Once puntos por jalón de orejas, por Sandra Belaunde
Once puntos por jalón de orejas, por Sandra Belaunde
Sandra Belaunde

author

Universidad de Columbia, máster en Administración Pública

Las acciones e inacciones del último mes le han pasado factura al alcalde . Su aprobación cayó 11 puntos porcentuales (de 74% a 63%) y su desaprobación aumentó en 13 puntos porcentuales (de 13% a 26%), según la última encuesta de GfK preparada para el diario “La República”. 

Los hechos que podrían ser los principales responsables de la caída son el borrado de los murales del Centro Histórico, el replanteamiento de la reforma del transporte y la ausencia misteriosa a la citación del Congreso . 

Transporte
El alcalde Castañeda declaró durante los primeros días de marzo que la reforma del transporte no existe y que el reordenamiento del transporte empezó con él. Ese tipo de declaraciones son las que solo pueden restarle al alcalde y también a la ciudad. Los limeños no apoyan la ‘reforma del transporte’ porque empezó con Villarán o el ‘reordenamiento del transporte’ porque empezó con Castañeda. Lo que nos importa es que se arregle el caos del transporte y punto. 

No es que se crea que la reforma del transporte de Villarán es la panacea, especialmente porque no llegó a ejecutarla en los tiempos planeados. Pero en líneas generales sí era razonable lo planteado. Los principales objetivos eran crear un esquema empresarial con sueldos y horas de trabajo establecidos para combatir el desorden que genera el sistema comisionista, que es el principal problema según la gestión anterior, y no la ausencia de infraestructura; invertir las prioridades de vías entre transporte privado y transporte colectivo, como sucede en otras ciudades más desarrolladas, y disminuir la cantidad de rutas. En la ejecución se han cometido errores, sí. Había aspectos por modificar y arreglar, sí. Todo estuvo mal y hay que empezar de cero, no. 

La política de borrón y cuenta nueva asusta a cualquiera, sobre todo si viene sin mayores explicaciones, y es la que ha parecido marcar la agenda de la nueva gestión, con la excepción del tercer carril de la Costa Verde. No se sabe con claridad si hay otros ejemplos de continuidad debido al mutismo con el que se conduce la comuna.

Continuidad
La población quiere, según la encuesta, que la nueva gestión continúe con determinados proyectos de la gestión anterior. Pero, de nuevo, no es porque sean de Villarán, es por los proyectos en sí mismos. La continuidad en políticas públicas es crucial para la confianza ciudadana y empresarial. 

Ahora bien, la aprobación del alcalde sigue siendo más alta de la que tiene cualquier otro político en la actualidad. Es más, el 65% de la población cree que Castañeda sí tiene un plan para Lima. Ojalá así sea. De todas formas, por más respaldo que tenga un alcalde, no quiere decir que los limeños no están pendientes de su gestión. Si bien las autoridades no gobiernan para obtener resultados en las encuestas, esperemos que estos 11 puntos le sirvan a Castañeda y su equipo para replantear, si no es el fondo, sí la forma de sus políticas, y sea una gestión más abierta y sintonizada con sus ciudadanos.

TAGS RELACIONADOS