(Foto referencial: Hugo Corotto / GEC)
(Foto referencial: Hugo Corotto / GEC) / HUGO CUROTTO
Fernando Alayo Orbegozo

Era un varón de 63 años, con domicilio en el distrito de Saposoa, provincia de Huallaga (San Martín). El 3 de marzo del 2020, falleció en un establecimiento de salud de la región y no se le realizó la necropsia. No era necesario; el médico tratante había determinado bajo criterio clínico que la causa de muerte era el .

MIRA: Grupo de trabajo del Ejecutivo establece que hay más de 180 mil muertos por COVID-19 en el Perú

Según informó El Comercio hace tres meses, así consta en su certificado de defunción registrado en el Sistema Informático Nacional de Defunciones (Sinadef). En ese documento también se le asignó el código U07.1, utilizado como estándar internacional para identificar a los muertos confirmados por la pandemia.

Tras la presentada el lunes, el Ejecutivo reconoció que había más de 180 mil decesos por el COVID-19 en el país. Con ello, la primera víctima no fue aquella reportada por el Ministerio de Salud (Minsa) el 19 de marzo del 2020; el número uno de la lista actualizada es ese fallecido de Saposoa, tal como anticipó este Diario.

Primer U07.1 peruano

En su registro del Sinadef, el médico determinó que la causa básica de muerte de este varón de 63 años era la “infección por coronavirus”, que inició una serie de acontecimientos patológicos hasta el fallecimiento Según la ficha, el COVID-19 le produjo una neumonía y esta derivó en un fatal síndrome de dificultad respiratoria.

MIRA: Muerte y subregistro: el primer U07.1 de la pandemia en el Perú [ESPECIAL]

No obstante, el aspecto más llamativo es que se usó la codificación U07.1 para reportar esta muerte. El uso de este código en su clasificación estadística internacional (CIE-X) del 25 de marzo del 2020 (tres semanas después del deceso de Saposoa), y ratificado por el Minsa el 30 de marzo del 2020.

La directora regional de Salud de San Martín, Leslie Zevallos, dijo a El Comercio hace unos meses que “nosotros en la Diresa no conocemos ese caso, y el Minsa no nos ha comunicado nada al respecto”. Este Diario buscó insistentemente al ministerio para que explique esta situación, pero no hubo respuesta.

El 30 de marzo del 2020, el Minsa ratificó el uso del código U07.1 para identificar a los muertos confirmados por el COVID-19 en el Perú.
El 30 de marzo del 2020, el Minsa ratificó el uso del código U07.1 para identificar a los muertos confirmados por el COVID-19 en el Perú.

El criterio Sinadef

La elaboración de la nueva lista de fallecimientos estuvo a cargo de un grupo de trabajo técnico (GTT) convocado por el Ejecutivo, que el lunes presentó : 180.764 decesos entre el 1 de marzo del 2020 y el 22 de mayo último.

Este equipo llegó a dicho número tras modificar la metodología de registro y contabilización y aplicar siete criterios técnicos. Uno de ellos fue el denominado “criterio Sinadef”, que implica reportar aquellos decesos “con certificado de defunción en el que se presenta el diagnóstico de COVID-19 como causa de la muerte”, tal como sucedió con el caso de Saposoa.

MIRA: Ragi Burhum: “Es irresponsable que antes no se hayan creado criterios [para registrar fallecidos] que reflejen la realidad del Perú”

Así, se han confirmado un total de 20 muertes por la pandemia del 3 al 18 de marzo del 2020; es decir, en las fechas anteriores al primer muerto oficializado por el Minsa durante el gobierno de Vizcarra. Estos fallecimientos ocurrieron en Lima (8), Loreto (4), Lambayeque (1), Ica (1), Cusco (1), Junín (1), Ucayali (1), Ayacucho (1), Piura (1) y el de San Martín (1).

Patrick Wieghardt, biólogo computacional y miembro del GTT, explicó que este fallecido en Saposoa revela que la pandemia empezó en el Perú “mucho antes de lo que se creía”. “Está claro que el llamado paciente cero [reportado oficialmente el 6 de marzo del 2020] no fue tal, ya que hubo peruanos que se infectaron antes y, como en este caso puntual de San Martín, perdieron la vida”, dijo.

“El virus habría circulado desde febrero del 2020″

Miguel Palacios Celi, decano nacional del Colegio Médico del Perú

La información que reveló El Comercio sobre el primer peruano fallecido por COVID-19 en territorio nacional, y que ahora es confirmada por el Ejecutivo, nos da nuevas luces sobre la pandemia en el país.

Si consideramos que al 3 de marzo del 2020 existía la cepa original del SARS-CoV-2, la víctima de Saposoa tuvo que haberse infectado unas dos o tres semanas antes. Podemos deducir que el virus habría circulado en el Perú desde febrero del 2020.

Esto también nos muestra que la reacción del Gobierno fue tardía y sobre todo centralista. El Colegio Médico siempre reclamó más transparencia; con la actualización estamos más cerca de la realidad.

VIDEO RECOMENDADO

Coronavirus: medidas de prevención en las Elecciones presidenciales
Coronavirus: medidas de prevención en las Elecciones presidenciales

TE PUEDE INTERESAR


Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más