Jason Statham (51) vive el mejor momento de su carrera como estrella de acción. Él pertenece a la nueva generación de actores que, a pesar de superar la barrera de 50 años, todavía tienen la fuerza física necesaria para interpretar roles de alta exigencia; como es el caso de su personaje en "".


En este sin-off de "Rápidos y furiosos", Jason Statham es Deckard Shaw, ex operativo del MI5 convertido en mercenario, el cual debe colaborar con su peor enemigo, Luke Hobbs (Dwayne Johnson) para atrapar al villano de turno.

Statham, con esta y otras películas, sigue el camino dejado por Robert Downey Jr., quien interpretó a Iron Man en el Universo Cinematográfico de Marvel durante años y recién a los 54 dejó el papel.

Lo mismo ocurre con Tom Cruise, quien tiene 57 años y todavía planea seguir como protagonista de la saga de acción "Mission Impossible".

Conoce a más actores de películas de acción que pasan los 50 años en la galería que abre este artículo.

DATO

"Rápidos y furiosos: Hobbs y Shaw" ya está en cines.

Tráiler de "Hobbs & Shaw". (Fuente: Difusión)