Módulos Temas Día
fiestabrava

Última de abono: Andrés Roca Rey, un vendaval que volvió a conquistar Acho (con videos)

Ayer en Acho culminó la Feria del Señor de los Milagros

Obtuvo su tercer escapulario ● Cortó dos orejas en su primero y una oreja en el otro ● Manzanares estuvo muy por encima de su lote

Ayer, en la última de feria, había mucha expectación. Por un lado, la sensación de que con Andrés Roca Rey y Manzanares en el cartel el escapulario podía definirse en el ruedo. Pero debía tenerse en cuenta la gran faena de Joaquín Galdós en la primera corrida. Por otro lado, la incertidumbre respecto a la presentación del ganado; el público, o un sector, llegó a la plaza dispuesto a protestar lo que no le pareciera acorde con la categoría de Acho.

Finalmente, el ganado estuvo justito de presencia, salvo el segundo, que se devolvió y el cuarto, que –sorpresas que da el público limeño– nadie protestó.

FOTOS: JUAN ONCE VALENZUELA Roca Rey, arrollador. Inició la faena al tercero de forma estremecedora; su valor, carisma y capacidad lidiadora explican por qué es un ídolo.

FOTOS: JUAN ONCE VALENZUELA
Roca Rey, arrollador. Inició la faena al tercero de forma estremecedora; su valor, carisma y capacidad lidiadora explican por qué es un ídolo.

 

—José M. Manzanares—

Reapareció tras la operación a la columna a la que fue sometido en agosto.

El segundo, primero pa ra él, tras confirmar la alternativa a Serna, tuvo escasa presencia; brocho y gacho. Lo abroncaron; mucha gente en Sol había llevado pañuelos verdes para pedir la devolución de los toros sin trapío. El presidente lo cambió.

El sobrero de El Olivar embistió con clase. Manzanares se estiró en buenas verónicas. Con la muleta, se dio cuenta de la poca fuerza del toro y que duraría

poco. Con inteligencia, lo mimó, sin exigirlo, y lo toreó al hilo del pitón. Derechazos templados, largos, seguidos por redondos en los que solo le permitía ver la muleta al toro. Naturales con clase, aunque por momentos retrasando la pierna de salida. Faena inteligente y con arte. El toro se rajó; cerca de toriles lo citó a recibir y dejó media estocada. Una oreja.

El quinto no tuvo fuerza. El torero lo hizo todo, casi sin toro delante. Mató mal.

A pesar de no tener un buen lote, Manzanares toreó con arte.

A pesar de no tener un buen lote, Manzanares toreó con arte.

 

—Andrés Roca Rey—

Salió dispuesto a triunfar. El tercero fue el mejor toro de la tarde. Transmitió emoción y embistió galopando. Se fue a portagayola y lo recibió de rodillas. Luego lo lanceó por verónicas y le hizo un variado quite por tafallera, gaoneras y caleserina. Tenía al público en el bolsillo. Su carisma y la admiración que sienten en Acho por él es avasalladora.

Tras un espeluznante inicio de rodillas, pasándose el toro por la espalda, el trasteo fue un compendio de dominio y temple. Muletazos de mano muy baja que sometieron al toro; en tres series, lo había roto con el poder de su muleta; se apoderó de él. Ovaciones atronadoras. Tanto los naturales como los derechazos, en su peculiar estilo, tuvieron calidad. Se palpaba el riesgo en la plaza. No olvidemos que la emoción y el peligro son la mejor receta para conquistar al gran público. Estocada algo trasera, de rápido efecto, y dos orejas triunfales.

El quinto transmitía menos emoción. Su lado bueno era el izquierdo, pero Andrés se empeñó en someterlo por el derecho con su poderosa muleta y lo logró. Luego se recreó en los naturales. Arrimón final, robándole muletazos. Pinchazo y estocada. Oreja y vuelta apoteósica con una bandera peruana que le dio el público.

No cabe duda de que es un ídolo de masas. Su carisma y el entusiasmo que despierta en el público explican, en gran medida, por qué triunfa allí donde va y, posiblemente, la razón por la que ha obtenido su tercer escapulario.

