Nole ganó su segundo Roland Garros. (Foto: AFP)
Nole ganó su segundo Roland Garros. (Foto: AFP)
Ricardo Montoya

Periodista y psicólogo

@RMontoyaDes

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Duelo generacional. Se habían visto siete veces las caras con cinco victorias para el serbio y dos para su joven retador. Tsitsipas, que cada día juega mejor, anhelaba batir a Djokovic para conseguir su primer torneo de los grandes y de paso empezar con el cambio de mando en el tenis mundial. La hegemonía del Big 3 en los Grand Slams tiene en el griego a su principal amenaza. con la victoria se acercó a un solo título de Federer y Nadal en conquistas de Grand Slam.

LEER MÁS AQUÍ: Christian Eriksen: el crack que enfrentó a Perú en Rusia 2018 y que conmovió al mundo en la Euro

NOTA ORIGINAL

es un gigante veloz. Mide 1.93 y pesa 90 kilos, pero se mueve muy rápido en el court. Su alcance le permite tener un buen servicio y tomar la red con frecuencia, independientemente de la superficie en la que juegue. Este año ha ganado dos títulos en tierra batida. Solo Djokovic, y Casper Ruud lo han podido superar sufriendo, en polvo de ladrillo esta temporada. Hilvana 10 victorias sobre clay y se ha adaptado a la superficie parisina magníficamente. Más allá de su triunfo a cinco sets contra Alexander Zverev en la semifinal, su desgaste durante el torneo ha sido el esperable. Llegan en estupenda forma al partido decisivo.

Lo más increíble de Tsistipas es que su tenis todavía tiene algunos aspectos que se pueden optimizar. Su servicio siendo bueno podría, dada su estatura, ser aún mejor. Le falta incorporar el slice a su juego defensivo y, ocasionalmente, su temperamento le juega en contra. Pese a estos aspectos que todavía debe trabajar Stefanos es en una tarde feliz capaz de derrotar a cualquier tenista del planeta.

Novak Djokovic hizo lo que, aparentemente, era lo más difiícil: vencer a Rafa Nadal. Foto: REUTERS/Sarah Meyssonnier
Novak Djokovic hizo lo que, aparentemente, era lo más difiícil: vencer a Rafa Nadal. Foto: REUTERS/Sarah Meyssonnier

El antecedente más reciente entre Djokovic y Tsitsipas da cuenta de lo peligroso que es el helénico. Se enfrentaron hace un mes en Roma y tras un inicio débil, la lluvia rescató al serbio de la debacle. Estaba un set abajo y quiebre en contra cuando el agua dijo basta, Cuando varias horas después se reanudó el partido Nole fue superior. Algo parecido ocurrió el año pasado en donde también disputaron un partido intenso. Djokovic aquella vez, en semifinales, debió bregar durante cinco largos sets para torcer el brazo de Stefanos.

El domingo vuelven a medir fuerzas. Físicamente Nole esta golpeado por dos partidos durísimo en cuartos y semifinales contra Nadal y Berretini, pero anímicamente llega muy fortalecido tras derrocar al Rey de la arcillla en sus dominios. Esa victoria tuvo sabor a revancha tras la paliza que Rafa le propinó el año pasado en la misma cancha.

Stefanos Tsitsipas clasificó a la final luego de vencer, en cinco sets, a Alexander Zverev. Foto: REUTERS/Gonzalo Fuentes
Stefanos Tsitsipas clasificó a la final luego de vencer, en cinco sets, a Alexander Zverev. Foto: REUTERS/Gonzalo Fuentes

El primer set en la final será de vital importancia. Si el juego se hace largo las posibilidades de que Tsitsipas conquiste su primer torneo de los grandes crecen enormemente. Si por el contrario Nole atraviesa uno de esos partidos en los que está iluminado el camino se le puede allanar desde el principio. Son doce años de diferencia entre el uno y el otro.

Lo unico seguro de esta edición 2021 de Roland Garros es que ha terminado una era. El gran Rafa no será el campeón del torneo.

MÁS EN DT

VIDEO RECOMENDADO

Eriksen se desploma de forma sorpresiva en pleno partido de la Eurocopa
El futbolista de la selección de Dinamarca, Christian Eriksen, se desmayó durante la primera parte del encuentro ante Finlandia por la Eurocopa.