Luis Díaz anotó uno de los goles de la remontada de Liverpool a Villarreal en España. (Foto: AFP)
Luis Díaz anotó uno de los goles de la remontada de Liverpool a Villarreal en España. (Foto: AFP) / PAUL ELLIS
Eliezer Benedetti

Una de sus aventuras de infancia era imitar al gran Ronaldinho, pero ahora forja su propia historia en las páginas gloriosas del fútbol. Sin olvidar, claro, los skills que aprendió de su ídolo brasileño cuando era niño, el colombiano ha sabido ‘regatear’ todo este tiempo a los diversos obstáculos que se interpusieron en su travesía. Ahora está encaminado en una senda triunfal con el , al inscribir su nombre en la final de la con un gol suyo en El Madrigal (2-2) ante Villlarreal, una hazaña que muy pocos compatriotas suyos pueden presumir. Y esto apenas representa el comienzo para él.

MIRA- David Beckham cumple 47 años: Diez fotos que explican la carrera del crack inglés

‘Luchito’ nació en un pequeño asentamiento rural en La Guajira en 1997. Perteneció a una familia indígena del pueblo Wayúu y fue ahí donde dio sus primeros pasos con la pelota, jugando para el equipo de la localidad que era dirigido por su padre Luis Manuel.

La pobreza extrema en la que creció no impidió que su talento sea reconocido más adelante en el más alto nivel del fútbol colombiano, aunque obviamente se trató de una misión bastante complicada. Tuvo que superar un sinfín de escollos para llegar hasta donde está hoy.

Las puertas del éxito se le abrieron a Luis Díaz cuando tenía 18 años. Él viajó a Bogotá con algunos de sus compañeros para demostrar de lo que estaba hecho al ‘Pibe’ Valderrama, quien rápidamente quedó encantado con la enorme capacidad del delgado futbolista y no dudó en seleccionarlo para representar a Colombia en la Copa América de Pueblos Indígenas del 2015 en Chile.

‘Luchito’ aprovechó su oportunidad: jugó todos los partidos del torneo, anotó dos goles y portó la cinta de capitán en aquel combinado indígena de Colombia, que alcanzó la final, pero la perdió ante Paraguay. El subcampeonato de los ‘cafeteros’ tuvo a Díaz como el gran protagonista, por lo que Valderrama no permitió que ese talento se perdiera.

El ‘Pibe’ recomendó a Díaz al Junior de Barranquilla, que finalmente decidió abrirle las puertas de la filial: Barranquilla FC. En ese equipo empezó su aventura profesional y ya nadie podía detenerlo, pues su carrera fue en ascenso. Sin cesar.

Jugando con el Barranquilla FC, fue convocado para la selección colombiana sub-20, habiendo disputado cinco partidos en el Sudamericano 2017 de la categoría. Después, continuó su carrera en el Junior, donde su progresión se mantuvo continua.

Debido a sus grandes actuaciones con el ‘Tiburón’, club con el que ganó cuatro títulos, la selección absoluta de su país comenzó a convocarle de a pocos. Empezó a mostrarse en partidos amistoso desde el 2018, pero su gran despegue se dio a partir de las Eliminatorias Qatar 2022 y la Copa América 2021.

Luis Díaz se afianzó como extremo de los ‘cafeteros’ desde el arranque de las Eliminatorias, siendo fundamental en el ataque. Le anotó uno de los tres goles que sufrió Perú en el duelo del clasificatorio ante Colombia en Lima. Y el combinado nacional lo volvió a sufrir en el partido por el tercer lugar de la Copa América, competencia donde ‘Luchito’ brilló.

Luis Díaz se ha afianzado como una de las principales figuras de la Selección colombiana | Foto: EFE
Luis Díaz se ha afianzado como una de las principales figuras de la Selección colombiana | Foto: EFE / Joedson Alves

Un doblete del extremo colombiano, que fue escogido como “la revelación del torneo”, dejó fuera del podio a la ‘Blanquirroja’, tras sentenciar así el 3-2 a favor de su selección en el encuentro. Con estos goles, además, se consagró goleador del certamen (cuatro tantos) a la par de Lionel Messi.

Y es importante no olvidar el golazo que le anotó a Brasil en fase de grupos con una maravillosa tijera, que fue nominada al premio Puskas de la FIFA. “El día que le hizo el gol a Brasil en la Copa América me llamó y me dijo: “¿Te acuerdas, pá? Yo te dije que le hacía gol a Brasil de chilena. Lo hice”, contó su padre en una entrevista con el medio .

