Los actores Jon Cryer y Charlie Sheen, así como el creador de "Two and a Half Men", Chuck Lorre son los que mejor conocen las circunstancias de la salida del protagonista de la popular sitcom. (Foto composición con imágenes de Mark Ralston, Robyn Beck y Jason Merritt/ AFP)
Los actores Jon Cryer y Charlie Sheen, así como el creador de "Two and a Half Men", Chuck Lorre son los que mejor conocen las circunstancias de la salida del protagonista de la popular sitcom. (Foto composición con imágenes de Mark Ralston, Robyn Beck y Jason Merritt/ AFP)
Juan Luis  Del Campo

En 2011 parecía estar en la cima del mundo al protagonizar “”, una de las ‘sitcoms’ más populares de todos los tiempos. Pero tras bambalinas, la salud mental del hijo pródigo de Martin Sheen se encontraba en una condición cada vez más precaria, situación que culminó en quizás uno de los despidos más públicos y escandalosos de la historia de la televisión.

MIRA: De reyes a parias: 10 caídas de gracia que conmocionaron Hollywood | FOTOS

“Men, men, men, men, manly men, men...”

Creada por Chuck Lorre y coprotagonizada por , la comedia giraba en torno a Charlie y Alan Harper, un par de hermanos cuyas vidas se cruzan después de que el traumático divorcio por parte del segundo lo deja sin un lugar donde vivir. El programa seguía la fórmula de la película “La pareja extraña” (“The Odd Couple”), donde dos hombres de personalidades muy distintas - en este caso el mujeriego y despreocupado Charlie junto al neurótico Alan - se ven obligados a compartir un espacio. En el caso de “Two and a Half Men”, se le agregaba a la ecuación al hijo de Alan, Jake (Angus T. Jones), cuya crudeza y aparente falta de inteligencia contribuían al humor de la serie.

Rápidamente “Two and a Half Men” se convirtió en una de las series más populares de la televisión, con millones sintonizando cada semana para una nueva aventura de los hermanos Harper. Durante sus 12 temporadas (cuatro de ellas sin Sheen) el show logró ser nominado a 46 premios Emmy de los que se llevó nueve. El programa también convirtió al hijo de Martin Sheen en una de las estrellas mejor pagadas en la televisión, con .

Charlie Sheen se convirtió en el actor mejor pagado de la televisión durante su protagonismo de las primeras ocho temporadas de "Two and a Half Men". (Foto: CBS)
Charlie Sheen se convirtió en el actor mejor pagado de la televisión durante su protagonismo de las primeras ocho temporadas de "Two and a Half Men". (Foto: CBS)

Algo anda mal con el tío Charlie

A pesar de los triunfos financieros, no todo se encontraba bien para el actor. Una historia de abuso del alcohol y las drogas, que tanto habían hecho su vida la comidilla de los tabloides, empezaban también a afectar su vida profesional. A esto se le sumaban sus divorcios con su segunda esposa Denise Richards en 2006 y con su tercera esposa en 2011, este último entre acusaciones de que el actor había sido físicamente violento. En febrero del 2010, Sheen voluntariamente entró a un centro de rehabilitación.

Una de los testimonios más íntimos que podemos ver de la espiral en la que estaba cayendo Charlie Sheen es desde la perspectiva de su coestrella Jon Cryer, quien en su libro de memorias “So That Happened” (2015) cuenta el mal estado de su amigo en 2010.

“Charlie no se veía muy bien cuando comenzamos la octava temporada en otoño de 2010: demacrado, pálido, con la piel cetrina e incluso sudoroso ocasionalmente. Empezó a hablar consigo mismo. Más que nada se veía más flaco, y no de una buena manera”, . “Su tino también empezó a fallar, también. Se apuraba con las líneas. Charlie ya no acertaba al hacer sus bromas como solía hacerlo. Una vez, durante los ensayos para coreografiar los movimientos de una escena él preguntó ‘¿puedo quedarme parado junto a este sillón?’ Él quería sujetarse a este en lo que duraba la escena”.

