Rueda: "Iba a dirigir a Perú para Qatar pero lo cambiaron"
Rueda: "Iba a dirigir a Perú para Qatar pero lo cambiaron"
Redacción EC

ya no rueda. El último comunicado de la FPF del pasado domingo decía que “por recomendación de Juan Carlos Oblitas” cerraban cualquier conversación con el técnico colombiano. Desde Cali, el entrenador cafetero dio su versión. 

¿Se cortó la conversación?

Falso. Tengo acá copia del documento oficial que le remití al señor Edwin Oviedo con fecha 25 de febrero, donde, a la vez que le agradecía su interés por mis servicios profesionales, aclaraba mi situación y daba por cerrado todo. Que 18 días después saquen un comunicado diciendo otra cosa no es problema mío. Es algo extemporáneo. Tampoco entiendo de negociar cuando yo no soy negociante, yo soy un profesor.

Bueno, ¿pero por qué se cae, en definitiva, tu incorporación al fútbol peruano?

Ya lo dije: lo hablado no se tradujo en el papel fielmente. El contrato era otro, diferente, las condiciones las habían cambiado. Me pareció incoherente. El contrato me llegó el 24 de febrero a mi correo y el mismo 25 le escribí al presidente de la FPF para manifestarle que no aceptaba. Punto.

Pero el 4 de marzo declaraste a DT que Oviedo te había llamado dos veces y que iban a retomar las conversaciones con la FPF.

Es que esa era la idea, pero Oviedo no se comunicó nunca conmigo y sí más bien Teófilo Cubillas, amigo mío y que hoy forma parte del comité consultivo de la FPF. Oviedo le dio el encargo de que me convenciera, que buscara una reunión conmigo tras su llegada de Paraguay.

¿Qué te ofrecía Teófilo, en este caso?

Insistía e insistía. Cruzamos correos y llamadas en los que fijaba que me iba a brindar todas las garantías y que, además, iban a reconsiderar el contrato.

¿Qué le respondiste?

Terminé diciéndole que no. Que yo ya había tomado una decisión.

Pero qué hubiera pasado si se hubiese enmendado el contrato. ¿Cambiabas de parecer?

Pero seguro que no habría habido problema si se plasmaba lo que se había dicho desde un comienzo en Montevideo.

¿Qué aspectos no se plasmaron?

Que iba a ir a Perú a trabajar como asesor-consultor de los grupos de seleccionados juveniles con total autonomía para nombrar comandos técnicos, naturalmente, con profesionales peruanos. Se iba a hacer una capacitación de entrenadores, asesoría en cuanto a metodología de entrenamientos.

¿Nada más?

No. Entrenar a la Sub 23 con una responsabilidad directa para la siguiente Copa América, después de la de Chile próximo, y Qatar 2022. Eso estaba muy claro. No había más.

¿Y qué decía el contrato que te llegó del 24 de febrero último?

Me obligaba personalmente a dirigir la Sub 15, Sub 17 y Sub 20. Me parecía algo incoherente, de lo cual no se había hablado. Para eso hay técnicos peruanos capaces que iban a contar con nuestra orientación y asesoría. 

¿Qué te argumentaron Oblitas, Lozano y Tejada?

Que iba a dirigir una selección paralela, como la llamaron ellos [los tres emisarios] a la absoluta, orientada hacia Qatar 2022. Inclusive una cosa utópica: conseguir partidos para la selección Sub 23. Pensaban enviarla a la Copa América Centenario del 2016. Pero les dije que eso no iba a proceder.

¿Qué más te ofrecieron los enviados?

Que yo en el 2018 asumiría la selección de mayores para Qatar 2022 y eso figuraba en el contrato, renegociando los años siguientes para la selección absoluta en el tema económico. Lo cambiaron.

¿Y los ocho años que ibas a trabajar con los menores?

Nunca se habló. Eran tres años hasta el 2018, otros tres al 2021 y si no se clasificaba Perú a Qatar 2022, adiós. Chau. Pero del 2018 al 2021 era estar con los mayores. Mi aspiración a eso apuntaba.

Entonces tu historia con Perú se acabó.
Sí y no sé por qué puede haber hoy fastidio y con un comunicado nada exacto frente a una decisión que tomé en su momento. Teófilo lo sabe. Y lo debe haber informado.

LEE TAMBIÉN...