Perú-Inglaterra en Wembley, un mágico estadio lleno de historia
Perú-Inglaterra en Wembley, un mágico estadio lleno de historia

DIEGO BARRIO DE MENDOZA 

El estadio de Wembley, símbolo del fútbol inglés, fue construido después de la Primera Guerra Mundial e inaugurado el 28 de abril de 1923. Su construcción tomó exactamente 300 días y en aquel entonces fue considerado como el mejor estadio del mundo. El primer partido que se llevó a cabo en este ícono del fútbol fue la final de la FA Cup en el 23; su capacidad, en ese entonces de 127 000 personas, fue excedida por muchos fans deseaban ver la final en este nuevo recinto (Se estima que los participantes dentro del estadio fueron de 240 000 a 300 000 y fuera del coloso 60 000).  Después de este icónico final, diversos partidos de fútbol se llevaron a cabo allí, pero se prestó más atención a la seguridad.

Sin embargo, el estadio de Wembley no solo ha presenciado partidos de fútbol. , donde ganó Estados Unidos. En esta edición del evento, Gran Bretaña ganó 23 medallas de las cuales tres fueron de oro. Asimismo, desde 1929, se llevan a cabo las finales de la Copa de Inglaterra de Rugby (Challenge Cup); mientras que desde los 80, la NFL ha cautivado a las multitudes con el American Bowl. Además, en 2007 también se jugó el primer partido de temporada regular fuera de América, que dio como ganador a los New York Giants sobre los Miami Dolphins.

El césped de Wembley tiene 105 metros de largo por 68 de ancho. Las carreras de galgos, el hockey y la WWE en 1992 (Sumer Slam) son sólo algunos de los tantos espectáculos que se han apreciado en este estadio emblemático. Cabe destacar la presencia del papa Juan Pablo II, quien bendijo el césped de Wembley el 29 de mayo de 1982, en la Misa para la renovación de las promesas bautismales.

El estadio de Wembley también es considerado como un santuario de la música desde que impulsó el fenómeno mundial de los conciertos de Ayuda en Vivo (Live Aid) en 1985, así como con los conciertos realizados por Queen en 1986, Michael Jackson en 1988, The Rolling Stones en 1990, The Beatles, U2, Muse. Bon Jovi y Oasis.

Pero, en 2002 el estadio se demolió para construir otro más moderno, con miras a las Olimpiadas de Londres 2012, evento que fue un ejemplo de organización y donde ganó Estados Unidos nuevamente. Wembley fue casa de los partidos de fútbol de las olimpiadas y de la final, donde México venció a Brasil de Neymar. La inauguración y clausura del evento, con la influencia de la cultura (literatura, cine y música) de Inglaterra, fueron de las más espectaculares en la historia, aunque estas se desarrollaron en el Estadio Olímpico.

El nuevo coloso abrió sus puertas el 24 de marzo 2007, con el partido entre las selecciones Sub 21 de Inglaterra e Italia, y la característica más llamativa es el alto arco de 133 metros, la estructura de techo más grande en el mundo. El arco de Wembley soporta el techo del Norte y 60% del peso de la cubierta del Sur. La capacidad es ahora de 90 000 personas, el segundo mayor número de Europa, con la mayor asistencia hasta el momento en 89 874 que se vieron la final de la Copa FA 2008 entre Portsmouth y Cardiff City.

Es el único estadio donde se han jugado cinco finales de la Copa de Europa y dos de la Champions League. Es conocido como “La casa del fútbol”, “Las Islas”, “La sede de las leyendas”, “Empire Stadium”. Es la cancha donde juega de local la selección inglesa y es también anfitrión de las finales de la FA Cup, Carling Cup y Community Shield.  El brasileño Pelé, quien bautizó a Wembley como la “catedral del fútbol”, tuvo el honor de anotar el último gol en el campo, en una ceremonia de despedida, antes de que fuera demolido en 2002.

Se dice que el césped del viejo Wembley es el  primero en ser bendecido. El rey Jorge V fue quien bendijo el campo, el 28 de abril de 1923, el mismo día que fue inaugurado.  Es considerado, junto con el Maracaná, el estadio más importante del mundo, donde algunos capitanes de grandes equipos subieron los 39 escalones que son necesarios para alcanzar el palco, también conocido como el Royal Box, para recoger el trofeo de campeón.

PRIMER PARTIDO:

El estadio Wembley se inauguró el 28 de abril de 1923 con la final de la FA Cup entre el Bolton Wanderers y el West Ham United. El aforo del coloso era de 127 000 personas; sin embargo, algunas crónicas cuentan de que aquel día entraron más de 300 000 personas y muchas de ellas ingresaron al campo al no encontrar espacio en las gradas.

