El Perú tiene 1.3 camas hospitalarias por cada mil habitantes, debajo del promedio de América Latina, de 1.9 camas, según informe de ComexPerú. (Foto: Andina)
El Perú tiene 1.3 camas hospitalarias por cada mil habitantes, debajo del promedio de América Latina, de 1.9 camas, según informe de ComexPerú. (Foto: Andina)

A pesar de estar en una de las peores crisis sanitarias, el sector Salud registró el peor desempeño en ejecución presupuestal por parte de los gobiernos regionales, que solo ejecutaron el 56,5% del total del presupuesto asignado en promedio (S/ 2.118 millones). Es decir, dejaron de ejecutar cerca de S/ 922 millones, según informó ComexPerú en el Reporte de Eficacia del Gasto Público, trabajado con información del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF).

El informe señala que, en el segundo año de la pandemia, considerando los tres niveles de gobierno (nacional, regionales y locales), el sector Salud registró una ejecución presupuestal de 88%, dejando sin ejecutar un monto de S/ 3.730 millones.

MIRA: ¿Cómo es que el trabajo informal impide que los sueldos mejoren?

Los gobiernos regionales que menos gastaron en salud fueron Tacna, Puno y Tumbes, con ejecuciones de solo 17,5%, 18,8% y 31,8%, respectivamente. Por otro lado, los gobiernos locales de Piura, Loreto y Ayacucho fueron los que presentaron mayor rezago, con ejecuciones de 16,7%, 33,7% y 38,3%, respectivamente.

Lety Gómez, analista de Estudios Económicos en ComexPerú, recordó que en el 2021 se incrementó el presupuesto en el sector Salud. Sin embargo, el año pasado es uno de los que evidencia mayor rezago en ejecución.

Ejecución de los recursos

Según el informe de ComexPerú, los gobiernos subnacionales (regionales y locales) dejaron de invertir S/11.848 millones de sus presupuestos asignados durante el 2021. Los casos más críticos se presentaron en los gobiernos regionales de Cajamarca, Puno, Tumbes y Callao, que ejecutaron 45%, 45,1%, 47,8% y 55,6%, respectivamente.

Por otra parte, los gobiernos regionales de San Martín, Lambayeque, Amazonas y Moquegua son los que presentaron la mayor ejecución presupuestal con 94,1%, 93,3%, 93% y 90,8%, respectivamente.

En cuanto a los gobiernos locales, los de menor ejecución presupuestal fueron los de Áncash (50,1%), Ica (51,9%), Arequipa (53,2%) y Tumbes (55,9%). En tanto, los municipios con los porcentajes más altos de inversión pública fueron Puno, Cusco y Tacna con el 75,4%, 71,5% y 71,1%, respectivamente.


Gómez señaló que en el presupuesto para inversión pública mucho tiene que ver cuál es la capacidad de gestión de los gobiernos subnacionales porque del saldo no ejecutado (más de S/ 11 mil millones), cerca del 60% fueron recursos que ni si quiera se encontraban comprometidos.

Juan Fernando Correa, presidente de ComexPerú, agregó que existe disparidad en la ejecución del presupuesto en las diferentes regiones, por la baja capacidad de los gestores públicos para elaborar proyectos de inversión y la rotación del personal.

“Cuando entra una nueva administración se cambia a todo el personal y hace que los primeros dos años sean de muy baja ejecución porque la gente recién está aprendiendo. Estas son las reglas del juego, pero debemos entender que se perjudica al ciudadano”, señaló Correa.

TAMBIÉN LEE: Carnet de vacunación: ¿Qué pasará con aquellos trabajadores que no cuenten con la vacunación completa?

“El mayor problema para el cierre de la brecha de infraestructura social es la continuidad de los funcionarios públicos en sus cargos. El problema se acentúa cuando se cambia la administración de los gobiernos regionales y locales, que paraliza la inversión en obras para educación, salud, transporte, saneamiento y seguridad”, aseveró el directivo del gremio empresarial.

Eficiencia en el gasto

Para Carlos Casas, profesor de la Universidad del Pacífico, hay que tomar en cuenta que debe mejorarse las capacidades de los ejecutores de obras, los que hacen los concursos públicos y los expedientes técnicos. Agrega, que con los sueldos que paga el Estado, es muy difícil encontrar gente capacitada a todo nivel.

Por ejemplo, hay muchas municipalidades que tienen el grueso de gastos de inversión pública […] Hay una alta rotación de personal y este no tiene los conocimientos ni experiencia en muchos casos y eso tiene que ver con los sueldos, señaló.

ENCUENTRA EN ECONOMÍA: Campaña escolar: El 41% de familias peruanas prevé gastar entre S/ 300 y S/ 600 por hijo

Por ello, sugiere contar con mecanismos más transparentes para gastar, contar con un servicio civil que genere incentivos para que los funcionarios se capaciten y cuenten con asistencia técnica y así lograr mejoras en los sueldos.

Casas advierte también que se debe trabajar con todas las alternativas con las que se cuenten para la ejecución de obras. Así, por ejemplo, con las obras por impuestos se aprovecha el ‘expertise’ de la empresa privada en la ejecución del gasto.

Esto, dice Casas, tiene que combinarse con las asociaciones público – privadas y con la inversión pública en función de la necesidad y del financiamiento que requiera cada tipo de obra.

“Por eso tenemos un Plan Nacional de Infraestructura para la competitividad, que habría que mejorar, pero que es un camino para seguir”, agregó.

Otros sectores

Según el informe de ComexPerú y considerando los tres niveles de gobierno, en el caso del sector Saneamiento, se ejecutó el 60,6% del monto que se tenía destinado para proyectos de inversión pública. Esta tasa significó un saldo no ejecutado de S/ 2.292 millones.

Mientras que, en Transporte, se ejecutó el 77,4% del presupuesto destinado para los proyectos del sector, con un saldo no ejecutado de S/ 5.770 millones. Dicho monto equivale a 2.989 kilómetros de carretera asfaltada.

En el caso del sector Educación, el monto presupuestal no ejecutado fue de S/ 3.570 millones y equivale a más de 161,000 niños escolarizados.

VIDEO RECOMENDADO

La pregunta del día: ¿Qué se espera de la campaña escolar para este año? | VIDEO
Tras dos temporadas de magros resultados para la industria de útiles escolares, en el 2020 y 2021, todo indica que este año las cosas empezarán a cambiar, debido al retorno a la presencialidad en los colegios. Sin embargo, los efectos de la variante Ómicron podrían echar por tierra las expectativas.

TE PUEDE INTERESAR

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más