Las empresas que se reúnen en este sector, que aporta 7% al PBI nacional, están a la espera de la aprobación del protocolo que les permita reanudar sus operaciones. (Foto: Shutterstock)
Las empresas que se reúnen en este sector, que aporta 7% al PBI nacional, están a la espera de la aprobación del protocolo que les permita reanudar sus operaciones. (Foto: Shutterstock)
Lorely Requejo

Periodista

lorely.requejo@comercio.com.pe

Desde que se estableció el estado de emergencia por la propagación del , el ha registrado una pérdida en sus ingresos de US$ 2.000 millones de dólares, según comentó a El Comercio Carlos Canales, presidente de la Cámara Nacional de Turismo del Perú (Canatur).

Las de este rubro –como restaurantes, hoteles, agencias de viaje, entre otras–, en algunos casos, han accedido a créditos del programa Reactiva Perú y FAE-Mype. Para aquellas que no pudieron acogerse a los mismos, se espera que puedan recibir la ayuda estatal de un fondo de aproximadamente S/ 500 millones destinado para el sector (FAE-Turismo), anotó Canales.

MIRA: Emprendedores turísticos y artesanales pueden postular hasta el 5 de junio a fondo de S/2.8 millones

“El objetivo es ayudar a las microempresas con fondos que no son del BCR para poder, de alguna forma, hacer que los requisitos les sean más flexibles y que aquellos que fueron rechazados, puedan acogerse a esta línea de crédito específica”, comunicó.

En datos más específicos, se trataría de un impacto hacia más de 30.000 mypes y pymes.

Además de este anuncio, desde el Congreso se alista otra propuesta mediante la cual se busca declarar en situación de emergencia nacional el sector turismo por 18 meses. Uno de los puntos clave está referido a la exoneración del Impuesto a la Renta (IR) y del Impuesto General a las Ventas (IGV) para las operaciones que se realicen en el rubro durante ese plazo.

“No sé si la declaratoria de emergencia ayude; pero sí la exoneración del IGV. Para el caso de hotelería y agencias de viaje, podría acelerar el gasto turístico nacional”, comentó Rogers Valencia, extitular del Ministerio de Comercio Exterior y Turismo (Mincetur).

LA SITUACIÓN DEL SECTOR

El estado de emergencia iniciado el 16 de marzo ha paralizado las actividades del sector. “Primero, por el transporte aéreo; segundo, por el cierre de hoteles, restaurantes, transporte terrestre, etcétera”, dijo Canales.

Vale resaltar que, dentro del grupo turístico, se reúnen 14 subsectores, como restaurantes, hoteles, agencias de viaje, empresas de transporte turístico, guías, artesanos, cruceros, trabajadores para el transporte ferroviario, entre otros. Canales dijo que el 70% de estas actividades se realiza por mujeres.

Asimismo, precisó que el turismo interno genera US$ 6.800 millones y el turismo receptivo US$ 5.200 millones, anualmente. Destacó, además, que en los meses de junio y julio se evidencia la “temporada alta” para el sector.

“Nuestro sector, al 30 de mayo, ha perdido casi a 400.000 trabajadores, cuyo contrato no ha sido renovado, han sido cesados o hubo cierre de empresas”, comentó.

En palabras de Canales, anualmente, el turismo interno genera US$ 6.800 millones y el turismo receptivo US$ 5.200 millones. (Foto: GEC)
En palabras de Canales, anualmente, el turismo interno genera US$ 6.800 millones y el turismo receptivo US$ 5.200 millones. (Foto: GEC)

Además de la situación generada por la pandemia, y teniendo en cuenta los números que se manejaban anteriormente, el turismo también enfrenta un gran porcentaje de informalidad. Canales advirtió que existen aproximadamente 3,5 millones de trabajadores, de los cuales 2 millones son informales.

“En Perú, hay 30.000 agencias de viajes y solamente 11.000 están inscritas en el Mincetur o en la Dircetur. Tenemos 20.000 guías [turísticos] y solo están inscritos 9.000 guías”, manifestó.

