¿Cuál es el precio del dólar en Perú? (Foto: GEC)
¿Cuál es el precio del dólar en Perú? (Foto: GEC)
/ NUCLEO-FOTOGRAFIA > CESAR CAMPOS
Redacción EC

El estadounidense en Perú abrió ligeramente a la baja el miércoles, con los mercados apostando por que la Reserva Federal podría tener que llevar las tasas de interés más allá del 4.5% en su cruzada contra la inflación.

El tipo de cambio opera en S/ 3.948 por dólar, un leve descenso de 0.05% frente al cierre del martes en S/ 3.950, de acuerdo a la agencia Bloomberg.

En lo que va del año, el billete verde acumula un retroceso de 1.07% en comparación con la última cotización de 2021 en S/ 3.991.

Por otro lado, en el mercado paralelo o las principales casas de cambio el dólar se compra a S/ 3.930 y se vende a S/ 3.960, según datos del portal .

A nivel global, los rendimientos de los bonos del Tesoro estadounidense a 10 años superaron el 4.0% por primera vez desde 2010, ya que los mercados apostaban por que la Reserva Federal podría tener que llevar las tasas de interés más allá del 4.5% en su cruzada contra la inflación.

Según la agencia Reuters, la libra esterlina volvía a ser atacada por un nuevo aumento de los rendimientos de los bonos del Reino Unido, que han hecho que los costos de endeudamiento del Gobierno superen a los de países con mayores cargas de deuda, como Grecia o Italia.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) y la agencia de calificación Moody’s criticaron la nueva estrategia económica de Reino Unido anunciada el viernes, que ha provocado un desplome del valor de los activos británicos. Los inversores se preparaban para más estragos en los mercados de bonos, que ya han obligado al Banco de Inglaterra a prometer una acción “significativa”.

Los bancos centrales de todo el mundo han subido las tasas de interés en la última semana y han dicho que harán lo que sea necesario para luchar contra una inflación al rojo vivo, sobre todo porque existe el riesgo de que el invierno en el hemisferio norte agrave la crisis energética mundial.

El dominio del dólar este año ha agravado el problema, añadiendo miles de millones a las facturas de importación de alimentos y energía de todo el mundo, salvo de Estados Unidos.