Las seis frases sobre el manejo de dinero que debes desterrar
Las seis frases sobre el manejo de dinero que debes desterrar

Se acercan y son muchos los peruanos que aprovecharán este feriado largo para realizar un viaje. Para financiarlo, algunos invierten sus , sus ahorros o sus ingresos mensuales, pero suelen estar confundidos de como manejar estos fondos y usualmente, esto los lleva a caer en deudas. 

Para que puedas organizar tu viaje sin preocuparte por caer en deudas, el Banco de Comercio brinda las siguientes recomendaciones que podrás tener en cuenta:

1. Planificación: Diseñar un viaje de manera apresurada sólo ocasionará exceso de gastos imprevistos.  Por el contrario, planearlo con tiempo, evitará que encontremos todo con los precios de temporada alta. Los precios regulares nos permitirían un ahorro hasta del 50% del total de los gastos, si se organiza previamente un presupuesto.

2.  Ahorrar con propósito: Esta segunda recomendación será consecuencia de la primera; pues, al planificar el viaje, se tendrá el objetivo de ahorrar una cierta cantidad de sus ingresos para los gastos de estadía, alimentación u otros adicionales, que éste le demandaría. Se recomienda destinar entre el 10% y 20% de sus ingresos mensuales. 

3. Tarjeta de Crédito:  Si no se cuenta con el efectivo, la tarjeta de crédito es una opción para financiar el viaje planeado. Sin embargo, se debe tener en cuenta que las tasas de interés efectivas anuales de las tarjetas de crédito son, en muchos casos onerosas por lo  que los plazos a pagar y el costo de los intereses, en promedio, podrían ser muy altos para su bolsillo.

4. Préstamo de libre disponibilidad: La opción más recomendada para reducir gastos por intereses es un préstamo de libre disponibilidad.  En este momento el Banco de Comercio le ofrece una tasa efectiva anual de 19.5% en soles.

Asimismo, el Banco del Comercio aconseja que la suma de las cuotas que se deben pagar mensualmente para financiar su viaje, no debe exceder nunca el 30% de sus ingresos mensuales. También es importante recordar que el plazo de pago no debería ser mayor a un año, a fin de no afectar el presupuesto familiar.