Luego de una hora de enfrentamientos, la policía logró desalojar a un grupo de trabajadores que se atrincheraron en el restaurante de en su intento por evitar la ejecución de una orden judicial.

Según la Municipalidad de Barranco, el proceso judicial sobre la propiedad del terreno donde se levanta dicho establecimiento concluyó el 2004 con una sentencia favorable para la comuna distrital. El juicio inició hace 19 años y la orden de desalojo fue otorgada por el Segundo Juzgado Civil de Lima.

La procuradora pública municipal distrital, Claudia Córdova, advirtió que un “infiltrado” informó a los trabajadores del restaurante sobre el inminente desalojo, ocasionando la repuesta violenta de parte de estos.

Esta mañana, trabajadores del restaurante Costa Verde se atrincheraron en la azotea del local desde donde lanzaron botellas, piedras y sillas a los agentes policiales. Incluso, amenazaron con hacer explotar unos balones de gas.

Esto motivó a que la policía utilice bombas lacrimógenas a fin de restaurar el orden y ejecutar el desalojo.

TAGS RELACIONADOS