Dadas estas cifras, a criterio de Canales, convendría hacer hincapié en el tema tributario y laboral, tanto para los colaboradores como las empresas. “Requerimos de un régimen tributario simple y sencillo para que el empresario pueda ser formal”, opinó.

En cuanto a sus previsiones, el turismo receptivo no se reactivaría en 24 meses. En tal sentido, hizo énfasis al señalar que se requieren fondos para reestructurar la deuda turística.

“Este año veremos a un millón de turistas. Eso significa que hemos regresado a cifras del 2002″, recordó.

SECTOR AÉREO Y AGENCIAS DE VIAJE

Carlos Gutiérrez, gerente general de la Asociación de Empresas de Transporte Aéreo Internacional (Aetai), precisó a este medio que requieren conocer cuáles son las fechas exactas para el reinicio de las operaciones.

“Nosotros hemos propuesto que sea el 1 de julio. […] Lamentablemente, todavía no hay una decisión certera por parte del Ejecutivo. Esperamos que sea cuanto antes porque las aerolíneas necesitan entrar en funcionamiento”, refirió.

Un segundo punto sobre el cual hizo énfasis es la aprobación de los protocolos, que esperan se realice esta semana. Según comentó, “todos los concesionarios aeroportuarios sí han venido implementando una serie de medidas”, como señalización y la toma de temperatura.

En vista de priorizar el distanciamiento social y evitar la aglomeración de personas, Gutiérrez manifiesta que existe la necesidad de digitalizar todo el proceso de chequeo. Un ejemplo de ello es contar con la tarjeta de embarque en el dispositivo móvil.

Gutiérrez añadió que no se están contemplando restricciones en cuanto al tema de capacidad en el avión. (Foto: Reuters)
Gutiérrez añadió que no se están contemplando restricciones en cuanto al tema de capacidad en el avión. (Foto: Reuters)

“Se prevé que habrá una demanda resentida. No va a haber un nivel de operaciones al que estabas el 15 de marzo, día previo a la suspensión de actividades. Uno, por el natural temor de subirse a un avión. Dos, por el impacto económico que se ha generado”, anotó.

Dado este contexto, la oferta de las aerolíneas se reduciría a un 40%.

Por su parte, Ricardo Acosta, presidente de la Asociación Peruana de Agencias de Viaje y Turismo (Apavit), manifestó que se debe poner énfasis en el trabajo por la seguridad para impulsar el desarrollo del sector.

“Hay muchos desempleados y agencias cerradas. Somos las más perjudicadas y las últimas en poder reactivarnos”, señaló. “Los extranjeros van a recurrir a la información de las agencias para un destino saludable”, subrayó.

Desde Apavit, comunicaron que actualmente están trabajando con sus asociadas a nivel nacional para alcanzar beneficios que permitan su reactivación. Asimismo, consideran importante exonerar hasta el 2023 el 18% de IGV de los servicios turísticos.

Existen a nivel nacional 5.850 agencias de viaje formales, de acuerdo con Apavit. (Foto: GEC)
Existen a nivel nacional 5.850 agencias de viaje formales, de acuerdo con Apavit. (Foto: GEC)

PROMOCIONAR LA ACTIVIDAD

En opinión de Valencia, Perú tiene una imagen “muy golpeada” como país. Pese a esta situación, destaca que existen marcas que serían muy “potentes como motivadoras de viajes”. Entre ellas, Machu Picchu, la Amazonía y el lago Titicaca.

“Tenemos que mirar a la actividad no como alguien que demanda, sino como alguien que es capaz de generar valor. La generación de valor es la única que nos va a sacar de esta crisis profunda”, concluyó.

Para tal fin, señaló que Perú debe trabajar en certificaciones que le permitan considerarse como un destino seguro.

En línea con ello, y a decir de Canales, Perú va a competir con otros países para la reactivación del sector turismo. “En [cuanto al] tema sanitario, es muy importante mostrar que cumplimos los protocolos”, resaltó.

VIDEO RELACIONADO

Aspec propone suspender el pago de membresía de tarjetas de crédito

TE PUEDE INTERESAR