El personaje de Mankind, ionterpretado por Mick Foley, fue clave en la denominada 'Era Acttitude' de la WWE. (Foto: WWE)
El personaje de Mankind, ionterpretado por Mick Foley, fue clave en la denominada 'Era Acttitude' de la WWE. (Foto: WWE)
Eduardo Sotelo

Cuando se habla de momentos extremos en el wrestling, es inevitable no mencionar a . Es más, no es exagerado afirmar que sin él, el nivel hardcore visto alguna vez en no sería el mismo. Si hubiera un “violentómetro de lucha libre”, en el tope de este estaría su rostro, ya sea con una máscara –si nos referimos al perturbado Mankind–, una camisa a cuadros –perteneciente al vaquero Cactus Jack– o unos pintorescos lentes de sol y una pañoleta –sellos inconfundibles de Dude Love–. Esos tres personajes interpretados por Foley escribieron páginas imborrables –y violentas– a fines de los 90 e inicios de los años 2000 en la industria del entretenimiento deportivo.

CONTENIDO PARA SUSCRIPTORES: El caso de peruanos que tienen más partidos en un Mundial que en cualquier otro torneo

-¿POR QUÉ LUCHA VIOLENTA?-

La lucha libre de entretenimiento requiere destreza en el ring, pero también habilidad con el micro y una sólida construcción de personaje. Mick Foley no era precisamente el luchador más dotado técnicamente. Lo suyo era más bien la actitud atrevida en el cuadrilátero y era reconocido por su entrega al momento de sacrificar su integridad física con tal de lograr una experiencia extrema en el público, en una época en la que se valoraba mucho los riesgos y que haya sangre –líquido doblemente vital en esas épocas– en las peleas.

Aunque eso luzca como algo lejano para los fanáticos actuales, en esa época era bastante común ver sangre durante los eventos, debido a espectacularidad que este elemento brindaba a las luchas. Mick Foley llevó esa característica a otro nivel. No solo el recurso sangriento era frecuente en sus luchas, sino el uso de implementos que añadieran dramatismo y violencia. Todos estos spots eran del gusto del público y, por lo tanto, recurrente en la WWE y el resto de empresas de lucha libre.

WWE: ¡Un horror!: Rey Mysterio ‘perdió un ojo’ en su lucha contra Seth Rollins en Extreme Rules

¿Mesas, sillas, escaleras? Por supuesto. Pero Foley no se limitaba a esas armas ‘tradicionales’. No dudaba en utilizar alambres de púas envueltos en tablas o bates de béisbol, o tachuelas regadas sobre el ring. Eso sin contar los tachos de basura, los palos de kendo, los tubos, cadenas o extinguidores. Y claro, en varias de sus peleas más arriesgadas, las caídas suicidas desde lo alto de una jaula eran recurso frecuente o, incluso, el uso de fuego.

La terrible caída sufrida por Mankind en King of the Ring 1998. (Foto: WWE)
La terrible caída sufrida por Mankind en King of the Ring 1998. (Foto: WWE)

-SUS INICIOS-

Mick Foley empezó su carrera en 1983, con apenas 18 años, en circuitos independientes. Luego tuvo pasos por empresas pequeñas de lucha libre hasta que llegó a la WCW, empresa rival de WWE, en 1991. Tuvo peleas con grandes figuras del wrestling, como Sting o Bulldog Británico, con su personaje de Cactus Jack. Desde ese entonces, ya mostraba inclinación hacia la lucha violenta. En 1996 llega a WWE y lo hace bajo el seudónimo de Mankind, un perturbado luchador enmascarado que vivía en un boiler room (sala de calderas), que es, nada menos, que una habitación llena de artilugios como llaves inglesas, tubos de cañería, trozos de madera, mesas, y otros elementos que podían utilizarse como armas en una lucha.

Justamente su primera lucha importante fue ante The Undertaker, en una Boiler Room Brawl, que consistía en utilizar todo objeto en la sala de calderas –hábitat de Mankind– para noquear a tu rival y escapar de la habitación. Finalmente ‘El Enterrador’ se quedó con la victoria. También enfrentó a un joven Triple H, en la final del torneo Rey del Ring 1997 y, durante ese año introduciría a su personaje de Dude Love y retomó a Cactus Jack. Pese a su robusto físico, Foley, en cualquiera de sus tres personajes, mostraba agilidad y atrevimiento en el ring. Eso, sumado a su vocación hacia lo violento, lograba una mezcla perfecta que, finalmente, terminaría catapultándolo a los eventos estelares.

