Gabriela Delgado

En 1998, una serie sobre adolescentes llamada “” lanzaba a la fama a varios de sus protagonistas. Ahí estaban James Van Der Beek, Katie Holmes, Joshua Jackson y , dándole vida a un grupo de chicos que por seis temporadas atraparon la atención de los televidentes con sus historias de amor, desamor, amistad y traición en Capeside, un pequeño pueblo ficticio de Massachusetts.

Sobre este paso por la serie, Williams no guarda los mejores recuerdos. En agosto de 2019, la actriz declaró a la revista “Vulture” que trabajar en “Dawson’s Creek” le resultó frustrante y hasta en cierto punto vergonzoso para su carrera.

“Cuando salí de la televisión, me sentí como una mancha”, reveló Michelle. "Fue difícil borrarlo (el show) y pedir que lo miraran de una manera diferente. Los guiones vienen a ti y no tienes nada que decir. Te sientes como un niño eterno”, agregó la intérprete que este último domingo ganó un Globo de Oro a Mejor actriz de miniserie por su papel de Gwen Verdon en Fosse/Verdon.

DESPUÉS DE “DAWSON´S CREEK

Reacia a volver a la televisión tras el final de “Dawson’s Creek”, Michelle Williams comenzó a buscar papeles en el cine independiente y a toparse, en palabras de la propia actriz, con roles incorrectos y críticas negativas a su trabajo.

Es hasta el 2004 que Williams recibe su primera nominación a los Independent Spirit por su trabajo en la cinta “Tierra de abundancia”, una historia que abordaba los sentimientos de una América después del ataque del 11 de setiembre de 2011.

Pero si hay un antes y después en la carrera de Williams definitivamente es su papel de ‘Alma Del Mar’ en la película Secreto en la Montaña”, de 2005.

Dirigida por Ang Lee, Williams compartió en Secreto en la Montaña” roles con su ex pareja Heath Ledger y Jake Gyllenhaal y fue nominada a todos los premios importantes de ese año: Oscar, Globo de Oro, Bafta, SAG, como Mejor actriz de reparto.

LA MUERTE DE HEATH LEDGER Y SU HIJA MATILDA

De perfil bajo y alejada de los medios, Michelle comenzó a elegir mejor sus papeles en el cine. Sin embargo, un tema personal la golpearía en 2008, en medio de este ascenso profesional: la muerte de Heath Ledger, su ex pareja y el padre de su hija, entonces de tres años de edad.

Convertida en una asediada actriz, producto del morbo producido por la desaparición de Ledger a causa de una sobredosis de medicamentos; Michelle se alejó un tiempo de las cámaras para hacerse cargo de su hija Matilda.

Dos años después, en 2010, películas como “La isla siniestra”, junto a Leornardo Di Caprio y “Blue Valentine”, al lado de Ryan Gosling, encausarían la carrera de la actriz por el lado del éxito. Gracias a su interpretación de Cindy en esta última película, la actriz volvería a estar en el ojo de todo Hollywood, al recibir su segunda nominación al Oscar y al Globo de Oro en 2011.

Un año después, en 2012, Michelle volvería a ser nominada al Oscar y al Globo de Oro de ese año de manera unánime, por su trabajo en “Mi semana con Marilyn”, un filme británico en el que la actriz dio vida a Marylin Monroe. Pero esta vez el premio de la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood (HFPA) sí sería suyo.

El éxito no terminaría aquí para Michelle Williams, que en 2017 recibiría su cuarta nominación al Oscar como Mejor actriz de reparto por “Manchester by the Sea”.

UN PRIMER EMMY Y SU SEGUNDO GLOBO GANADO

En setiembre de 2019, fecha en que la temporada de premios comienza en Hollywood, Michelle Williams gana su primer Emmy como Mejor actriz de miniserie o telefilme por su trabajo en Fosse/Verdon.

Durante su discurso de agradecimiento, Williams abordó un tema polémico en Hollywood. Las diferencias salariales entre hombres y mujeres. Un problema en el que la misma actriz se vio envuelta en 2018 por recibir un pago 1500 veces menor que el de Mark Wahlberg, su coprotagonista en “All The Money in the World”.

"Quiero dar las gracias a FX y a Fox 21 Studios por apoyarme por completo y por optar por una paga igualitaria, porque entendieron que dar valor a una persona la empodera para contactar con su valor inherente. ¿Y dónde ponen este valor? En su trabajo.

Así que la próxima vez que una mujer, especialmente una mujer de color, que cobra 52 céntimos por cada dólar que cobra un actor hombre y blanco, te diga lo que necesita para hacer su trabajo, escúchala, cree en ella. Porque un día puede estar frente a ti y darte las gracias por permitirle triunfar gracias a su lugar de trabajo y no a pesar de él", dijo.

El último domingo, la actriz de 39 años alzó el segundo Globo de Oro de su carrera por este mismo papel en la serie de FX, que cuenta la historia del matrimonio del coreógrafo Bob Fosse (Sam Rockwell) y la bailarina Gwen Verdon (Williams).

Mientras agradecía el premio, Williams instó a las mujeres estadounidenses a que voten en las próxima elecciones presidenciales estadounidenses, pensando “en su propio interés”.

“Mujeres, cuando sea el tiempo de votar, por favor háganlo en su propio interés. Es lo que han hecho los hombres durante años y por eso el mundo se parece tanto a ellos. No olviden que somos el conjunto con derecho a voto más grande en este país. Hagamos que se parezca más a nosotras", declaró la actriz, quien además, destacó la importancia de defender nuestra libertad de elegir.

“Me siento agradecida de vivir en un momento en nuestra sociedad en el que las opciones existen. Como mujeres y como chicas, hay cosas que pueden suceder a nuestros cuerpos que no son nuestras opciones... No podría haber hecho esto sin haber usado el derecho a elegir de las mujeres. De elegir cuándo tener mis hijos y con quién", explicó. "Sé que mis decisiones quizá sean diferentes a las suyas, pero gracias a Dios, o a quien reces, que vivimos en un país fundado en el principio de que soy libre para vivir según mi fe y para que ustedes puedan vivir según la suya”, añadió.