Flick se ganó el respeto siendo el segundo al mando en la selección de Alemania desde 2006 hasta 2014, año en el que ganó el Mundial. (Foto: Reuters)
Flick se ganó el respeto siendo el segundo al mando en la selección de Alemania desde 2006 hasta 2014, año en el que ganó el Mundial. (Foto: Reuters)
Diego Barrio de Mendoza

El exasistente técnico de la selección alemana ha hecho historia en las filas del como entrenador. En la temporada que acaba de terminar de la Bundesliga (2019-2020), tomó las riendas del equipo tras el despido de Niko Kovac en noviembre y logró llevarse el octavo título consecutivo pese a que arrancó en el sétimo puesto, 7 puntos menos que el líder. Ya para cerrar con broche de oro, el domingo tras derrotar al PSG en la final.

MIRA: Bayern Múnich vs. PSG: Kingsley Coman y el gol que le dio la Champions League a los alemanes | VIDEO

En la jornada final que se llevó a cabo en Portugal, después de una histórica paliza al Barcelona en cuartos y una contundente goleada al Olympique de Lyon en la semifinal, Flick consiguió la triple corona de Europa, imponiéndose claramente al equipo parisino con presión sobre las figuras rivales (Neymar y Kylian Mbappé) y un juego práctico. Para consagrar su estilo de potenciar las bandas, fue precisamente el lateral derecho Joshua Kimmich el que le dio un magistral centro a Kingsley Coman para sentenciar el partido.

“Habíamos visto que el PSG era muy fuerte ofensivamente, así que jugamos con audacia, clase, merecimos la victoria”, aseguró el entrenador del Bayern Múnich este domingo tras conquistar la sexta Champions en la historia de los muniqueses.

Bayern Múnich se consagró campeón de la Champions League

Cabe recordar que también se adjudicó la Copa Alemana luego de vencer 4-2 al prometedor Bayer Leverkusen. No fue una tarea fácil, un equipo rival cuenta con una de las figuras de la actual selección alemana, el atacante Kai Havertz.

“Estoy orgulloso del equipo, cuando comenzamos en noviembre (sustituyó a Niko Kovac en el banquillo) leía titulares como ‘Ya no hay respeto por el Bayern’ o ‘Sin miedo al Bayern’. El desarrollo del equipo en estos diez meses ha sido sensacional. Hemos trabajado de manera óptima, comprendiendo la pausa por el coronavirus”, añadió Flick.

Barcelona cayó 8-2 ante Bayern Múnich y se despide de la Champions League

Quien también supo defender los colores de club bávaro en su época de futbolista ha logrado sincronizar el juego clásico del Bayern, físico y de posesión, con la aplicada táctica que se apreciaba en los tiempos del holandés Louis van Gaal o Jupp Heynckes y el toque fino que llegó con Pep Guardiola. A esto le ha sumado agresividad por las bandas y contundencia en los ataques, siendo sus máximos referentes de cara al gol Robert Lewandowski y Thomas Müller.

Precisamente, Heynckes fue el primer y último técnico del Bayern en conseguir el triplete soñado. Antes de superar al Borussia Dortmund en la final de la Champions, el veterano ya sabía que Guardiola sería el amo y señor de las filas bávaras para la campaña siguiente. Aunque sin lograr un título europeo, la época del catalán también fue exitosa por conseguir todas las ligas que le tocó e implantar un ‘cambio de chip’ tipo Barcelona denominado en la región “tiki-taken”.

Gnabry anota de gran factura el 1-0 para el Bayern Munich vs. Lyon

Al respecto, los números de Flick en su primera e incompleta temporada no tienen mucho que envidiar a los de Pep. Después de 24 partidos de la Bundesliga, ha registrado 21 triunfos, un empate y dos derrotas. El ex-Barcelona ganó 22 partidos y empató dos de sus primeros 24 cotejos de liga, estableciendo una mejor marca.

Sin embargo, el actual entrenador de Bayern ha logrado que los bávaros alcancen un nuevo récord con 75 goles en la misma cantidad de encuentros. Esto supera a los 72 tantos de Guardiola.

El promedio goleador de Flick en el torneo alemán es de 3,1 por partido, superando la media del español, que logró un 2,8 en la temporada 2013-2014.

Final de la Champions League | Foto: GEC
Final de la Champions League | Foto: GEC

Es cierto que su historia en la Champions está por escribirse aún, pero su camino hasta llegar a Lisboa permite augurar un futuro de grandeza. Bayern lleva hasta el momento diez victorias consecutivas en la competición europea, siete bajo su dirección. Si se cuenta solo la fase final, todas las jornadas fueron apabullantes goleadas: 3-0/4-1 al Chelsea en octavos, 8-2 al Barza en cuartos y 3-0 al Lyon en semifinal.

Sin duda, la mejor expresión del Bayern de Flick fue contra el equipo culé. La presión constante y la recuperación disciplinada pudieron menguar la capacidad del astro argentino Lionel Messi. “Hemos hecho un partido increíble. Claro que es impresionante y es una señal que mandamos a los otros equipos”, declaró tras el duelo.

