionado a Michael y mi historia con él, habría tenido que cuestionar toda mi vida”.

Por su parte, Safechuck contó cómo la estrella del pop “lloraba por ti o lloraba porque se sentía tan solo”. “Querías estar ahí para él”, afirmó.

LA RESPUESTA DE LA FAMILIA Y LOS FANS DE JACKSON

La familia de Jackson declaró que no hay “ni una sola evidencia” que pruebe las denuncias hechas en el filme Leaving Neverland y demandó a HBO por US$100 millones.

Por su parte, la entidad que administra el legado del músico respondió que "la película toma como ciertas denuncias no corroboradas. Todo lo que se narra allí supuestamente sucedió hace 20 años y el documental lo trata como un hecho".

"Ambos declararon bajo juramento que estos eventos nunca ocurrieron. Además, no han proporcionado una sola evidencia de sus acusaciones, lo que significa que toda la película depende únicamente de la palabra de ellos dos".

Y añadió que debido a que el director decidió no entrevistar a nadie más que a los dos hombres y sus familias, “descuidó la verificación de los hechos con el fin de elaborar una narrativa tan descaradamente unilateral que los espectadores nunca pueden obtener un retrato equilibrado de lo que pasó”.

LAS PALABRAS EL DIRECTOR DEL DOCUMENTAL

En entrevista con el diario El País de España, Dan Reed aclaró él y su equipo se encargaron de investigar al detalle los testimonios de Robson y Safechuck y que el resultado fue impactante.

“Nosotros fuimos los primeros que intentamos desmontar las historias de Wade y James, pero resultaron ser indestructibles. No me queda duda de que dicen la verdad. Luego, mi equipo y yo comprobamos cada dato minuciosamente. Todo encajaba. Y al final, algo que me salva es que el documental no va de Jackson, sino de las familias a las que sedujo”, sostuvo.

En otro momento de la charla, el director deja ver la incomprensión que siente sobre la forma en que los fans del cantante, aún después de las denuncias en su contra, continúan endiosándolo. Asimismo, criticó la pasividad con la que actuaron los padres de los niños.

“En el caso de Michael Jackson hay una cosa a la que no entiendo que no se le dé más importancia: nadie niega que durmiese con niños, probablemente una docena de ellos. Y sin embargo nadie hizo nada. Él era sexualmente activo. Su música no es asexual. Y sin embargo, el hecho de que durmiese cada noche de su vida adulta con menores, a puerta cerrada y con la alarma activada para que nadie entrase, se aceptó como algo normal. Es como para cuestionarse la cordura de la gente que le rodeaba... Creen que representa (Michael) una pureza infantil, que es un ser angelical, que no era del todo de este mundo. Él mismo se encargó de mentalizarles meticulosamente para que aceptaran a un adulto que duerme con niños", sostuvo.

Dan Reed (en el centro) con Wade Robson y James Safechuck, que denuncian en el documental los abusos de Jackson. / AP / TAYLOR JEWELL
Dan Reed (en el centro) con Wade Robson y James Safechuck, que denuncian en el documental los abusos de Jackson. / AP / TAYLOR JEWELL

¿SE REABRE EL CASO?

En enero de este año, un tribunal de apelaciones de California (EE.UU.), revivió el caso de abusos sexuales contra Michael Jackson citando una nueva legislación del estado norteamericano.

El Segundo Distrito de la Corte de Apelaciones de California, con sede en Los Ángeles (EE.UU.), recordó, en primer lugar, que lo que tenía que determinar no tiene nada que ver con la veracidad o no de las acusaciones de Robson y Safechuck sino con su derecho a poder presentar una demanda por los presuntos abusos.

En aquel momento (2013 y 2014), años en que ambos denuncian al músico, la ley californiana establecía que las acusaciones por agresión sexual a menores debían presentarse antes de que el demandante cumpliera 26 años. Dado que Robson y Safechuck habían superado esa edad, los tribunales del estado desestimaron las denuncias.

Sin embargo, el 1 de enero de 2020 entró en vigor en California esta nueva ley que amplía hasta los 40 años de edad el límite para poder demandar por casos de abusos a menores.

Vince Finaldi, abogado de las presuntas víctimas, mostró su satisfacción en un comunicado remitido a medios locales. “Estamos deseando continuar el pleito de estos casos mientras nos preparamos para presentarles en un juicio con jurado”, comentó.

Por su parte, Howard Weitzman, abogado de la familia Jackson, subrayó en una nota de prensa que esta decisión judicial no afecta a los herederos del cantante sino solo a dos de sus empresas.

ROBSON Y SAFECHUCK EN LA ACTUALIDAD

En “Leaving Neverland” Safechuck y Robson reconocieron que lo vivido con Michael Jackson se vio reflejado en profundas etapas de depresión y colapsos nerviosos. “No sabía si era gay o no”, recuerda Robson, en el documental. “En el plano sexual, me sentía atraído por las mujeres, y mucho. Pero siempre terminaba por hacerme la misma pregunta. ¿Hice lo posible por demostrarme a mí mismo que era heterosexual?”, agrega.

Safechuck reveló por su parte, que fueron las drogas el desfogue que encontró para tratar de escapar del dolor que sentía. “Creo que una parte de mí se murió. Te sientes muerto por dentro, te vuelves insensible, no aprendes a manejarte con las situaciones, buenas o malas. En lugar de detestar a Michael, me detestaba a mí mismo”.

Al igual que Robson, Safechuck reveló que el convertirse en padre lo motivó para hacer público lo vivido con el intérprete de “Bad”, "Michael se las arreglaba para hacerte sentir culpable, para que te dijeras que todo había sido idea tuya, que el responsable habías sido tú, contó. “Pero cuando has tenido un hijo, miras a tu pequeño y, por primera vez en la vida, te dices que no, que de eso nada. Porque no tiene el menor sentido”.

“En mi caso diría que muchos de los que sufrimos abusos sexuales en la niñez, nos sentimos aislados”, sostuvo Robson quien sobre su relación con Safechuck, dijo: “Me siento comprendido, aceptado, con renovada capacidad para decir la verdad. Lo que espero es que este documental “Leaving Neverland” facilite que otras víctimas de abusos en la niñez se sientan de la misma manera. No podemos cambiar lo que nos sucedió, pero esperamos que el documental ayude a otros a salir de su aislamiento”.

PUEDE INTERESARTE