Por ello se le conoce como la final del “caballo blanco”,  ya que la policía montada tuvo que despejar la cancha de los invasores y fue el motivo de que el encuentro comenzara 45 minutos tarde. Finalmente, el rey Jorge V le entregó el trofeo al Bolton, quien se impuso 2-0 con goles de David Jack y Jack Smith.

MUNDIAL INGLATERRA 66:

Wembley fue anfitrión de la primera y única consagración en una Copa del Mundo de la selección inglesa en 1966. Los británicos vencieron 4-2 al conjunto alemán en la final y el principal artífice de la conquista fue el delantero británico Geoff Hurst. El ex atacante del  West Ham United anotó tres goles en la final de un Mundial (Inglaterra 66), un record que hasta ahora nadie ha podido superar.

El partido también fue recordado por una de las jugadas más polémicas en la historia de las copas del Mundo: el “gol fantasma” ante los alemanes, que significó el 3-2 a favor de los ingleses y fue el segundo tanto del inglés Hurst. El último gol de los locales llegó casi por una casualidad, según contó el propio Hurst.

Inglaterra fue de menos a más en aquel Mundial y muchas personas pensaban que iba a hacer el ridículo en el certamen. Pero, finalmente los británicos se consagraron campeones de la mano del entrenador Sir Alfred Ramsey, quien es venerado hasta hoy.

El partido en el estadio Wembley, además, fue la primera final de un Mundial que se jugó en tiempo extra. Además, en Inglaterra 66 surgió la primera mascota oficial de una Copa del Mundo, “León Willie“, y también la primera canción oficial, “World Cup Willie”.

EUROCOPA INGLATERRA 96:

Inglaterra es la única selección que ha ganado un Mundial y no ha jugada alguna final de la Eurocopa. En 1996 perdió esa oportunidad jugando de local, luego de vencer a España en los cuartos y perder en la semifinal contra Alemania, país se consagró campeón de la competición, tras derrotar a República Checa. Klinsmann y Summer destacaban en aquel conjunto teutón.

Fue la primera edición de la Eurocopa con 16 equipos participantes y fue la primera vez que  una final se definió por gol de oro. El héroe de aquel encuentro fue el alemán Oliver Bierhoff, quien entró en el minuto 68, anotó el gol del empate a los 75 y marcó el tanto de la consagración a los 95. Solo se jugó un tiempo extra.

COPAS DE EUROPA:

La primera final de una Copa de Europa que se jugó en Wembley, también fue la primera ganado por el AC Milan de Italia. El equipo lombardo, donde destacaban el histórico atacante Gianni Rivera y Cesare Maldini, se impusieron 2-1 al Benfica portugués de Eusébio en 1963.

En 1968 el coloso albergó nuevamente una final. El Benfica pisó Wembley una vez más, pero cayó derrotado 4-1 por el Manchester United, el primer equipo inglés en consagrarse en la competición. La final de 1971 la ganó el Ajax de Holanda, luego de vencer al Panathinaikos griego. En 1978, Liverpool, uno de los mejores equipos del momento, se coronó luego de vencer por 1-0 al Brujas de Bélgica.

Uno de las mejores expresiones futbolísticas del Barcelona, de la mano del entrenador Johan Cryuff, venció 1-0 a la Sampdoria del gran portero Gianluca Pagliuca y el talentoso Roberto Mancini en la final de 1992, que se disputó en Wembley. Grandes jugadores como Stoichkov, Michael laudrup, Ronald Keoman y Pep Guardiola le dieron la primera copa al Barza.

En 2011 Wembley fue testigo nuevamente de otra de las más estelares actuaciones del Barcelona en su historia, quien conquistó la Champions League tras vencer al Manchester United 3-1. Hasta ahora se discute cuál fue el mejor equipo barcelonista: ¿en 2011 o en el 92? Lo que sí se puede afirmar es que el estadio inglés fue testigo del juego agraciado de los dos conjuntos culés.

Luego, en 2013, el Bayern Múnich de Claudio Pizarro conquistó la Champions League en el coloso británico. Los bávaros, con Arjen Robben y Frack Ribéry por las bandas, superaron 2-1 al Borussia Dortmunt de Robert Lewandoski. Los alemanes hicieron historia, ya que consiguieron por primera vez en su historia ganar Bundesliga, Copa y Champions: el triplete.