Redacción DT

La le ha sida esquiva a y a todo el desde el 2015. Eliminaciones inesperadas han hecho tambalear a la directiva que no encuentra respuestas para volver a reinar en Europa. Hace dos años, en Italia, la Roma le pegó uno de los golpes más duros del último tiempo: revirtió un 1-4 y dejó afuera al conjunto que dirigía en ese entonces Ernesto Valverde.

Barcelona arribó aquel 10 de abril del 2018 al Olímpico de Roma con 4-1 bajo el brazo y con la intención de completar el trámite para pensar en la semifinal del certamen continental. Con Messi y compañía, Ernesto Valverde se mostraba confiada en un resultado tranquilo para ya planificar la siguiente fase.

Sin embargo, el cuadro italiano de la mano de su emblema Daniele De Rossi saltó al campo con una fiereza inusual y lo trasladó al marcador: a los 06′ ya ganaban gracias a la audacia de Edin Džeko.

Una de las páginas del diario AS tras la debacle en Roma | Foto: UEFA
Una de las páginas del diario AS tras la debacle en Roma | Foto: UEFA

El partido lucía controlado para el Barcelona. Tras el descanso, el cuadro español pudo asustar a Alisson Becker pero no pasó de eso, solo un susto. A los 58′, un penal provocado por Piqué le permitió a De Rossi pensar en una nueva versión de un cantar de gesta: 2-0 y más de 30 minutos para buscar el 3-0 que los clasifique a semifinales.

Sin respuesta desde el banco blaugrana, la debacle se consumó a los 81′: centro conectado por Kostas Manolas para darle el 3-0 final a los italianos, asegurar el pase a semifinales y provocarle una pena enorme a un desolado Lionel Messi.

MÁS EN DT

TE PUEDE INTERESAR