(Foto: Freepik)
(Foto: Freepik)
María Alejandra López

Imagina por un segundo que el sonido de los fuegos artificiales que escuchas cada Navidad se potencia el doble en tus oídos. Sí, eso es exactamente lo que sienten los perros. Ellos tienen más capacidad auditiva que los humanos, por lo que sonidos fuertes los ponen en estado de nerviosismo y alerta.

“A causa de los pirotécnicos, muchas mascotas sufren ataques de pánico, taquicardia, temblores, falta de aire, náuseas, aturdimiento, pérdida de control y, en varios casos, infartos”, comenta , especialista en educación y comportamiento canino.

Aunque varios distritos de la capital han prohibido el uso y la venta de pirotécnicos, lo más probable es que muchas personas desacaten las medidas impuestas. Por eso, ten en cuenta estas recomendaciones por el bien de tu mascota.

1. Calma a tu perro con música:

“Los perros jóvenes, debido a su alto nivel hormonal de estrés, y los perros mayores, que tienen cada vez más dificultad en clasificar los ruidos debido a la pérdida gradual de su capacidad auditiva, son más susceptibles a desarrollar ansiedad ante los ruidos fuertes”, explica Spitta.

Por eso, la música es una gran alternativa para relajar a tus engreídos. En ese sentido, vale la pena revisar el especial “Felices fiestas, mascotas”, que lanzará por cuarto año consecutivo este 24 y 31 de diciembre a partir de las 11 de la noche con música clásica e imágenes relajantes.

Además, antes del 24 de diciembre también es posible practicar con tu perro, ya que existe un método de entrenamiento de sensibilización que se vale de grabaciones de pirotécnicos con volumen ascendente para así acostumbrarlo gradualmente a ruidos atemorizantes. “Descarga grabaciones de pirotécnicos e intégralas en la rutina diaria de tu mascota a toda hora”, dice la experta.

2. Ayúdalo a encontrar un espacio seguro en casa:

Según la OMS, sonidos superiores a los 80 decibeles pueden afectar gravemente el oído humano. Se cree que los fuegos artificiales pueden alcanzar los 170. (Foto: Mitchell Orr/Unsplash)
Según la OMS, sonidos superiores a los 80 decibeles pueden afectar gravemente el oído humano. Se cree que los fuegos artificiales pueden alcanzar los 170. (Foto: Mitchell Orr/Unsplash)

“¿Tu perro busca tu cercanía o prefiere retirarse a una habitación más tranquila? Deja que decida dónde se siente más cómodo. Si elige esconderse en una habitación, cierra las cortinas y ventanas de la misma”, aconseja Spitta.

La especialista también recomienda darle un juguete para mantenerlo entretenido en su espacio. “Como para masticar largo tiempo, no a la medianoche, sino mucho antes”, recalca. Lo importante es observarlo para saber qué puede aliviarlo.

“Algunos perros se relajan maravillosamente en el auto o mientras alguien conduce. Cántale o intenta darle diferentes golosinas. ¡Sé creativo! Todo lo que es agradable para tu perro está permitido”.

3. Prueba con alternativas naturales:

Las flores de Bach son una gran alternativa natural para controlar el estrés de nuestras mascotas.
Las flores de Bach son una gran alternativa natural para controlar el estrés de nuestras mascotas.

Existen gotas de uso natural, como las Flores de Bach Rescue, que podrían ayudar a los canes en las fiestas de fin de año. “Tienen una serie de esencias naturales que son utilizadas para tratar diversas situaciones emocionales, como miedos, soledad, desesperación, estrés, depresión y obsesiones”, aclara Spitta.

“También existen sprays de lavanda y manzanilla que se colocan sobre el cuerpo para tranquilizarlos de manera natural. No tienen contraindicaciones porque son de uso externo”, sugiere la veterinaria Pamela López. Aquí otras sugeridas por .

4. Consigue un chaleco ThunderShirt:

El chaleco ThunderShirt se puede adquirir en Amazon.
El chaleco ThunderShirt se puede adquirir en Amazon.

Conocido como el “chaleco anti-ansiedad”, es una opción cómoda y segura para tranquilizar a tu mascota.

“Ejerce una suave y constante presión en el torso del perro que estimula la producción de oxitocina, antídoto de cortisol, la hormona del estrés, y que tiene como resultado una relajación del animal”, señala Spitta. “Si no encuentras un Thundershirt, igual de eficaces son las técnicas de vendaje Tellington TTouch que puedes encontrar en internet”.

5. Recurre al uso de tranquilizantes:

(Foto: Ryan Stone/Unsplash)
(Foto: Ryan Stone/Unsplash)

Si ninguna de las opciones antes descritas logra calmar a tu perro, puedes considerar el uso de tranquilizantes bajo supervisión de un médico veterinario. “Solo lo recomiendo en perros muy hiperexcitables y muy hipersensibles. Es decir, perros se ponen nerviosos y ansiosos ante cualquier sonido”, aclara la veterinaria Pamela López.

“Algunos fármacos tienen contraindicaciones. Por eso toda medicina química tiene que ser supervisada por un médico veterinario y no se debe adquirir de manera libre. No todas las mascotas pueden recibirla, por ejemplo mascotas con problemas cardíacos, renales o hepáticos. A algunas mascotas puede bajarle la temperatura corporal, provocar bradicardia (latidos cardíacos lentos) y, en algunos casos, convulsiones”, advierte la especialista.

Es importante resaltar que, si una persona va recurrir al uso de fármacos tranquilizantes, no puede dejar sola a su mascota en ningún momento. Además, el mismo 24 de diciembre, es ideal darle a tu perro un paseo más largo para que agote toda su energía.

Si quieres ayudar los perros en estado de abandono esta Navidad, suscríbete a para que tu apoyo llegue a miles de mascotas en el Perú. ¿Qué esperas para sumarte a esta comunidad? Conoce más sobre el trabajo de WUF