Actualmente no hay vuelos nacionales e internacionales a través del aeropuerto de Pisco en perjuicio de los turistas y ejecutivos. (Foto: Difusión)
Actualmente no hay vuelos nacionales e internacionales a través del aeropuerto de Pisco en perjuicio de los turistas y ejecutivos. (Foto: Difusión)
Redacción EC

En las próximas horas, la municipalidad de San Andrés, en , evaluará la posibilidad de suspender la licencia de funcionamiento de Aeropuertos del Perú (), responsable de las operaciones del Aeropuerto Internacional Capitán FAP Renán Elías Olivera.

Así sucede debido al incumplimiento del contrato de concesión que habría causado la actual inoperatividad del en perjuicio económico del departamento.

Julia de La Cruz, alcaldesa del distrito, adelantó que de comprobarse que ADP “ha hecho poco o nada”, no queda más opción que “quitarle la licencia y ver una mejor alternativa para que el aeropuerto funcione como debe ser”.

“Cuando se iniciaron las obras en San Andrés (2012), mi población obtuvo préstamos para sus restaurantes, hoteles y embarcaciones. Hoy en día, no están funcionando como debe ser. Cada ciudadano debe haber sacado entre S/ 20.000 a 100.000 en préstamos para iniciar su pequeña empresa”, manifestó.

De la Cruz se pronunció a favor de realizar una nueva concesión y el que se adjudique la buena pro otorgue “las facilidades del caso a todas las empresas que vienen apostar por nuestro aeropuerto”.

NO HAY MÁS VUELOS

Por su parte, el Presidente de la Cámara de Turismo y Comercio Exterior de Paracas (Capatur), Eduardo Jáuregui, indicó que actualmente no hay vuelos nacionales e internacionales a través del aeropuerto de Pisco en perjuicio de los turistas y ejecutivos.

Recordó que, para el 2017, se había estimado que el terminal aéreo iba a tener un tráfico anual de 400.000 pasajeros. “Hoy, no hay ninguna conectividad aérea a ninguna parte del Perú. Los vuelos de carácter estacional concluyeron en el mes de noviembre”, expresó.

“En el 2012, cuando se iniciaron las obras del aeropuerto, generó expectativas en los pequeños y grandes empresarios, así como de los pobladores de Pisco y en toda la región de Ica”, agregó.

SUPUESTAS IRREGULARIDADES

El vicepresidente de Comercio Exterior de Capatur, Jaime Galván, denunció que todo el dinero proviene del Estado y que ADP no colocó nada. Señaló, asimismo, que un aeropuerto se ejecuta con 30 millones en promedio y el de Pisco ha costado US$ 154 millones.

“ADP cobra US$ 400.000 por pintar los aeropuertos. Los pinta dos veces al año y de acuerdo a la norma, se pinta cada cuatro años. Eso se llama corrupción”, dijo.

Finalmente, Galván añadió que la Academia de Instructores dejaría del aeropuerto de Pisco porque ADP le cobra US$ 6.000 mensuales.