Reyna terminó como la figura de la victoria peruana. (Foto: Daniel Apuy / Enviado especial)
Reyna terminó como la figura de la victoria peruana. (Foto: Daniel Apuy / Enviado especial)
Christian Cruz Valdivia

Dos torres en el área y viejos recuerdos llegan a la mente de los hinchas de la . Las circunstancias así lo quisieron. Ayer después de mucho tiempo se pudo ver a la Bicolor con dos atacantes, dos 9, y ante un equipo como El Salvador, sirvió, con Gianluca Lapadula y Alex Valera al frente. Fue 4-1 a favor de la Bicolor, con ambos como las figuras, además de lo hecho por .

MIRA: La historia de Luciana, la niña que visitó y conmovió a la selección con su lucha

Juan Reynoso mandó al campo un 4-4-2, pero no como el que terminamos viendo, sino con Raúl Ruidíaz moviéndose por detrás de Alex Valera, retrocediendo incluso. Su lesión apenas en el minuto 10, no permitió que se vea este funcionamiento. Ya antes se ha visto a la ‘Pulga’ cumpliendo ese trabajo, pero su mejor performance es dentro del área.

El ingreso de Lapadula permitió ver el otro 4-4-2, con los dos hombres de punta trabajando en la misma línea, con el Bambino plantado en el área y el zurdo Valera más por los lados, más por la izquierda por su perfil, pero peligros por derecha también. Así fue como mandó el centro desde ese lado para el autogol salvadoreño que abrió el marcador.

Lo bueno de ver a dos puntas es que siempre habrá uno en el área. Y si uno de ellos es Lapadula, cualquier chance puede ser aprovechada. A Valera no le complica ir a la banda, pero su portento físico también hace que pueda llegar a meterse entre los centrales de inmediato.

“Juan Reynoso innovó con este sistema y tuvo una nota aprobatoria. También influyó mucho la designación de jugadores, dentro de los cuales destacó Alex Valera, quien ganó balones aéreos, supo posicionarse por bandas y aguantar el balón, producto de ello es que llega el primer tanto de Perú, gracias a una asistencia del ex Universitario. El 4-4-2 es un sistema de juego que se debería seguir poniendo en práctica, ya que genera volumen ofensivo y, de igual forma, dos líneas de 4 que realizar el soporte defensivo cuando es requerido”, nos comenta Rodrigo Munive (), periodista y analista de fútbol.

Lo malo, que al menos con lo visto ayer, es que la zona media, detrás de los puntos y por delante de los volantes, queda mucho espacio vacío. No hay un generador de juego y esto queda a cargo de jugadores como ‘Canchita’, lo que lo obliga a un doble despliegue para adelantarse desde su puesto de primera línea.

Con un rival frágil como El Salvador, el experimento funcionó. La movilidad de Valera permitió que no choque con Lapadula. En algún momento hizo recordar a cuando Markarián colocaba a Pizarro de 9 y tiraba a Guerrero por la izquierda, pero claro, en este caso, muchas veces se cruzaban porque ambos vivían del área.


Bryan Reyna, gol para coronar

Fue el partido para ver a los Reyna, y Bryan cumplió en buena forma mientras que Yordy mostró que a sus ánimos debe agregarle mejores decisiones. Sin duda, la figura del encuentro fue Bryan Reyna. El atacante de Cantolao, que entró a la convocatoria por las lesiones de Yoshimar Yotún y Andy Polo, supo sacar provecho de su oportunidad.

Bryan Reyna inició de titular el amistoso ante El Salvador y lo hizo tirado como extremo por izquierda, con perfil cambiado, se esperaba que pueda sorprender con sus diagonales, pero el atacante mostró todas sus cualidades. Ganó la línea de fondo en una de sus primeras jugadas, encaró en otros, se tiró por la derecha por momentos. Siempre fue parte del ataque nacional.

Fue sin duda la gran buena noticia de la selección peruana y para Juan Reynoso, ya que jugó todo el partido. Encarador siempre, le faltó un poco de conectar con los compañeros por ciertos pasajes, pero una vez asentado, entendió que su habilidad debía esta a la orden del equipo. Así destacó y encontró premio con su tanto para el 3-1 parcial.

Lo que le falta a Bryan es controlar su habilidad cuando el físico ya no le da para los arranques veloces. Sobre los minutos finales perdió algunos balones porque buscaba ser vertical, pero ya la velocidad no le daba por el cansancio.

Le dieron la confianza y no decepcionó: encaró por bandas, se asoció con sus compañeros e incluso anotó. Esperemos que Bryan siga por este buen camino, siga manteniendo el alto nivel en el torneo local y seguramente el próximo año tendrá numerosas ofertas”, nos dice el mismo Munive sobre el accionar del nacional.

Vale recordar que Reyna tuvo un paso por las divisiones menores de la selección peruana - Sudamericano Sub 20 2017- sin mayor fortuna. Emigró a España, pero en el 2021 tuvo que regresar tras un confuso episodio. Ahora, ya de 24 años, se espera su madurez para asumir el nuevo reto Bicolor.

El punto débil

Poco de Miguel Araujo como lateral derecho. Si bien ha sabido jugar en ese puesto -se le recuerda partidos en Alianza en el 2016-, queda claro que no es su lugar habitual. En el Emmen FC de Países Bajos se ha hecho figura y capitán como central. “Rindo donde me pongan”, dijo el octubre del año pasado, cuando se especulaba que podría reemplazar al lesionado Advíncula ante Colombia.

Sin embargo, el partido no mostró que sea su mejor faceta. No se le vio en materia de ataque y quedó claro que Zambrano tiene más conocimiento de ese puesto, como se vio en la jugada del segundo gol que el defensor trepó raya la raya final.

Incluso le costó la marca en materia defensiva y quedó expuesto en una jugada en el primer tiempo, cuando Bryan Reyna no retrocedió bien y Araujo no pudo controlar al extremo, que lanzó un centro peligroso que erró un atacante salvadoreño.

Ricardo Gareca aseguró en el 2015 que Araujo podía rendir como lateral derecho, pero ya han pasado desde siete años desde ese entonces. Como decíamos, hasta su paso por Alianza jugó algunos partidos en esa posición, pero luego su crecimiento se ha dado como central.

--

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más