Jon Cryer, quien interpretaba al hermano del personaje de Sheen, fue un testigo de cerca de la situación que llevó a su despido. (Foto: CBS)
Jon Cryer, quien interpretaba al hermano del personaje de Sheen, fue un testigo de cerca de la situación que llevó a su despido. (Foto: CBS)

La vida del actor, que de por sí ya una inspiración para su personaje en “Two and a Half Men”, empezó a ganar propiedades más absurdas que incluso su contraparte ficticia. En octubre de 2010 el actor, de visita a su entonces esposa Denise en Nueva York, por la policía después de causar alrededor de US$7 mil en daños. Lo acompañaba una mujer inicialmente descrita por los tabloides como una prostituta, pero que luego especificó que se trataba de una actriz porno. El incidente ocurrió poco después de que la familia de Sheen fuera a ver una función de “Mary Poppins” en Broadway, velada de la que el actor se había escapado para su “fiesta” para dos. Posteriormente, representantes de Sheen afirmaron que este había tenido una reacción alérgica a su medicina.

Para mediados de enero del 2011 las cosas habían llegado a su punto más crítico. En sus memorias Jon Cryer recuerda que Sheen había sido citado por los ejecutivos Bruce Rosenblum y Peter Roth, entonces los jefes de Warner Bros. para una reunión luego de la grabación de un episodio.

Después de unos comienzos nada auspiciosos, donde el intérprete olvidó sus líneas nuevamente, Charlie Sheen logró encontrar su enfoque. “En la segunda toma, Charlie lo hizo perfecto. Cada tino. Cada línea. Cuando él estaba absolutamente concentrado, lo estaba. Era una cosa extraña e impresionante para lo cual ser testigo”, relató Cryer.

Pero en vez que quedarse después de la grabación, Charlie decidió irse, todavía en su maquillaje, y subirse a su auto para que su conductor lo lleve a casa. Él dejó a Bruce Rosenblum y Peter Roth parados en su trailer. Y con eso aceptamos que había algo verdaderamente roto aquí, que no podíamos contar con Charlie para seguir la rutina. Ese fue el último episodio de ‘Two and a Half Men’ que Charlie grabó”.

Tocar fondo y escarbar

Para el 27 de enero de 2011 el actor tuvo una emergencia médica. Atormentado por dolores abdominales severos, . Pero la breve convalecencia no mermó la energía de Sheen, quien a partir de febrero empezó a dar una serie de entrevistas a varios medios donde minimizó la importancia de las rehabilitaciones y calificó a Alcohólicos Anónimos (AA), una organización que ayuda a las personas a mantener su sobriedad, como un culto.

, el manual de AA fue escrito para gente normal, personas que no son especiales. Personas que no tienen sangre de tigre, sabes, DNA de Adonis”. El actor también calificó aquellos que recaen en sus vicios como “Tontos, trolls, débiles, derrotados. Ellos permitieron que la derrota fuera una opción.

En otra parte de la errática entrevista el actor se calificó de “ganador” y aseguró que no estaba preocupado por el pare de grabaciones de “Two and a Half Men”: “Mira, cuando llegue la mañana del miércoles van a llamarlo (al estudio) Charlie Bros. no Warner Bros. Duh, ¡(estoy) ganando! Es como en IMDB... 62 películas y un montón de victorias. Me refiero, vamos, yo gané (el premio a) Mejor película cuando tenía 20. Ni siquiera lo estaba intentando. Ni había calentado”.

Pero lo que selló su futuro en el programa fue una serie de comentarios en los que despotricó contra Warner Bros. y el creador de “Two and a Half Men”, Chuck Lorre. Durante una entrevista radial, Charlie dio el teléfono personal del productor, causando que este recibiera innumerables amenazas de muerte y que tuviera que contratar un equipo de guardaespaldas. Además, en , Sheen calificó a Lorre como un “pequeño y estúpido hombre”. “Ese pedazo de m***** sacó dinero de mi bolsillo, del bolsillo de mi familia y, más importante, el de mi segunda familia, mi equipo”, añadió. “Le puedes decir una cosa. Yo soy su dueño”.

