Centenares de aficionados británicos y franceses ensayaron juntos en los alrededores del estadio de Wembley el himno nacional de Francia, La Marsellesa, que se interpretará minutos antes del partido que hoy enfrentará en un amistoso a las selecciones de fútbol de y Francia.

Los cerca de 90.000 asistentes que abarrotarán el estadio londinense podrán seguir desde los videomarcadores la letra del himno para así entonarlo, en memoria de las víctimas de los ataques de París del pasado viernes, en los que murieron al menos 129 personas y más de 300 resultaron heridas.

"No se me ocurre una mejor manera de rendir tributo a nuestros vecinos. Yo no hablo francés, pero llevo practicando un par de horas", dijo a Efe el joven John Reilly, que lleva una bandera tricolor y una edición del diario gratuito "Evening Standard", que en su sección de deportes incluye una página con la letra de La Marsellesa.

"En el fútbol, los franceses son nuestros rivales, pero el partido de hoy es una ocasión especial. Hoy somos más que vecinos, somos hermanos, y queremos demostrar que no tenemos miedo", agregó.

Además, muchos de los asistentes, que se abrazaron, bebieron y cantaron juntos en las horas previas al choque, no cesaron de fotografiarse con el emblemático arco de Wembley, teñido de los colores blanco, rojo y azul de la bandera francesa, de fondo.