¿Cómo lograr un balance entre la maternidad y la vida laboral?
¿Cómo lograr un balance entre la maternidad y la vida laboral?
Elida Vega

Sin duda, la maternidad es una de las etapas más bellas para las mujeres, pero también implica muchos cambios en varios ámbitos de nuestras vidas, sobre todo en el laboral, debido a que demanda una adaptación inmediata al nuevo rol de madre y al cumplimiento de las funciones como ejecutiva, una situación que frecuentemente coloca a la profesional en una disyuntiva que la obliga a priorizar uno de estos roles sobre el otro.

Pese a ello, Sandra Cubas, directora de CL Selection, considera que la mujer debe definir –en primer lugar– qué es lo que quiere lograr o cómo se siente realizada, sobre todo porque hay madres que priorizan su hogar e hijos como principal o único rol, lo que es bastante meritorio pues es un trabajo a tiempo completo y muy gratificante.

Sigue a Portafolio también en Facebook

Pero como también hay otro grupo de madres que quieren desarrollar su carrera y buscan establecer un balance adecuado entre esta y la maternidad, la experta aconseja seguir estas cinco recomendaciones:

Organizar tiempos. Es cierto que la crianza de los hijos demanda mucho de la madre, quien a veces tiene que darse el tiempo –incluso en horario de oficina– para atenderlos, pero si una persona es organizada y disciplinada podrá cumplir todas sus funciones.

Definir objetivos. La mujer debe plantearse metas a alcanzar en el corto, mediano y largo plazo. Resultará ideal que las revise constantemente a fin de analizar si existe una brecha y cómo superarla.

Conseguir ayuda de una persona especializada. La profesional en mención deberá tener la experiencia, competencias certificadas y recomendaciones que garanticen su capacidad para hacerse cargo de velar por los hijos mientras la madre está en el trabajo.

La colaboración de familiares. Su papel es importante en la crianza de los hijos y estrecha lazos de largo plazo. Siempre es posible contar con los abuelos o los tíos cuando sea necesario.

Respaldo del centro de trabajo. Las organizaciones exitosas valoran el aporte de sus colaboradoras y las apoyan más allá de lo que norma la ley al respecto. Así, ofrecen horarios flexibles que permitan a la madre salir en ciertas horas que sean realmente necesarias para atender a sus hijos en alguna emergencia o actividad, las cuáles pueden ser recuperadas luego. Algunas empresas con una gran población de madres podrían ofrecer guarderías infantiles, así como ya se están implementando lactarios.

Según Sandra Cubas, las mujeres, además de tener las mismas competencias que los varones, han desarrollado una mayor capacidad de manejar varias cosas al mismo tiempo (multitasking) de acuerdo diversos estudios, lo que les sirve para cumplir satisfactoriamente con sus roles de madres ejecutivas y alcanzar las metas que se propongan.

TAGS RELACIONADOS