Para la novena temporada Charlie Sheen fue reemplazado por Ashton Kutcher.(Foto: CBS)
Para la novena temporada Charlie Sheen fue reemplazado por Ashton Kutcher.(Foto: CBS)

Para el 7 de marzo de ese año Warner Bros. y CBS terminaron el contrato con Charlie Sheen. Dos meses después, el actor fue reemplazado por Ashton Kutcher en el rol principal a partir de la novena temporada. En la historia, el tío Charlie murió, lo cual puso a Alan y Jake en una posición complicada. Sheen inició una demanda por despido injustificado contra el estudio y Lorre, pero finalmente llegaron a un acuerdo en septiembre de 2011 en el que se otorgaba al hijo de Martin Sheen entre US$25 y 100 millones, .

El 18 de septiembre, durante la ceremonia de los Emmy 2011, Sheen pareció querer enterrar la querella. Durante su aparición como presentador al ganador de la categoría de Mejor actor principal en una comedia, el actor le dirigió al equipo de “Two and a Half Men” las siguientes palabras: “Desde lo más profundo de mi corazón, les deseo lo mejor para la siguiente temporada”.

La resaca de todo lo vivido

Tras la salida de Charlie Sheen “Two and a Half Men” continuó por cuatro temporadas más, manteniendo un público similar al de antes. Mientras tanto, Sheen consiguió una nueva ‘sitcom’ llamada “Anger Management” que se transmitió por FX entre 2012 y 2014.

Recientemente, Charlie habló sobre los eventos de esa época, ayudado por la claridad que otorga la distancia del tiempo. En la conversación el actor lamentó cómo actuó en esa época, señalando que “cambió su retiro anticipado por un ‘hashtag’” en referencia a la popularidad que algunas de sus frases, como “ganando” (”winning”) y “sangre de tigre” (”tiger blood”), siguen teniendo en las redes sociales.

Habían 55 maneras para que yo lidiara con la situación y yo elegí la número 56. Y creo que mi crecimiento después de mi colapso tiene que comenzar con mi absoluta admisión de mi rol en ello y este fue desesperadamente inmaduro”, afirmó.

Creo que fueron las drogas o el efecto residual de las drogas... y también un océano de estrés y un volcán de desdén. Todo fue generado por mi mismo”, reflexionó Sheen. La estrella también criticó que nadie de los medios y de su grupo de fans le supo extender la mano en lo que él calificaba como una crisis seria. “Era un tipo que necesitaba que alguien se me acercara y dijera ‘oye, amigo, obviamente estas pasando por bastantes problemas ¿Cómo te podemos ayudar? En vez, ellos aparecieron en multitudes, con banderas y canciones, todo tipo de fiestas y celebraciones de lo que creo fue una pública crisis de salud”.

El diagnóstico de Sheen es particularmente parecido al que le hizo su ex coestrella, Jon Cryer, quien criticó a aquellas figuras en los medios quienes consideraron las acciones del actor como actos de rebeldía: “Él simplemente estaba arremetiendo contra las personas que le dijeron que la fiesta había terminado. Que era un ser humano de verdad con una dependencia por las drogas enorme que les importaba menos a los comentaristas que su valor como un tema para aliviar su aburrimiento colectivo. El hecho de que podría morir pronto no era su preocupación. De hecho, eso les daría más material para escribir”.

Charlie Sheen está actualmente trabajando en sacar un nuevo show de televisión que espera vuelva a poner a su figura en la categoría de actor y no de meme en el internet. “Tengo la fe absoluta que las cosas que voy a hacer profesionalmente en el Acto 3 van a callar todas esas cosas y las personas me podrán celebrar nuevamente por mi carrera profesional”.

VIDEO RECOMENDADO

Saltar Intro | "Érase una vez pero ya no", serie con Sebastián Yatra. (Fuente: Netflix)
Saltar Intro | "Érase una vez pero ya no", serie con Sebastián Yatra. (Fuente: Netflix)

TE PUEDE INTERESAR

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más