Después de la polémica ocurrida durante el partido entre Bochum y , el entrenador de fútbol se mostró frontalmente en contra del doble castigo con penal y expulsión cuando el último defensor comete una falta en el área.

"La regla es ridícula. La FIFA debería cambiarla", afirmó el español tras la victoria del miércoles del Bayern Múnich sobre el conjunto de la segunda división alemana por 3-0 en los cuartos de final de la Copa alemana.

"Con un penal habría bastado. Hoy nos benefició, pero en otra ocasión puede volverse en nuestra contra", añadió el técnico de los bávaros.

Simunek, el último hombre de la línea defensiva del Bochum, derribó en el área a Arjen Robben tras un ligero contacto en el minuto 43. Obviando que la caída del delantero holandés fue calificada por el entrenador del Bochum como "teatro", opinión que compartieron muchos observadores del partido, que el árbitro expulsara al defensa y señalara penal estaba dentro del reglamento.

El Bochum argumenta sin embargo que, en esta ocasión, la tarjeta roja fue un castigo riguroso. "Hubo contacto, pero Robben se deja caer. Hemos sido castigados de forma excesiva con el penal y la roja", criticó el entrenador del Bochum, Gertjan Verbeek.

El entrenador afirmó conocer a su compatriota desde que tenía 12 o 13 años. "Lo ha hecho siempre, en cuanto nota contacto, se deja caer", dijo.

Las declaraciones del entrenador holandés desencadenaron una serie de acusaciones cruzadas entre miembros de ambos clubes que incluyeron al propio Robben. "Si eso no es penal, podemos dejar de jugar al fútbol", afirmó el delantero.

"No puedo tolerar que un entrenador de fútbol, que debe dar ejemplo, la tome con uno de nuestros futbolistas", se quejó el director deportivo del Bayern, Matthias Sammer.

Por su parte, el director deportivo del Bochum, Christian Hochstätter, calificó la jugada de "chiste" y de "marranada".

Fuente: DPA

LEE MÁS SOBRE...