Marco Quilca León

Quizá el derrotismo con el que hemos convivido no nos deja ver más allá de Lima. Pero hay un dato tan demoledor como alentador. Dependerá desde la óptica que lo quiera ver: si desde el pesimismo instaurado por tantos golpes o el esperanzador optimismo de que las cosas están cambiando. Desde 2016, la temporada siguiente a la consecución de su segundo título nacional, se ha convertido en el club que más alegrías nos dio a nivel internacional, superando a la que los ‘grandes’ han alcanzado en ese mismo lapso de tiempo. Diecisiete victorias (5 en Libertadores y 13 en Sudamericana) sobre los diez de Cristal y cuatro de Universitario. En el aniversario 482 de Arequipa, el mejor regalo que puede tener la Ciudad Blanca es tener a su Melgar entre los cuatro mejores de la tras eliminar al mismísimo Inter de Porto Alegre en Brasil.

MIRA: Ancelotti se retirará en el Real Madrid: un repaso a la exitosa carrera del DT más ganador de Champions

Afuera, en esas tierras desconocidas que nos han golpeado tantas veces como fuera posible, Melgar se está encargando de reanimar nuestro espíritu deportivo. Victoria tras victoria, hazaña tras hazaña, como la clasificación a semifinales ante el Inter de Porto Alegre en Brasil. Los dirigidos por Pablo Lavallén, quien reemplazó a Néstor Lorenzo, son el club peruano con más triunfos como visitante en la historia de la Sudamericana (ganaron en Bolivia, Venezuela, el año pasado en Trujillo a Mannucci y también en Montevideo). En Brasil no lograron ganarlo, pero empataron y en la definición por penales alcanzaron la épica.

¿Cuál es el secreto detrás del éxito contínuo de un Melgar que, desde que salió campeón con Juan Máximo Reynoso en 2015, nunca dejó de pelear en el torneo nacional? Diversas fuentes, que conocen muy de cerca la institución, nos brindan sus apreciaciones para dar con la clave de un club que por ahora merece aplausos y apoyo de todo el Perú.

LEE: Messi y Cristiano, las dos caras de la moneda: Así se perfilan para llegar al Mundial

Identidad

“Una de las cosas que se puede resaltar del club es que sostiene una política deportiva. Independientemente del nombre de los entrenadores, creo que hay un sistema de trabajo en lo cual se respaldan, nos dice Rubén Marrufo, el periodista que más conoce a Juan Máximo Reynoso y quien trabajó a su lado en toda la estadía del técnico en Arequipa. Un claro ejemplo de la política deportiva de la que habla el hombre de prensa es saber qué línea seguir a la hora de contratar entrenadores. Tras la salida del ‘Cabezón’, Melgar ha tenido diez técnicos, contando a Néstor Lorenzo y los interinos, y nunca dejó de pelear en el plano local. Es más, no hay un solo año en el que no haya asistido a un torneo internacional.

Pese a los inconvenientes de infraestructura, un tema que recalca Ricardo Gareca cada vez que puede, Melgar sostiene su trabajo. No cuentan con un campo propio para poder entrenar. El Estadio Mariano Melgar lo alquilan al IPD; el Monumental de la UNSA, a la Universidad Nacional de San Agustín; y los complejos como el Club del Abogado, al Colegio de Abogados. “El club tiene un terreno amplio, de varias hectáreas, en el sector de Yarabamba donde se pretendía hacer un estadio, pero no hay agua”, cuenta Jorge Jiménez, periodista de Radio Yaraví que más debe conocer de las entrañas del cuadro arequipeño. El proyecto de la construcción de un Complejo Deportivo siempre estuvo en mente, pero no es fácil sostenerlo.

“Mucha gente cree que Melgar es un club rico y no lo es. Cumple a rajatabla con su presupuesto, que seguramente ha ido mejorando en el tema de ingresos por los éxitos deportivos, pero siempre mantiene su línea”, añade Maruffo.

Melgar venció a clubes
de todos los países
Victorias
Perú6
Colombia4
Brasil3
Venezuela2
Ecuador2
Paraguay2
Uruguay2
Bolivia1
Chile1
Argentina1
TOTAL22
LEE TAMBIÉN: Pablo Lavallén, el guía de Melgar que da la espalda a los penales pero ya tiene hitos históricos en torneos internacionales

“Melgar es un club que siempre se ha manejado muy bien porque la comunicación entre todas las área es fluida. O al menos hasta el tiempo que estuve”, dice Arturo Arana, exjefe de prensa. “Si pudiera elegir cuál es la clave del éxito de este Melgar, es el apoyo que siempre hubo por parte de cada trabajador. Desde la cabeza, que ahora está en el administrador Bruno Bettochi, hasta cualquier otro. Tú podías ver al encargado de la coordinación de escuelas de menores tapando la publicidad del estadio en un partido internacional o a la practicante del área legal conectando impresoras en las oficinas que le armábamos a los oficiales de Conmebol. Todos como una familia tirando para el mismo lado. Un comentario o un check de Conmebol hacia la organización, era un gol para nosotros.

La base del éxito de Melgar no solo está en el gran trabajo que hizo Néstor Lorenzo y lo continúa Pablo Lavallén, también está en el orden que le ha dado Jader Rizqallah, que es el acreedor mayoritario en la institución, junto al trabajo del administrador Ricardo Bettocchi. El cuadro arequipeño no ha perdido puntos por deudas ni mucho menos ha sido sancionado por Conmebol por retrasos en la organización de los torneos -como le ha pasado a Universitario-.

El legado de Reynoso: los menores

El Foot Ball Club Melgar se fundó el 25 de marzo de 1915, hace 107 años. Pero para Rubén Marrufo “se refundó en 2014″ con la llegada de Juan Máximo Reynoso al banquillo. Para Marrufo es así y para Jorge Jiménez, hombre de prensa que vio pasar decenas de entrenadores, también. Y seguramente para los arequipeños el sentir es el mismo.

En 2014, Melgar acabó como líder de la tabla acumulada (es decir, fue el equipo que más puntos sacó a lo largo del año) pero en ese entonces las bases no permitían que el campeón del acumulado llegase a los play-offs. Esa misma temporada, el conjunto arequipeño celebró el título del Torneo de Reservas. De ese equipo campeón salió Alexis Árias, hoy estandarte del club.

Además de formar un plantel altamente competitivo para la liga local, y así salir campeón por segunda vez en su historia en 2015, Juan Reynoso pidió siempre un proyecto serio en menores. “Fue una de sus condiciones para renovar en 2017″, recuerda Marrufo.

Hoy, ya con la llegada en 2019 de Marco Valencia, exfutbolista y extraordinario cazador de talentos, el ‘Dominó’ busca ser uno de las instituciones que más futbolista saque. Que forme y que encuentre. Hoy, han consolidado a jugadores como Luis Iberico, pero también apuestan por nombres como Paolo Reyna (20 años, tacneño, llegó al club a los 16 desde el Bolognesi de Copa Perú), el mejor lateral izquierdo del fútbol peruano. Además hay otros jugadores que han debutado como los exAlianza Lima Matías Lazo y Walter Tandazo, o el exEsther Grande de Bentín, Alec Deneumostier.

En medio del derrotismo al que nos acostumbraron los principales equipos de la capital, Melgar erupciona al pie del Misti para dejar en alto el nombre del Perú.


Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más