Bajo su personaje de Cactus Jack, ganó el título mundial de parejas junto a Terry Funk (Chainsaw Charlie). (Foto: WWE)
Bajo su personaje de Cactus Jack, ganó el título mundial de parejas junto a Terry Funk (Chainsaw Charlie). (Foto: WWE)
LEE TAMBIÉN: Balón de Oro: el premio no se entregará este año a causa de la crisis actual

-SUS MEJORES (Y MÁS VIOLENTAS) PELEAS-

Un clásico ante The Undertaker (King of the Ring 1998)

Probablemente hasta los que no son demasiado fanáticos de WWE han visto en algún momento fragmentos de esta pelea. Porque lo que se vio esa noche del 28 de junio de 1998 es tal vez la lucha más violenta en la historia de la compañía. Mick Foley, bajo la máscara de Mankind, enfrentó a The Undertaker, con quien había forjado una intensa rivalidad desde su llegada a la empresa. Se dio en un Hell in a cell (lucha en la Celda infernal) y Foley fue arrojado desde lo alto de la jaula por ‘El Enterrador’ (una altura de unos seis metros) .

Según testimonios posteriores, Mankind tenía el hombro dislocado luego de la maniobra, pero, pese a eso, volvió a pelear. Trepó nuevamente la estructura metálica y esta vez, tras un nuevo intercambio de golpes, atravesó el techo de la celda cayendo sobre el ring. Pero Mick Foley volvió a ponerse de pie y continuó la lucha. Que The Undertaker empezara a sangrar solo le añadió dramatismo a una lucha que ya era la más violenta en la historia de la WWE. El combate terminó con el enmascarado siendo cubierto por el ‘Taker’, luego de ser ‘enterrado’ sobre unas tachuelas dispersas sobre el ring. La lucha fue elegida como la mejor de ese año.

Un versus con La Roca (Royal Rumble 1999)

Fue el 24 de enero y no hubo otra pelea que la supera en todo el año, según la crítica especializada. Mankind era campeón por primera vez en su carrera y enfrentó a La Roca, quien en ese momento cumplía su rol de heel –rudo–, en un I Quit Match (todo está permitido y pierde el primero que dice “Me rindo”). La lucha fue todo lo que se esperaba: un concierto de objetos utilizados para crear momentos violentos. Uno de los más recordados es cuando La Roca le aplica 10 golpes con la silla metálica en la cabeza a un esposado Foley, abriéndole una profusa herida, tras negarse repetidamente a rendirse.

La Roca terminó ganador de esa pelea. No lo forzó a decir “Me rindo”, sino que se utilizó una grabación de Mick Foley, cuando mencionó estas palabras en un anterior programa de Raw. Según un documental posterior, la familia de Foley –su esposa y dos hijos–, que estaba entre el público, tuvo que retirarse tras la serie de silletazos, por lo violento que resultó ese momento y la cantidad de sangre que emanaba Mankind.

WWE: Extreme Rules: Revive los mejores momentos del Horror Show | FOTOS

Todo es válido ante Triple H (Royal Rumbe 2000)

El resto de 1999, Mick Foley mantuvo protagonismo en WWE, pero estuvo lejos de siquiera alcanzar los niveles de violencia logrados en la pelea ante La Roca. Sin embargo, para el evento Royal Rumble del año 2000, retomó esta clase de peleas para enfrentar a Triple H por el Campeonato de WWE en una Street Fight Match (lucha callejera en la que todo es válido). Volvió a enfundarse con la camisa a cuadros de Cactus Jack y dio una de las mejores luchas de su carrera.

Hubo sillas, tablas de madera, alambre de púas, esposas, tachos de basura, tachuelas. Esta vez fue Triple H quien sangró abundantemente. Finalmente el ‘Juego’ se quedó con la victoria tras aplicarle su famosa llave Pedigree a Foley sobre las tachuelas, quedándole algunas incrustadas en la frente.

De vuelta al ‘Juego’ (No Way Out 2000)

El siguiente evento de WWE, No Way Out significaría la revancha para Mick Foley. Triple H volvió a poner su título en juego y accedió a que Foley escogiera el tipo de combate, siempre y cuando pusiera en juego su carrera. Es decir, si no ganaba, se retiraba de la lucha libre. Cactus Jack volvió a ser el personaje elegido y fue una lucha Hell in a cell (celda infernal).

Como se esperaba, la lucha tuvo de todo y llegó a un clímax cuando Foley y Triple H se enfrascaron en un intercambio de golpe en lo alto de la jaula (con un bate de béisbol envuelto en un alambre de púas en llamas incluido) hasta que el ‘Juego’ realizó una llave ‘catapulta’ a Cactus Jack, quien traspasó el techo de la celda hacia el cuadrilátero y, de ‘yapa’, atravesó la lona. Una imagen brutal. Triple H terminaría llevándose la victoria.

