Mundial de goles y cifras sorprendentes, por Walter De La Torre
Mundial de goles y cifras sorprendentes, por Walter De La Torre
Redacción EC

En la pelota dividida, supera a con amplitud, sortea a como quien elude a un mueble y marca el 5-1 para Holanda. Humillación mundial para el campeón, linchamiento virtual a Iker en las redes sociales. O Siniestro total . Tal vez esa sea la imagen más fascinante del que estamos viendo, pieza enmarcada en un partido que causó conmoción, apenas en el segundo día del torneo. 

es el gran espectáculo que todos queríamos ver, con figuras estelares que lo dan todo desde la primera función. Genios consagrados como Robben, , y acaso , que se rehúsan a la especulación y canalizan su talento al servicio del gol. El objetivo primario es siempre el arco rival. El objetivo mayor: la final del 13 de julio en el Maracaná. Ellos son la respuesta a este gran arranque mundialista de partidos oscilantes y marcadores inverosímiles, , o la masacre alemana a Cristiano y sus amigos.

A los cracks mediáticos hay que sumarle la aparición de los jóvenes hambrientos de gloria. La potencia y dinámica del ‘tico’ , el liderazgo de Anthony Brooks en la zaga estadounidense o la prestancia del extremo belga Dries Mertens, son las gratas sorpresas que matizan la atención de la prensa y despiertan nuestro fanatismo (también) en los partidos de menor interés, como el o el .

Pero el indicio más certero de que esto pinta como un gran show, es la producción goleadora que nos ha dejado la primera fecha de la Copa. Los números son contundentes en favor de este Mundial: 49 goles en los 16 partidos iniciales, lo que arroja un promedio de 3 tantos por encuentro. y a la media de todos los

Y si trasladamos los dígitos al codiciado ráting de las televisoras, la se muestra estusiasmada con los niveles de audiencia que va registrando el certamen, y asegura que superará los 3,200 millones de televidentes que logró Sudáfrica en todo el planeta. Para muestra un botón: el partido entre, que se disputó el sábado en la medianoche europea, fue visto por 14,2 millones y 12,8 millones de personas en cada uno de esos países, respectivamente, según publica la agencia DPA.  

Otro ejemplo lo constituye Alemania. Más de 26 millones de telespectadores siguieron la transmisión del partido ante Portugal, lo que reportó una audiencia del 81,8 por ciento. A seis días de iniciada la Copa, la ecuación es la de siempre y hoy parece resuelta: a mayor espectáculo mayor audiencia. Lo sabe Robben, la FIFA y sobre todo los hinchas. Por ello Brasil asoma como el Mundial de los goles y las cifras sorprendentes, el Mundial que nadie quiere perderse.