Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal
fiestabrava

La Feria de Chota se llamó Andrés Roca Rey (con videos)

 TRIUNFÓ ANTE TOROS BUENOS, MALOS Y REGULARES Nuevo ídolo de Chota ● Conquistó de forma absoluta al público local y a los visitantes ● Hizo olvidar y tapó los problemas que tuvo la feria. PABLO J. GÓMEZ DEBARBIERI Andrés Roca Rey fue el alma de la Feria San Juan Bautista de Chota. Centenares de limeños, miles de visitantes de otros lugares y de chotanos que llenaron la plaza cada tarde, esperaban ansiosamente al joven torero peruano, de solo 19 años. Todos quedaron más que satisfechos por lo visto en la feria, aunque hubo...

 TRIUNFÓ ANTE TOROS BUENOS, MALOS Y REGULARES

Nuevo ídolo de Chota ● Conquistó de forma absoluta al público local y a los visitantes ● Hizo olvidar y tapó los problemas que tuvo la feria.

PABLO J. GÓMEZ DEBARBIERI

Andrés Roca Rey fue el alma de la Feria San Juan Bautista de Chota. Centenares de limeños, miles de visitantes de otros lugares y de chotanos que llenaron la plaza cada tarde, esperaban ansiosamente al joven torero peruano, de solo 19 años. Todos quedaron más que satisfechos por lo visto en la feria, aunque hubo aspectos negativos en ella, que repasaremos. Pero la actitud de Andrés –actitud, elemento indispensable en la tauromaquia−, dispuesto a triunfar por encima de cualquier adversidad, convirtió en triunfal una feria que con otros toreros hubiera decepcionado. Muchos fueron hasta Chota para verlo triunfar y él les brindó más de lo que esperaban. La feria 2016 de Chota se llamó Andrés Roca Rey.

Vea, debajo de estas líneas, las mejores faenas de la feria de Chota.

FOTO: @TAUROMAQUIAS Andrés Roca Rey, ídolo de Chota con solo 19 años, al que ni la lluvia ni el viento, ni toros con más o menos clase o peligro arredraron; la plaza, llena a reventar, con casi 13.000 personas admirándolo y aclamándolo.

FOTO: @TAUROMAQUIAS
Andrés Roca Rey, ídolo de Chota con solo 19 años, al que ni la lluvia ni el viento, ni toros con más o menos clase o peligro arredraron; la plaza, llena a reventar, con casi 13.000 personas admirándolo y aclamándolo.

 

PRIMERA TARDE

En la primera corrida actuaron dos rejoneadores de poca categoría, que con caballos ajenos, poco aptos para torear, decepcionaron. Juan del Álamo hizo buena faena a un toro complicado y pinchó otra a uno bueno. Román cortó dos orejas en faena para los tendidos. Los toros fueron de Aníbal Vásquez, aceptablemente presentados.

FOTO: PABLO JAVIER GÓMEZ DEBARBIERI El público que llenaba los tendidos de la Plaza El Vizcaíno de Chota disfrutó con las faenas de Andrés Roca Rey.

FOTO: PABLO JAVIER GÓMEZ DEBARBIERI
El público que llenaba los tendidos de la Plaza El Vizcaíno de Chota disfrutó con las faenas de Andrés Roca Rey.

 

SEGUNDA CORRIDA

Al día siguiente, 26 de junio, Andrés Roca Rey mató cuatro astados. Alternó con los dos rejoneadores, que lidiaron al primero y cuarto. No estuvieron mejor que la víspera.

Dos de las reses de Roberto Puga, inicialmente anunciadas, se reemplazaron −por falta de trapío− por toros colombianos de Capiro de Sonsón, lidiados por delante; muy justitos de trapío y con pitones espantosos. Consciente de ello, Andrés casi ni los picó. Ambas faenas, iniciadas con su asombroso y variado capote, fueron un compendio de cómo triunfar con toros poco aptos. A su segundo le hizo una faena con un final sorprendente de rodillas que hizo que el público gritase, eufórico, “¡torero, torero, torero!”. Mostró la actitud de querer triunfar a toda costa porque era consciente de que eso esperaba de él el público. Cortó dos orejas a cada uno. ¡Vergüenza torera!

El primero de Roberto Puga, un precioso pero anovillado y flojo sardo (con pelos negros, blancos y colorados) fue devuelto en medio de una bronca monumental. El reemplazo de Capiro tenía edad, pero presencia muy justa. La faena fue muy técnica, pues el toro se quedaba corto. Andrés derrochó voluntad, lo que el público agradeció. Cortó la quinta oreja.

El sexto, un castaño de Roberto Puga, igual de anovillado, pero además vergonzosamente gacho y brocho, hubiera generado igual bronca. Pero Andrés –con impresionantes reflejos y listeza− para que el público se olvidase de la escasa presencia del torete, le dio unas espectaculares verónicas con las dos rodillas en tierra y de allí en adelante, a pesar de la poca raza del novillo, encandiló al público. Tardó en doblar y la gente se olvidó de las orejas. Se lanzaron al ruedo y lo sacaron en hombros.