Contra Randy Orton (Backlash 2004)

Pese a ya no ser un luchador a tiempo completo, Mick Foley volvió de lleno en 2004 y se entabló en una rivalidad con Randy Orton, quien en esa época era una estrella en ascenso. Orton era campeón Intercontinental y se había posicionado como el ‘Asesino de leyendas’. Foley, ya una leyenda para entonces, le hizo frente y eso llevó a una serie de enfrentamientos entre ellos que desencadenó en una No Holds Barred Match (lucha sin barreras, en la que todo está permitido). Y tras un sangriento combate con una tabla lleva de púas, caídas a gran altura, tachuelas, objetos usados como armas y dos contendientes sangrantes, Orton se llevó el triunfo tras aplicar su llave RKO a Mick Foley sobre un bate con alambre de púas.

Aún con gasolina para enfrentar a Edge (WrestleMania 22, 2006)

Hacía apariciones esporádicas en WWE y en 2006 entabló una rivalidad con Edge, uno de las figuras de la empresa en ese momento. El feudo de varias semanas desencadenó en una Hardcore Match (lucha violenta) en WrestleMania 22. Sin duda, ha sido una de las luchas más violentas de Mick Foley en su carrera, quizá solo superada por el Hell in a cell de 1998. Además de todos los objetos utilizados durante la lucha, en la que ambos lucieron bastante ensangrentados, el final tuvo a Edge aplicándole a su rival una Spear (lanza), su llave preferida, sobre una mesa en llamas. Un momento imborrable y la mejor pelea de Mick Foley en un WrestleMania.

Con Terry Funk, su gran amigo (One Night Stand 2006)

Desde sus inicio en la lucha libre, Mick Foley tuvo un socio perfecto: Terry Funk. Al igual que Foley, Funk era un luchador considerado extremo, dispuesto a arriesgadas movidas y sacrificar su cuerpo con tal da ofrecer espectáculo a los fanáticos. Ambos se complementaban. Y aunque al inicio trabajaron juntos, luego de que Foley firmara por WWE, gracias a su papel estelar, no se dieron muchas oportunidades para que compartan el ring. Igual, lograron un título en parejas, pero solo fueron campeones un día, en 1998. Para el evento One Night Stand de 2006, WWE revivió a la ECW, una empresa de lucha libre famosa en los 90 que se caracterizaba por su lucha violenta. Foley se alió con Edge y Lita enfrentó a Funk y Tommy Dreamer, otro luchador extremo, y Beulah McGillicutty, en una Intergender Extreme Rules Match (lucha mixta de reglas extremas). El resultado: escaleras, mesas, púas, fuego, tachos de basura, bandejas metálicas, bates alambrados. Y sangre por doquier.

-SU LEGADO-

Así como a The Undertaker se le asocia con las peleas Hell in a cell o Buried Alive Match (lucha de enterrado vivo), gracias al personaje de Mankind, se creó el Boiler Room Brawl (lucha en una sala de calderas), que, como se explicaba líneas arriba, era el lugar donde supuestamente vivía el trastornado personaje de Mick Foley. Solo ha habido cuatro luchas de este tipo, y en todas estuvo involucrado Mankind. Luchó en este tipo de combate ante The Undertaker, Big Show y dos veces ante Triple H. No ha sido utilizada por otros luchadores, pero es su sello.

Además, Mick Foley fue el primer campeón de lucha violenta. Este cinturón fue creado por Vince McMahon en 1998 y Foley fue reconocido como el primer dueño del título. Debido a que ya su nombre era estelarista y este campeonato solía ser para estrellas emergentes –midcards–, solo lo tuvo aquella vez, pues estaba era frecuente en peleas por otros titulos. En total, fue campeón de WWE tres veces.

Las tres veces que fue campeón lo logró bajo el personaje de Mankind. (Foto: WWE)
Las tres veces que fue campeón lo logró bajo el personaje de Mankind. (Foto: WWE)

-LOS TRES ROSTROS DE MICK FOLEY EN UNA PELEA-

En Royal Rumble de 1998, Mick Foley se convirtió en el primer luchador en la historia en tener tres entradas en la misma batalla real. Sus tres personajes ya eran populares y su multipersonalidad era de conocimiento de los fanáticos. Así, el primero en entrar al Rumble fue Cactus Jack (#1). Fue eliminado y tras unos minutos volvió a ingresar como Mankind (#16). Tampoco duró mucho tiempo, pero cuando iban terminándose la lista de participantes, volvió a entrar a la lucha, esta vez interpretando a Dude Love (#28), con quien llegó a casi el final de la lucha, que finalmente fue ganada por Stone Cold Steve Austin.

