Carmen Villalobos dio a conocer que sufre el trastorno de bruxismo por lo que usa una férula. (Foto: Instagram)
Carmen Villalobos dio a conocer que sufre el trastorno de bruxismo por lo que usa una férula. (Foto: Instagram)
Redacción EC

Muchos pensarán que la vida de la actriz colombiana debe ser de ensueño tras el matrimonio que contrajo con Sebastián Caicedo, pues les contamos que no estaban lejos de la realidad ya que ambos siguen disfrutando de su romántica luna de miel por el continente europeo.

Pese a no tener preocupaciones, al menos por el momento, la va derrochando su amor por todos los lugares que visitan y lo hacen saber a través de sus redes sociales.

Precisamente, mediante su cuenta de Instagram, la actriz que interpreta a Catalina Santana en hizo una confesión que algunos, por no decir su círculo más cercano, sabían. Y es que padece un trastorno llamado bruxismo.

“Uso plaquita para dormir porque aprieto mucho los dientes. Es para que tus dientes no se rompan durante la noche”, señaló en una sus historias donde posa con una férula.

Carmen Villalobos colocándose su férula antes de descansar. (Foto: Instagram)
Carmen Villalobos colocándose su férula antes de descansar. (Foto: Instagram)

Pero qué es el bruxismo y por qué algunas personas llegan a sufrir este trastorno. A continuación, te contamos de qué se trata.

¿QUÉ ES EL BRUXISMO?

El bruxismo es un trastorno que hace a las personas, de manera involuntaria, apretar y rechinar los dientes sin propósitos funcionales, sobre todo en las noches cuando duerme. Aunque puede producirse en el día, está más relacionado con el sueño y es difícil de controlar, pues solo te enterarás de que lo padeces cuando alguien escucha los ruidos que generas.

Debido a esta parafunción mandibular, puedes llegar a tener dolores intensos de cabeza, de los músculos de la mandíbula, cuello y oído, e incluso desgastar tu dentadura haciendo que se pulverice o desmorone, además de destruir el hueso que soporta tus dientes y causar problemas de articulación.

CLASIFICACIÓN DEL BRUXISMO

De acuerdo con la manera de rechinar los dientes, existen dos tipos de bruxismo:

Bruxismo céntrico (apretamiento). Daña el cuello de los dientes provocando generalmente abracciones cervicales, siendo los premolares las piezas más comúnmente dañadas por la inclinación de sus coronas con relación al eje de sus raíces. Además de acompañarse de cefaleas tipo tensional.

Bruxismo excéntrico (frotamiento). Lastima el borde incisal y oclusal de los dientes, generando atriciones en distinto grado. Los movimientos excursivos de la mandíbula siguen un patrón definido que se relaciona con el desgaste en las piezas (al momento de deslizar los dientes, los desgastes son coincidentes), afecta mayormente a incisivos.

Los dentistas muchas veces determinan por el desgaste de los dientes que sufres este trastorno. (Foto: Freepik)
Los dentistas muchas veces determinan por el desgaste de los dientes que sufres este trastorno. (Foto: Freepik)

CAUSAS DEL BRUXISMO

Aunque los especialistas difieren en señalar cuáles son las causas que provocan el bruxismo, varios coinciden en que se originan por los siguientes factores, al margen de que cada caso pueda ser diferente:

Estrés y ansiedad. Los dos pueden provocar que rechinen los dientes inconscientemente.

Medicamentos y otras sustancias. Algunos medicamentos psiquiátricos, como ciertos antidepresivos, fumar tabaco, bebidas con cafeína o alcohol, o consumir drogas puede incrementar el riesgo de padecerlo.

Tipo de personalidad. La gente con personalidad agresiva, competitiva o hiperactiva puede tener este trastorno.

Hereditario. Si alguno de sus familiares padeció bruxismo, existe la posibilidad de que también lo padezca.

Relacionados a trastornos médicos y de salud mental. Enfermedad de Parkinson, demencia, trastorno de reflujo gastroesofágico, epilepsia, terrores nocturnos, trastornos del sueño, entre otros también pueden contribuir.

SÍNTOMAS

A raíz de la presión originada en los músculos que rodean la mandíbula, podrás determinar su tienes este trastorno.

Entre los principales síntomas están: dolor de oído y de cabeza; sensibilidad muscular, así como a cosas calientes, frías y dulces; dolor y/o inflamación de la mandíbula e insomnio.

Dependiendo del grado de afectación, el odontólogo determinará si este trastorno es grave en una persona. (Foto: Freepik)
Dependiendo del grado de afectación, el odontólogo determinará si este trastorno es grave en una persona. (Foto: Freepik)

TRATAMIENTO PARA EL BRUXISMO

El tratamiento está relacionado con el riesgo de lesión dentaria y su posible afección muscular. En los casos más graves, es necesaria la colocación de una protección dental de resina o plástico, conocida como férula de descarga, para impedir la lesión permanente y afección de los dientes.

Las terapias que se aplican para tratar el bruxismo están orientadas a la reducción del dolor, la prevención del desgaste de las piezas dentales y los daños permanentes en la mandíbula y la disminución del rechinamiento de los dientes.

Otra forma de disminuir el bruxismo es realizando ejercicios de relajación para reducir el estrés y la ansiedad.

Si en caso tiene dolor en la zona mandibular, aplique hielo o paños calientes en el área donde está inflamado y masajéelo.

El uso de la férula ayuda a que este trastorno no afecte tus dientes y los problemas que puede generar. (Foto: Freepik)
El uso de la férula ayuda a que este trastorno no afecte tus dientes y los problemas que puede generar. (Foto: Freepik)

TE PUEDE INTERESAR