Producción de oro de Río Alto bajó 5% en tercer trimestre
Producción de oro de Río Alto bajó 5% en tercer trimestre
Manuela Zurita

“Nuestra expectativa es, como ya le comentó nuestro CEO al Ministro de Economía y Finanzas,  que lo llevemos [al proyecto minero Quellaveco] para consideración de nuestros accionistas a mediados de 2018”, sostuvo Luis Marchese Montenegro, gerente en Perú de la corporación minera Anglo American, durante una conferencia de prensa en la Sociedad Nacional de Minería Petróleo y Energía (SNMPE). 

Marchese, flamante presidente del gremio para el bienio 2017-2019, indicó que el proyecto está en la cartera prioritaria de la corporación. 

“Anglo American cree en el crecimiento del mercado del cobre y Quellaveco es en este momento nuestro proyecto más atractivo”, dijo. 

Aún así, explicó que la viabilidad del proyecto depende de las condiciones económicas locales y globales, como el precio de los metales.

“Si estas condiciones económicas se dan antes, probablemente vamos a poder adelantar. Estamos trabajando en eso como corporación”, apuntó y resaltó que son “optimistas de que estas condiciones están en camino”.

El megaproyecto cuprífero Quellaveco está ubicado en Moquegua y supone una inversión de US$5.000 millones. Según la cartera de proyectos mineros del Ministerio de Energía y Minas, comenzará a operar en enero de 2019, con una capacidad de producción de 225.000 tonéladas métricas finas de cobre. La corporación reestimará el volumen, dijo Marchese a la prensa.

AVANCE DE OBRAS 

Por otro lado, informó que han iniciado labores “tempranas” del proyecto. En enero pasado, indicó, terminaron la construcción de un túnel de ocho kilómetros que va a servir para desviar el río y que están construyendo vías de acceso a la operación, ubicada en Moquegua. “Si uno va a la zona va a poder apreciar la magnitud del trabajo que estamos haciendo”, dijo. 

De forma paralela, Anglo American está implementando un proyecto de afianzamiento hídrico que forma parte de los compromisos establecidos en 2012 por la empresa con la Mesa de Diálogo en la que participan las comunidades de su zona de influencia. El proyecto, cuya inversión asciende a S/100 millones, permitirá aliviar el estrés hídrico de la cuenca de Moquegua.