Días después de haber destacado en el torneo sudamericano, el extremo colombiano viajó a su natal Guajira y aprovechó para jugar una especial ‘pichanga’ con los suyos. Aunque ya estaba acostumbrado a las buenas condiciones del césped del más alto nivel profesional, él no dudó en volver a ensuciarse los pies en cancha de tierra, como en su infancia y adolescencia. Su humildad no se negocia. Y así lo ha dejado claro.

Luis Díaz ya ha cumplido algunos sueños y sigue soñando en grande, aunque también ha experimentado una infelicidad con su selección recientemente. La no clasificación al Mundial Qatar 2022 ha representado un golpe duro para ‘Luchito’ y toda su nación, pero en las siguientes Eliminatorias buscará cobrarse su revancha para devolverle la alegría a los colombianos.

Travesía europea

En medio de estos episodios con Colombia, Luis Díaz se abrió un camino especial en Europa. Gracias a su enorme capacidad con la pelota, el guajiro fichó por el Porto en julio del 2019 y, a partir de entonces, su nombre comenzó a sonar por todo el mundo. Ya estaba en la órbita de las grandes Ligas del ‘Viejo Continente’ y a él no le quedó de otra que exhibir su talento.

Con el Porto ganó tres títulos: la Primeira Liga, la Copa de Portugal y la Supercopa de Portugal. Además, con ese club comenzó su travesía en la Champions League, máxima competición a nivel de clubes, donde encontró una gran oportunidad para demostrar que está hecho a medida de los grandes.

En esta temporada 2021/22, al Porto le tocó enfrentar al Liverpool en la fase de grupos y, aunque perdió ambos partidos de la ronda, Luis Díaz se llevó toda la atención de Jürgen Klopp tras sus grandes actuaciones en el campo. El colombiano significó un verdadero peligro para los de Anfield y eso convenció al entrenador alemán de que debía tenerlo en su equipo cuánto antes. Y así fue.

En enero de este año, los ‘Reds’ desembolsaron 45 millones de euros para contar con los servicios del extremo cafetero durante cinco años. Esta operación ha sido un éxito total. ‘Luchito’ ha sabido responder lo que vale y más dentro de la cancha, ayudando a que la delantera de Klopp sea mucho más letal de lo que ya era.

Aunque hasta el momento solo ha marcado cuatro goles y dado tres asistencias en 21 partidos oficiales con el Liverpool, Luis Díaz ha sido determinante constantemente en la ofensiva del equipo. Su rendimiento es bastante bueno y Klopp está maravillado con la gran capacidad de su fichaje estrella. De hecho, el guajiro no se cansa de recibir elogios de propios y extraños.

Ahora, los ‘Reds’ han vuelto a alcanzar la final de la Champions League y ‘Luchito’ se ha convertido en el quinto colombiano que alcanza la definición del título de este certamen. Antes solo lo habían logrado Iván Córdoba, Juan Guillermo Cuadrado, James Rodríguez y Dávinson Sánchez.

VILLARREAL (CASTELLÓN), 03/05/2022.- El delantero del Liverpoll Luis Díaz (d) juega un balón ante Juan Foyth, del Villarreal, durante el partido de vuelta de las semifinales de la Liga de Campeones que disputan hoy martes en el estadio de La Cerámica. EFE/Domenech Castelló
VILLARREAL (CASTELLÓN), 03/05/2022.- El delantero del Liverpoll Luis Díaz (d) juega un balón ante Juan Foyth, del Villarreal, durante el partido de vuelta de las semifinales de la Liga de Campeones que disputan hoy martes en el estadio de La Cerámica. EFE/Domenech Castelló / Domenech Castelló

De esa lista, solo Cuadrado pudo disputar la final que perdió con Juventus en la edición 2016/17, ingresando en el segundo tiempo y siendo expulsado 11 minutos después. Los demás mencionados no acumularon ningún segundo en cancha, pero James y Córdoba celebraron con la ‘Orejona’ junto a sus compañeros de equipo.

Ahora es la gran oportunidad de Luis Díaz. Aunque no inició como titular en España ante el Villarreal, ‘Luchito’ es una gran opción para Klopp en el arranque de la final contra el Real Madrid o Manchester City. Y es que su ingreso en el segundo tiempo en el Madrigal fue propicio para la épica remontada de los ‘Reds’. De hecho, convirtió su gol y se convirtió en el segundo jugador colombiano que marca en una semifinal de la Champions tras James (con el Bayern Múnich en 2018), según la data de MisterChip.

Por el momento, ‘Lucho’ ya está haciendo historia con 25 años. No jugará el Mundial, pero sí disputará su primera final de Champions, un privilegio que pocos pueden alcanzar. Él, con la humildad que le personifica, buscará hacer su mejor papel, divertirse como lo hacía de niño en Guajira, y seguir luchando por la gloria. El éxito, en tanto, seguirá llegando por su cuenta.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más