La industria de helados mueve en el Perú US$162,5 millones en ventas. (Foto: Nancy Chappell/ Archivo El Comercio)
La industria de helados mueve en el Perú US$162,5 millones en ventas. (Foto: Nancy Chappell/ Archivo El Comercio)
Claudia Inga

Los reyes del verano, sin duda alguna, son los helados. De crema, de hielo, paletas o vasito, no hay quien se resista a uno ante el sofocante calor limeño.

Artika ampliará capacidad de planta de producción de Huachipa

D’onofrio:“Evaluamos tener un socio para nuestra cadena de heladerías en ‘malls’”

Eso lo saborean las principales productoras de helados. Artika –de la familia Mejía–, conocida por sus helados de ron con pasas y aguaje, ha crecido 15% en ventas en lo que va de la campaña.

Juan Mejía, jefe de producción de la empresa, comenta que si bien ya está pasando el pico del verano, que es en febrero, confían en que la campaña irá hasta abril.

Helados D’Onofrio (Nestlé Perú) también apunta a crecer a doble dígito. Sandra Dongo, gerenta de márketing de la firma, asegura que los 10 lanzamientos que han colocado en el mercado durante este verano irán hacia ese objetivo.

“El consumo per cápita de helados en el Perú es de 1.8 litros por año y viene aumentando de manera sostenida. Aún hay oportunidad para crecer, en Chile triplican esta cifra”, sostiene Dongo.

Sandra Dongo, gerenta de márketing de Helados D'Onofrio, comenta que el consumo de helados en el Perú es de 1,8 litros por persona al año.
Sandra Dongo, gerenta de márketing de Helados D'Onofrio, comenta que el consumo de helados en el Perú es de 1,8 litros por persona al año.

Precisamente, D’Onofrio y Artika (que calcula un ‘market share’ superior al 10%) son hoy las dos principales fabricantes de helados del mercado. Con una distancia regular, que se acentuó cuando la desaparecida Lamborghini fue comprada por Nestlé en el 2011.

Cuando hablamos del consumo fuera del hogar (que representa la mayor parte de las ventas), D’Onofrio se mantiene como la líder de la industria, Artika se afirma en la segunda posición, seguida de la marca Trendy, de acuerdo al último reporte de la consultora Euromonitor International.

La foto cambia un poco cuando miramos el consumo dentro del hogar. Allí emerge Helatonys (Yámboly) con una mayor presencia, detrás de D’Onofrio.

Todas ellas se disputan un mercado que hasta el 2019 superaba los US$162,5 millones en ventas.


DULCE DISPUTA

Para conquistar el paladar peruano, D’Onofrio y Artika realizan inversiones, a diferente escala, e innovaciones antes de cada verano.

La empresa de la familia Mejía ha visto que la demanda de sus productos ha crecido en los últimos años y para cubrirla invierte en maquinarias nuevas para impulsar la producción en su planta de Huachipa. Aunque Mejía confiesa que el espacio va quedando chico, asegura que más adelante podrían pensar en una ampliación.

Por ahora, con la última inversión en equipos, han logrado incrementar su producción en 15% para esta campaña.

No obstante, pese a los esfuerzos, muchas veces se les dificulta cubrir toda la demanda. Con las inversiones en curso creen que en las próximas campañas podrán alcanzar a cubrir el 90% de la demanda, hoy llegan al 70%. La planta limeña de Artika cubre básicamente Lima, el norte y sur chico. Eventualmente al norte del país y a Arequipa. Mucho más desde hace unos años, cuando la fábrica de Piura (manejada por otra rama de la familia y con una razón social distinta a la de Lima) cerró.

Si bien los carritos han sido siempre referencia de la venta de helados en las calles, Artika empieza a apostar más por las congeladoras en tiendas. Este año ha incorporado 2 mil más y ha iniciado también la venta de sus helados en Tambo+, en donde oferta su reciente formato de 1 litro.

Juan Mejía, jefe de producción de Artika, comenta que han lanzado nuevos sabores con su marca de helados de hielo Supay (sus helados más económicos)  y Quinuayá (a base de quinua y maracuyá. (Foto: Angela Ponce)
Juan Mejía, jefe de producción de Artika, comenta que han lanzado nuevos sabores con su marca de helados de hielo Supay (sus helados más económicos) y Quinuayá (a base de quinua y maracuyá. (Foto: Angela Ponce)

Por el lado de D’Onofrio, Dongo menciona que invierte más de US$1 millón anualmente en tecnología para mejorar los sabores, la experiencia de los productos e incorporar nuevos insumos. Además de una inversión de más de US$10 millones dirigidos a nuevos canales de venta y desarrollo de marca.

La empresa actualmente ha incorporado medios de pago como Yape con 120 heladeros que venden en carritos en Miraflores, San Isidro y Lince, y ha incorporado el formato D’Onofrio To Go para la venta en carreteras ( en la Panamericana Sur y Norte).

Aunque hace un par de años anunció que este año abriría sus heladerías en formato ‘retail’, el proyecto se retrasará un poco. “Ingresar al canal heladerías es una apuesta muy importante para D’Onofrio, por lo que le estamos dedicando el tiempo adecuado para diseñar la propuesta correcta”, explica a Día1.

En una era de canales digitales, D’Onofrio ya inició la venta a través de Rappi y Glovo. Esta alternativa la evalúa también Artika.


COMPETENCIA ARTESANAL

A pesar de ser un producto considerado indulgente, la tendencia se ha inclinado hacia innovar con propuestas saludables, a base de frutas e insumos orgánicos. Ahí es donde se abren paso los helados artesanales, con las paletas como una de sus principales exponentes.

Paletas Factory es una de ellas, la empresa que nació en Trujillo dio el salto a Lima con 45 puntos de venta en el 2018 y hoy cuenta con 230 congeladoras (en carritos). Tiendas, Repshop, entre otras son sus socias en Lima y las otras 21 ciudades donde están a la fecha.

Luis Felipe Cava, gerente general de la empresa, cuenta que en el último trimestre de este año tendrán su propio local en la capital, lo que además de la venta les permitirá tener una suerte de laboratorio para experimentar con más sabores.

Como las paletas se caracterizan por su valor agregado, incorporarán una línea vegana ‘healthy’ este verano y paletas para mascotas.

Y eso sin contar a otras propuestas que están en el mercado como Zacateca o Palettas, entre otras.

Ante estas propuestas, que atrapan cada vez más espacios, Artika menciona que se dirigen a otros segmentos de mercado.

En tanto, desde D’Onofrio aseguran conocer esta tendencia del consumidor y por eso, en esta temporada, tienen hasta tres presentaciones de paletas de centro líquido. “Entregan el mismo nivel de experiencia que el cliente busca (en las paletas) pero tienen distribución masiva y un punto de precio más accesible”, afirma Dongo.

DATOS

- Proyección

Hacia el 2024 el mercado bordearía los US$200 millones, según Euromonitor.

- Carritos

Artika cuenta que si bien son aliados importantes, los heladeros sufren en las calles porque algunas municipalidades los echan. Y por eso algunos vendedores desisten.

- Lanzamientos

D’Onofrio lanzó nuevos sabores de Alaska, Frío Rico y Sin Parar. Artika lanzó Quinuayá y nuevos sabores de hielo con la marca Supay.