Módulos Temas Día
checklistviajero

Catarata de Hornillos y el caserío chimbotano que no puedes perderte

Sorpréndete con la catarata de Hornillos, una maravilla del Santa ubicada a un par de horas de Chimbote. ¡Imperdible!

Después de dar un grito que me dio valor estaba nadando en las frías aguas de la catarata de Hornillos, el atractivo principal de un pequeño caserío homónimo, ubicado a veinte minutos del distrito de Moro y a una hora de la ciudad de Chimbote.

Foto: Alejandra Bueno.

Foto: Alejandra Bueno.

Un lugar con encanto a 1.200 metros sobre el nivel del mar, que alberga una caída de 15 metros, rodeada de monumentales rocas que son usadas por los visitantes para asolearse y a donde llegar es facilísimo. Se camina por unos 15 minutos, en descenso, y a darse el esperado chapuzón.

Cuesta creer que la catarata de Hornillos haya permanecido escondida por tanto tiempo. Sus pobladores nos cuentan que fue vista por primera vez el 2008, pero que recién hace tres años la abrieron al turismo. Ellos mismos habilitaron el camino de acceso y construyeron un puente con troncos de la zona.

Ingreso: S/2. Menores de 10 años no pagan.

Ingreso: S/2. Menores de 10 años no pagan.

“A mediados del 2015, los pobladores de Hornillos nos comunican que existía una catarata por el río Grande. Así que junto a ellos y a un grupo de amigos hicimos una expedición. Desde ese momento comenzamos a promocionarla”, nos cuenta Daniel Casas, el guía de Hallpa Tours.

El éxito estaba declarado. Entre el 2015 y el 2016, la catarata recibió 22.000 visitantes. Quienes con seguridad cayeron rendidos a los encantos de esta maravilla del Santa, como se lee en el cartel donde inicia la caminata.

Hornillos, la tierra de la palta fuerte 

Minutos antes de partir hacia la catarata de Hornillos hicimos una parada en la casa de Gregorio Flores, quien a diario elabora 1.200 panes en un horno de barro. El nombre del caserío se debe justamente a esos hornos que cada mañana despiertan a la población con un aroma delicioso. Panes de agua, de manteca y de maíz son el emblema del distrito.

ANGN2679

Otro producto bandera de este rincón de Chimbote es la palta fuerte, que Felipe Flores cosecha desde octubre para venderlas en Lima. Al igual que el pacae y las chirimoyas que crecen al interior de su hogar, donde su esposa se encarga de cautivar paladares con su picante de cuy que sirve acompañado de un ajiaco que está para chuparse los dedos.

Foto referencial.

Foto referencial.

¿Cuándo ir?

Hasta fines de diciembre puedes visitar la catarata de Hornillos. De enero a marzo, las lluvias inundan el camino. En Semana Santa, la población sale de noche hacia las cataratas, en una caminata con antorchas. A medianoche, se quitan la ropa y se sumergen a las aguas gélidas.

¿Cómo llegar?

Oltursa, Civa, Tepsa y Línea son algunas de las empresas que llegan a Chimbote. Los buses demoran seis horas desde Lima. Te recomiendo viajar por la noche para amanecer en el destino.

Kaori Adventures te lleva desde Chimbote en una excursión que incluye movilidad, guiado, ingreso y degustación de pisco y vino (S/60). La excursión con Hallpa Tours cuesta S/45, sin almuerzo. Para almorzar, calcula S/12 por plato en el Restaurant Las Flores. Te sugiero reservar la comida antes de hacer la caminata.

Otra opción es llegar a Moro en las combis de la empresa Virgen del Rosario (S/5) y desde allí subir a Hornillos en las minivans y combis que parten de la segunda cuadra de la avenida Macash cada fin de semana (S/15 y S/20).

Planea una escapada antes que acabe el año o incluye a la catarata de Hornillos entre tus propósitos del 2019. Si quieres más datos viajeros, sígueme en redes:

Facebook: www.facebook.com/ChecklistViajero

Instagram: www.instagram.com/checklistviajero

Youtube: www.youtube.com/channel/ChecklistViajero

Leer comentarios ()

Hoy en portada

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos