La inicia el año con una reducción en sus expectativas de crecimiento. Al menos seis entidades han llevado hacia abajo sus estimados del  para el 2017 y han coincidido en una posible desaceleración local. 

A través de su reporte semanal, el Banco de Crédito del Perú (BCP) estimó que el PBI crecería en torno a 3,6% el 2017. La mejor ejecución de grandes proyectos de infraestructura menor, el lento inicio de año luego de una demanda interna con el desempeño más débil desde el 2009 en el cuarto trimestre del 2016 y un descenso en la confianza empresarial son algunas de las razones que recortan sus previsiones para este año.

Scotiabank también rebajó de 4% a 3,8% sus estimados del PBI para este año. La suspensión temporada del Gasoducto Sur Peruano impactó en sus cálculos, refirió Pablo Nano, jefe de estudios económicos del banco a la revista "Semana Económica". A esa cifra se le podrían quitar 0,2 puntos porcentuales más, acotó el experto.

El BanBif también bajó de 4,2% a 3,5% sus perspectivas del PBI peruano el 2017. Al cese temporal del gasoducto, también se sumó las menores inversiones previstas para el aeropuerto de Chinchero y en Rutas de Lima, agregó Isaac Foinquinos, jefe de estudios económicos de la entidad a esa publicación.

Además de estos bancos, el BBVA adelantó la semana pasada a este diario que iba a revisar a la baja sus proyecciones para la economía peruana y adelantó que el recorte podría ser de unas seis décimas. La información será publicada el nueve de febrero, junto con sus expectativas para la región.

TAGS RELACIONADOS