Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Las historias de los héroes desconocidos del Liverpool | FOTOGALERÍA

Los 'Reds' vencieron 2-0 al Tottenham para ganar la Champions League. Estas son las historias de sus héroes desconocidos que llevaron al Liverpool a lograr su sexto título en este torneo

Anfield explota de alegría pese a que la Orejona se levanta en Madrid. Liverpool logró su sexto título de Champions League, tras vencer 2-0 al Tottenham en la final. En un equipo que solo Mohamed Salah podría ser catalogado como 'estrella', el resto de sus compañeros no se quedaron atrás y también destacaron cumpliendo a la perfección lo indicado por Jürgen Klopp. ¿Pero quiénes son las estrellas desconocidas que se consagraron campeones de este torneo?

Trent Alexander-Arnold
Uno de los dos jets de combate - junto a Robertson- que tiene el equipo de Jürgen Klopp por las bandas. Cuando pasa, o te bombardea con centros precisos o se vuelve inalcanzable con su velocidad. Eso sí, nunca pasa desapercibido, sus embestidas siempre hieren.

Aunque su viveza en el cuarto gol del Liverpool ante el Barcelona en semifinales sea propia de un veterano, apenas tiene 20 años. Eso sí, al revisar su currículum podemos darnos cuenta que le sobra experiencia. A partir de ello podemos comprender la frialdad de su actuar en un momento donde las papas quemaban en Anfield.

Pasó por todas las selecciones menores de Inglaterra, salvo la Sub 20. Tiene trece asistencias en 28 partidos de la Premier League y estuvo en el mundial de Rusia 2018, aunque jugó poco. Con 20 abriles hizo lo que llamamos en el fútbol una carrera ideal, cumpliendo el proceso paso a paso en las selecciones menores de su país, y con una Copa del Mundo encima. Es un joven con alma de viejo.

Fabinho
Un león capaz de mostrarle los colmillos al mismísimo Lionel Messi o a Eriksen o a Kane. Brasileño cuando tiene el balón porque siempre se la da a un compañero, pero tranquilamente puede ser uruguayo o paraguayo por la forma en que encima a los rivales cuando no lo tiene. Uno se pregunta de dónde salió, y la respuesta puede sorprender a más de uno que no haya seguido de cerca su carrera. Estuvo nada menos que en el Real Madrid Castilla e inclusive llegó a debutar con el primer equipo de la mano de José Mourinho.

Pero lo que causa más asombro es notar que fue lateral en sus comienzos. Pero un Dani Carvajal en un nivel excelso lo relegó siempre a la banca y a la reserva merengue. Producto de ello hizo las maletas y se fue al Mónaco. Ahí, en el lugar donde los artistas se internan para alejarse de todo y reencontrarse consigo mismo, Fabinho no fue la excepción: se encontró con su esencia. Pasar y tirar el centro ya no fue más una preocupación. Ahora su objetivo se volvía retardar ataques rivales y quitarles el esférico. Y tan bien lo hizo que el Liverpool se fijó en él y lo fichó para esta temporada con 25 años.

Georginio Wijnaldum
Lo de Wijnaldum (28 años) es una historia atípica. No vamos a decir que siempre quiso ser futbolista porque no es cierto, ni tampoco que fue un predestinado por tener antepasados futbolistas, eso está más alejado de la realidad aun. Georginio, holandés con ascendencia surinamesa, quería ser gimnasta o acróbata. No obstante, un tío suyo le preguntó si quería practicar con el balón en la escuela de fútbol de Sparta Rotterdam, donde vivió durante gran parte de su infancia junto a su abuela tras la separación de sus padres (él decidió portar el apellido de su madre y no Boateng, el de su padrastro).

Un dato curioso es que, de vez en cuando, el volante del Liverpool muestra en sus historias de Instagram las acrobacias que hacen sus hijas, quienes sí se dedicaron de lleno a lo que nunca pudo hacer el papá. Pero, resumiendo su carrera, Feyenoord lo reclutó, en PSV Eindhoven se consolidó y fue convocado por Louis van Gaal para la Copa del Mundo de Brasil 2014. 

Andrew Robertson
Robertson no siempre fue Robertson. Es decir, todos se deshacen en halagos por su tranco largo, producto de su potente físico y su 1,78 m de estatura. Sin embargo, no siempre fue así. Es más, el lateral del Liverpool se inició en la cantera del Celtic Glasgow, pero con 15 años fue descartado debido a su baja estatura. No cumplía con los estándares físicos que exigía el futuro fútbol moderno, le dijeron a sus padres. Debido a esto decidió incorporarse a la cantera del humilde Queen's Park Football Club, que sí lo recibió con los brazos abiertos.

Fue en el Hull City donde ofreció su mejor carta de presentación en la Premier, aunque las cosas a nivel grupal no resultaron como lo esperado. El escocés terminó descendiendo pero, esa misma noche, una de las peores de su carrera, Klopp lo llamó para preguntarle si quería ir a Anfield. Muy aparte de su admirable potencia física, el lateral zurdo de 25 abriles se caracteriza por nunca dar una pelota por perdida. Ahora ya sabemos la razón. Todo le costó el doble.

Divock Origi
La infancia de Origi fue observar como su papá, Mike Origi, era ídolo y goleador en la selección de Kenia. Quién diría que, tiempo después, podría emular sus pasos en un gigante de Europa como el Liverpool.  Divock se inició en las categorías inferiores del Racing de Genk para después pasar al Lille de Francia, decantar en el Liverpool, ir y venir en el Wolfsburgo y hoy ser el héroe inesperado de los ‘Reds’.

Pero lo realmente importante en la vida de Origi (24 años) es que hoy su vida puede cambiar para siempre. Sus goles ante Barcelona sirvieron para el boleto a la gran final de la Champions  y hoy marcó el segundo tanto de la tranquilidad ante Tottenham. Que no sorprenda que en algunas de las calles de Anfield se dibuje el rostro del seleccionado belga. Es el jugador de los goles importantes.

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ
Ir a portada