FOTO: LUIS RODRÍGUEZ SÁNCHEZ Impresionante vista aérea de la plaza de Chota, copada hasta la bandera, en medio de la verde campiña cajamarquina.

FOTO: LUIS RODRÍGUEZ SÁNCHEZ
Impresionante vista aérea de la plaza de Chota, copada hasta la
bandera, en medio de la verde campiña cajamarquina.

 

DIFÍCIL RECETA DEL TRIUNFO

Joven torero superdotado, con arte poco común y raro talento

Dos cosas quedaron claras. La desbordante afición que hay en Cajamarca en general y especialmente en Chota. Así como el admirable talento de Andrés Roca Rey; su estoico e impávido valor y un sexto sentido asombroso para entender a todos los toros. Ello, aunado a su indesmayable ambición, le permite triunfar todas las tardes. Varios de los toros lidiados en Chota fueron muy justos de trapío, pero debe tenerse presente que cualquier res puede herir o matar a un torero. Brava o mansa, embistiendo francamente o huyendo y atropellando, el peligro está siempre allí; latente para cualquier torero.

Con esa actitud, Andrés se llevó todos los premios; era lógico. Pero más importante, dejó satisfechos a todos los que coparon la plaza y la ciudad.

 

BRILLANTE Y TRIUNFAL CIERRE DE FERIA EN CHOTA

 La extraordinaria actuación de Andrés Roca Rey disimuló todos los problemas de la feria.

El alcalde de Chota se negó a que se lidiasen los de Roberto Puga en la tercera corrida. Nadie los vio, pero supuestamente tenían menos trapío que los de la víspera. ¿Por qué no los vieron en la ganadería antes de embarcarlos para evitar semejante problema? Responsabilidad compartida entre los organizadores y la administración de Andrés. A última hora se trajeron toros de Aníbal Vásquez para lidiarse junto con tres de Capiro.

FOTO: PABLO JAVIER GÓMEZ DEBARBIERI Andrés Roca Rey en el segundo toro de la tercera corrida.

FOTO: PABLO JAVIER GÓMEZ DEBARBIERI
Andrés Roca Rey en el segundo toro de la tercera corrida.

 

Daniel Luque no entendió al primero, un manso Capiro. Al cuarto le cuajó magnificas verónicas y luego, buenos derechazos, a pesar del fuerte viento. Oreja.

Juan del Álamo lidió uno imposible de Capiro; no tenía ni un muletazo. Al quinto, de Aníbal Vásquez, de preciosa lámina, le hizo una faena, al principio ortodoxa; luego, tras ser desarmado y perseguido, cambió de tono y con rodillazos y desplantes entusiasmó al público. Oreja.

El tercero, de Capiro, fue el de más trapío de la feria. Serio y hondo. Incierto de salida. Recibió dos puyazos, que requería. Andrés trató de sacarlo a los medios pero el toro no quería abandonar las tablas. Allí fue a buscarlo, a los terrenos que el astado pedía, y logró cuajarle una magnífica faena. El mansote sacó clase y embistió metiendo la cara en la templada y poderosa muleta del peruano. Magníficos derechazos y soberbios naturales. Dejó una estocada caída y luego una en buen sitio. Oreja.

Al sexto, de Aníbal Vásquez, lo toreó de capa por verónicas, chicuelinas, cordobinas y caleserinas. ¡Qué capote más variado! No lo picó en absoluto. Este también se refugió en tablas, pero igual que el tercero, tuvo clase. Andrés le hizo una larguísima y templada faena que coronó su brillante paso por Chota. Dos orejas.

Chota fue así, la feria de Andrés Roca Rey. Si antes de las corridas se le esperaba con ansias, ahora es un ídolo indiscutible.

 

VIDEOS

Faena de Andrés Roca Rey al segundo toro de la segunda corrida de la Feria San Juan Bautista de Chota, el 26 de junio de 2016. Toro colombiano de Capiro de Sonsón al que le cortó dos orejas.

 

Faena de Andrés Roca Rey al tercer toro de la segunda corrida de la Feria San Juan Bautista de Chota, el 26 de junio de 2016. Toro colombiano de Capiro de Sonsón al que le cortó dos orejas.

 

Inicio de faena de Andrés Roca Rey al quinto toro (de Roberto Puga, finalmente devuelto) y faena al quinto bis, de Capiro de Sonsón, en la segunda corrida de la Feria San Juan Bautista de Chota, el 26 de junio de 2016. Toro al que le cortó una oreja.

 

Faena de Andrés Roca Rey al sexto toro, de Roberto Puga, en la segunda corrida de la Feria San Juan Bautista de Chota, el 26 de junio de 2016.

 

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