—Rafael Serna—

Es un torero correcto, enterado, que cuida con esmero la lidia de sus toros, pero que dice poco. ¿Sin actitud? Al primero, lo toreó correctamente mientras duró el toro. En las primeras tres series pudo aprovechar la clase del cornúpeta y su recorrido, poniéndole sentimiento al trasteo, pero prefirió una aséptica corrección que transmitió muy poco a los tendidos. Así no es posible que un principiante, de solo 22 años, alterne, sin ganas de comerse el mundo, con dos figuras del toreo.

Con el sexto, empezó de la misma manera, pero mediada la faena, despertó y dejó de lado la insípida corrección. Le puso ganas y escuchó olés y ovaciones. Estocada desprendida y se le concedió una oreja benevolente.

NUEVE VOTOS A FAVOR

Andrés Roca Rey ganó el escapulario

Andrés Roca Rey obtuvo su tercer escapulario por nueve votos para él y seis para Joaquín Galdós. Lo otorgó un jurado formado por seis abonados y nueve personas allegadas y elegidas a dedo por el alcalde del Rímac.

Ayer, en Acho, el fallo era discutido por los aficionados; muchos no estaban de acuerdo, pero su faena, ayer, fue arrolladora.

Mientras el jurado no esté integrado solo por aficionados independientes y enterados, sin que el alcalde del Rímac lo elija y maneje, el escapulario corre el riesgo de seguir devaluándose.

 

EL GANADO DE AYER

Toros españoles de Ventana del Puerto (1° y 5°), de Peña de Francia (2° y 3°) y de Hermanos García Jiménez (4° y 6°), de presencia muy justa (segundo y cuarto sin trapío) y juego diverso. El segundo fue reemplazado por un sobrero de El Olivar (Perú), de juego aceptable.

Barbero. Número 36, 469 kilos. Negro bragado. Justito de presencia. Bien hecho, en tipo Domecq. Se fijó pronto, con son y clase. Mediada la faena de muleta, se rajó y huyó a tablas.

Volador. Número 61, 467 kilos. Sin trapío ni cara. Protestado y devuelto.

Zahareño (2° bis). Número 264, 471 kilos. Negro listón. Bajo, bonito de tipo, justo de presencia. Se le toreó sin exigirlo; dio buen juego hasta la mitad de la faena de muleta.

Virrey. Número 57, 490 kilos. Castaño bociblanco. Bajo y bien hecho. Serio de cara. Tuvo son y clase. Transmitió emoción y embistió galopando. Su matador lo obligó mucho.

Doctor. Número 1, 488 kilos. Negro zaino. Bajo, muy pobre de cara, sin culata, con escasos pitones. Sin fuerza y bajo de raza. La habilidad del matador tapó sus carencias.

Cristalino. Número 45, 506 kilos. Negro, bajo, en tipo Domecq. Abanto de salida y con poca raza; mejor por el lado izquierdo que por el derecho.

Veraneante. Número 15, 485 kilos. Negro zaino. Justito de presencia y pobre de cara. Escaso de raza, iba y venía sin decir mucho, pero tuvo duración, probablemente porque no se empleó.

 

FICHA DE LA CORRIDA

Plaza de Acho.

3 de diciembre. Quinta corrida de feria.

Lleno total en Sol y casi lleno en Sombra.

Toreros.

José María Manzanares (España). De azul marino y oro. Oreja y palmas.

Andrés Roca Rey (Perú). De tabaco y oro. Dos orejas y una oreja.

Rafael Serna (España). Confirmó alternativa. De marfil y oro. Silencio y oreja.

Ganado.

Toros españoles de García Jiménez, Peña de Francia y Ventana del Puerto y un sobrero de El Olivar (Perú).

 

VIDEOS DE LA QUINTA CORRIDA DE LA FERIA DEL SEÑOR DE LOS MILAGROS

3 de diciembre de 2017

Videos: Jorge Pérez

 

Paseíllo

 

Rafael Serna – primer toro (confirmación de alternativa)

 

José María Manzanares – segundo toro

 

Andrés Roca Rey – tercer toro

 

José María Manzanares – cuarto toro

 

Andrés Roca Rey – quinto toro

 

Rafael Serna – sexto toro

Leer comentarios ()

Subir