Flick nos hace sentir a todos importantes. Hemos entendido su manera de entrenar y de jugar, por eso las cosas están saliendo bien”, aseguró el brasileño Philippe Coutinho, quien parece contento a pesar de no ser titular.

Inicios

Este DT se ganó el respeto siendo el segundo al mando en la selección de Alemania desde 2006 hasta 2014. Era el responsable de coordinar la estrategia de la Mannschaft de Joachim Löw, el cerebro detrás de un funcionamiento sólido entre las tareas de defensa y ataque. Su mejor y último tramo llegó al coronarse con el combinado campeón del mundo en Brasil 2014.

Cabe destacar que en ese Mundial Alemania se convirtió en la primera selección europea en levantar la Copa Mundial en América. Además, significó el cuarto Mundial de los teutones, con el que igualaron a Italia y se colocaron a una de Brasil.

“Hans tiene una idea clara de lo que quiere dar a un equipo, por lo que no me quedaron dudas de que ha comenzado con buen pie. Tiene mucha experiencia en diferentes áreas y mucha competencia, pero también empatía, se lleva bien con los jugadores”, comentó Löw sobre la incursión de Flick con los bávaros.

Bayern Munich's German interim head coach Hans-Dieter Flick attends a press conference on the eve of the UEFA Champions League Group B football match between FC Bayern Munich and Tottenham Hotspur at the training grounds in Munich, southern Germany, on December 10, 2019. / AFP / Christof STACHE
Bayern Munich's German interim head coach Hans-Dieter Flick attends a press conference on the eve of the UEFA Champions League Group B football match between FC Bayern Munich and Tottenham Hotspur at the training grounds in Munich, southern Germany, on December 10, 2019. / AFP / Christof STACHE

Cuando era futbolista, defendió los colores del Bayern y FC Colonia. Tras retirarse a la temprana edad de 28 años por una serie de lesiones ligamentarias, volvió a Bammental, su ciudad de origen y desempeñó el rol de jugador-técnico en el FC Victoria Bammental. Luego, pasó a dirigir al Hoffenfeim en la Regionalliga, del 2000 hasta 2005, y a ser el segundo entrenador del italiano Giovanni Trapattoni en el RB Salzburg antes de recibir el llamado del comando técnico teutón.

Después de llevarse el segundo puesto en la Euro 2008, el tercer puesto en Sudáfrica 2010 y la Copa del Mundo de Brasil 2014, llevó su experiencia a los despachos de la Federación Alemana. Allí ocupó el cargo de Director Deportivo por más de dos años, entre el 2014 y 2017.

Años más tarde, el 3 de nombre de 2019, volvió al lugar donde firmó su primer contrato como profesional a los 20 años. Aunque inicialmente lo vieron como una solución provisional, Hansi se ganó el puesto a punta de resultados y ganándose la confianza de sus dirigidos (gran parte de ellos ya los conocía por la selección). La directiva le extendió el contrato hasta 2023.

Segundos entrenadores con Champions

Uno de los casos más conocidos de segundos entrenadores que conquistaron la Champions League es el del portugués José Mourinho. Tras comenzar su carrera a las órdenes de Sir Bobby Robson en el Barcelona durante los años noventa, el siempre confrontacional luso ganó el torneo europeo con el Porto en 2004 y con el Inter de Milán en 2010.

Con el conjunto italiano también se llevó el triplete ese año: Serie A, Copa de Italia y Champions. Llegó al país de la bota procedente del Chelsea, donde consiguió el bicampeonato de la Premier League.

Diferente fue el camino del francés Zinedine Zidane, quien fue asistente del italiano Carlo Ancelotti en el Real Madrid campeón de la Champions Legue 2014, año en que los merengues consiguieron la ansiada décima copa.

Soccer Football - La Liga Santander - Real Madrid v Alaves - Alfredo Di Stefano Stadium, Madrid, Spain - July 10, 2020   Real Madrid coach Zinedine Zidane, as play resumes behind closed doors following the outbreak of the coronavirus disease (COVID-19)   REUTERS/Susana Vera
Soccer Football - La Liga Santander - Real Madrid v Alaves - Alfredo Di Stefano Stadium, Madrid, Spain - July 10, 2020 Real Madrid coach Zinedine Zidane, as play resumes behind closed doors following the outbreak of the coronavirus disease (COVID-19) REUTERS/Susana Vera

Ya como primer entrenador, ‘Zizou’ llevaría luego al Real Madrid a proclamarse tricampeón de la Liga de Campeones entre los años 2016 y 2018. El galo, que supo ser campeón del mundo y de Europa a nivel de selecciones como jugador, está de vuelta en el comando técnico galáctico.

El exjugador italiano Roberto Di Matteo tiene otra historia por contar. La leyenda del Chelsea como futbolista en los noventa regresó al banquillo ‘blue’ como segundo del portugués André Villas-Boas.

Una vez destituido el técnico luso en 2012, Di Matteo se hizo cargo del primer equipo en 2012 y logró ganar la Champions League, así como la FA Cup. En el camino de la copa europea, venció nada menos que al Barcelona en semifinales y al Bayern Múnich en la final.

MÁS EN DT...

NO DEJES DE VER

¿Quién es Kingsley Coman, el protagonista de la final de Champions League entre Bayern Munich y PSG?