Fotos: cortesía de la familia Molina.
Fotos: cortesía de la familia Molina.

Este viernes 5 de agosto, una poodle se alejó de su dueña en la Residencial San Felipe. Según cuenta Natalia Olivera, nieta de la señora María Molina, la perrita se escapó alrededor de las 11 a.m., hora en la que fue sustraída por una pareja.

“Mi abuela es una persona mayor y, a raíz del susto, no recuerda cómo se escapó Maia. Llegó a la casa sola y sin su mascota”, explica.

Según información de la familia, cuando estaban colgando afiches para dar con el paradero de su engreída, un señor les contó que vio a la perrita en el edificio Las Palmeras de la Residencial San Felipe y que una pareja se la llevó.

“El señor preguntó de quién era esa perrita. La pareja les dijo que era suya; por eso, se acercaron y se la llevaron. Es todo lo que sabemos hasta el momento”, agrega Olivera.

Vale la pena mencionar que, la familia de Maia, está trabajando junto al Serenazgo de Jesús María para dar con el paradero de su mascota y se encuentran ofreciendo una recompensa para la persona que dé con su paradero.

“Maia tiene un problema en la columna y necesita de medicación diaria para poder estar bien de salud. Lo que más queremos es recuperarla porque sabemos que también está en riesgo su salud”, puntualiza Olivera.

Características de la mascota:

  • Nombre: Maia
  • Sexo: hembra
  • Edad: 9 años:
  • Esterilizada:
  • Tamaño: pequeño
  • Pelaje: marrón
  • Raza: poodle
  • Accesorio: correa

Si tienes información acerca de Maia, por favor contacta al siguiente número: 998 378 139.