-GANÓ EN EL RATING-

A fines de los años 90, WWE competía palmo a palmo con WCW por la hegemonía de ratings los lunes por la noche. Monday Night Raw era el programa bandera de la compañía de Vince McMahon, mientras que su competencia tenía como estandarte el Monday Nitro. A esto disputa entre marcas se le conoció como Monday Night Wars (Guerras de lunes por la noche). Gracias la presencia de luchadores como Hulk Hogan, Goldberg, Kevin Nash, Scott Hall, Sting, Bret Hart, y un largo etcétera, WCW solía dominar el horario televisivo, pese a los esfuerzos de WWE, con sus figuras Stone Cold, La Roca, The Undertaker, Kane, Triple H y, claro, Mick Foley.

En el primer Raw de 1999, Mankind ganaría su primer título mundial de WWE. El programa fue grabado y, mientras era transmitido, el comentarista de WCW, en su transmisión, contó –intentando spoilear al público y, de paso, menospreciar a Foley, quien había tenido un paso por esa empresa a inicios de su carrera– que Mankind ganaría el título de WWE. Entonces, según marcaron las cifras de rating posteriores, un gran parte de la audiencia de Nitro cambió de canal a Raw. Ese día, WWE se impuso en sintonía y nunca más hizo un rating menor al de su competencia. Hubo mérito de todo el elenco, pero la cereza, parece ser que la puso Foley, quien esa noche derrotó a La Roca y celebró a lo grande.

-‘ROCK N’ SOCK CONNECTION’ (CONEXIÓN ROCA Y MEDIA)-

Luego de su estremecedora lucha en Royal Rumble 1999, Mankind pasó de ser un personaje oscuro a uno algo más divertido, aún con problemas mentales, pero ya no perturbado. Esa personalidad calzó perfectamente con el giro face –bueno de la película– de La Roca, quien pese a interpretar anteriormente el rol de villano gozaba del cariño de la gente. Juntos formaron uno de los equipos más entrañables de la WWE, creando segmentos inolvidables y alcanzando títulos en pareja. Mick Foley fue ocho veces campeón tag team, y en tres ocasiones lo logró con su amigo Dwayne Johnson. ¿Por qué el nombre ‘Rock n’ Sock Connection'?

-El SEÑOR MEDIA-

Mr. Socko (en inglés, sock significa media) era el infaltable ‘amigo’ de Mankind –y posteriormente de los tres personajes de Mick Foley– en todas sus luchas. Con esta personalidad algo más entretenida, apareció este personaje, que no era sino una media, que utilizaba Mankind en su mano para aplicar su llave Mandibule Claw (garra mandibular). Dada la singularidad de este implemento, gozó de gran aceptación entre los fans, volviéndose infaltable en cada pelea suya. Por eso, fue incluida en el juego de palabras de ‘Rock n’ Sock Connection', cuando hizo dupla con La Roca.

-FUERA DE WWE-

Mick Foley tuvo un paso por TNA Wrestling, entre 2008 y 2011, manteniéndose activo, pero sin lograr la gran popularidad que alcanzó en WWE. Igual, tuvo luchas bastante sangrientas en su nueva casa, como con Ric Flair, y enfrentó a otros rivales legendarios, como Sting. Además, tuvo peleas con Kurt Angle o los Dudley Boyz y Booker T, que en su momento brillaron en WWE, y también contra jóvenes como AJ Styles y Samoa Joe, quienes brillan en la actualidad en la compañía de Vince McMahon. Antes de llegar a WWE. Sin embargo, luego volvió a WWE, aunque solo con participaciones especiales. Su última aparición fue en un programa de Raw del año pasado, donde presentó el Campeonato 24/7 (está en juego todos los días a todas horas).

Mick Foley presentando el campeonato 24/7. (Foto: WWE)
Mick Foley presentando el campeonato 24/7. (Foto: WWE)

Consciente de sus limitaciones técnicas en el ring, Mick Foley dominó el estilo extremo, que hoy en día no se ve mucho, y lo llevó a otro nivel. Puede que en la actualidad resulte controversial –o sea apuntado como un ‘exceso de violencia’– presentar este tipo de peleas en televisión, pero en su momento fue parte de una práctica usual y hasta casi necesaria para catologar el wrestling de espectacular y extremo, adjetivos que eran sinónimos de calidad en la lucha libre de entretenimiento.

Por algo, los fanáticos valoraban tanto el sacrificio de luchadores como Mankind, Dude Love o Cactus Jack. Porque no les importaba derramar su sangre, sacrificar sus cuerpos y llevarlos al límite, con tal de darle al público un espectáculo que recordarían por mucho tiempo. Incluso, más de 20 años después. En ese rubro, el de la entrega y sacrificio, pocos pueden cuestionar a Mick Foley, el justamente llamado rey de la lucha violenta.

MÁS EN DT


VIDEOS RECOMENDADOS

Peruanos en el exterior: Carrillo volvió a entrenar y Guerrero alista artillería
Pep Guardiola es viral en redes sociales tras hablar solo en el banco de suplentes

No te pierdas

No te pierdas