Por Andrea Carrión / WUF

Más de una vez me he cruzado con gente que va paseando con su perro mientras le comenta “mira qué lindo se ve el parque hoy que ha salido el sol”. Otras veces escucho decir “vamos, trae la pelota roja, ahí al lado del árbol” o “mira qué guapa está Lola con su chompita verde”.

Además de no hablar nuestro idioma, ni de importarles el atuendo de sus colegas, los perros tampoco ven como lo hacemos los seres humanos. Por muchos años se creyó que el mundo de estos animales estaba limitado al blanco y el negro, pero hoy se sabe que sus días son un poco más coloridos.

Existen muchísimos estudios en torno a este tema y una de las teorías más sólidas establece que la visión canina es muy similar a aquellas personas daltónicas que tienen dificultad para distinguir el rojo y el verde.

En ello se basó la aplicación para Internet ver televisión, o por el artista inglés Dominic Wilcox para crear una reciente muestra de arte para perros en la que, entre otras piezas, presentó imágenes enmarcadas con gamas de amarillo y azul, primordialmente.

Así como los humanos, los perros tienen dos tipos de receptores en el ojo: conos y bastones. Los bastones se encargan de la visión periférica y nocturna (brillos y tonalidades de grises). Los conos lidian con la visión diurna y la percepción del color.

Los humanos tenemos tres tipos de conos, por ello podemos detectar toda la gama cromática. Los perros, por su parte, solo cuentan con dos conos, por lo cual un semáforo sería absolutamente inútil si condujeran.

Otra área en la que los perros tienen limitaciones es en la distancia ya que son varias dioptrías miopes.  

“Los perros no enfocan bien”, explica la médico veterinario Michelle Freundt, especialista en oftalmología animal. “Si el humano tiene 20/20, algunos perros pueden tener un 20/80, ven muy poco”.

Sin embargo, son unos maestros para detectar el movimiento. Según Freundt, si le tiras una pelota, el perro puede verla de 900 a 1000 metros de distancia, por eso son tan buenos cazadores. Los felinos ve más aún.

“Por eso la sensibilidad al movimiento es importante cuando hablamos de la visión en los animales”, señala Freundt. “En el ojo tenemos varias estructuras que se dedican a enfocar la imagen y la retina es la que realmente ve esa imagen enfocada. El cristalino es el lente intraocular encargado de enfocar las imágenes lejanas o cercanas, ese es el lente por donde entra la imagen, se invierte y llega a la retina”.

La retina es la que tiene los conos y bastones (grupos de células) y como ésta tiene más bastones que los humanos, ve más movimiento y es más sensible en la oscuridad. Son dos estructuras paralelas dentro del ojo; una se encarga del enfoque (primitiva en los perros, por lo que ven poco detalle) y la otra, la retina (más evolucionada), que ve el movimiento y en penumbra.

“Los gatos, por ejemplo, ven de 7 a 10 veces mejor que los humanos en la noche porque, así como otros animales, en el fondo del ojo tienen una capa de pigmentos llamada tapetum lúcido que refleja la luz como si fuera un espejo. Por eso cuando ves un animal en la noche, sus pupilas brillan. Ese tapetum puede reflejar de 100 a 150 veces más la luz que el ojo humano. Entonces, imagina que en la noche estás viendo una bombilla de 20 watts, para ellos son de 100 a más bombillas en el mismo cuarto”, explica la especialista.

Si bien suena técnico, no deja de ser fascinante las diferentes facultades que tenemos humanos y animales al momento de poner nuestros sentidos en acción. Queda claro que las personas tenemos ventaja en cuanto a color y nitidez, pero no olvidemos que al momento de oír y oler aún nos quedan muchos kilómetros por evolucionar.

“El oído y el olfato en los animales están extremadamente desarrollados. Solo miremos a la dimensión del cráneo de un ave en relación a los ojos, todo el cráneo  son ojos. En cambio, en un perro todo es nariz y oídos porque los olores y sonidos son más perceptibles que las imágenes”, agrega Freundt.

* MV 

Especialista en medicina de animales de compañía / Diplomada en oftalmología veterinaria / Especialista en microcirugía y cirugía de catarata en caninos y felinos.