El hacinamiento en los buses y paraderos es el nuevo flanco que se ha abierto en la lucha contra el coronavirus (Foto: Violeta Ayasta)
El hacinamiento en los buses y paraderos es el nuevo flanco que se ha abierto en la lucha contra el coronavirus (Foto: Violeta Ayasta)
Jorge Malpartida Tabuchi

Coordinador de la Zona General de El Comercio

jorge.malpartida@comercio.com.pe

Luego del reinicio de algunas actividades económicas como parte de la nueva etapa del estado de emergencia, en la capital se reportaron aglomeraciones en los paraderos y estaciones de los servicios de transporte público. Incluso, se registraron escenas en las que pasajeros se amontonaban para intentar subir a algunas de las unidades y así llegar a sus trabajos, olvidando la distancia de un metro y medio que previene el contagio del .

MIRA: Enfermeros mayores de 60 años piden no retornar a trabajar a hospitales ya que temen contraer el COVID-19

El hacinamiento en los buses y paraderos es el nuevo flanco que se ha abierto en la lucha contra el coronavirus. Para incrementar la oferta de vehículos que trasladan a los trabajadores, el titular del , Carlos Lozada, indicó este martes que se tiene en marcha una estrategia para que las empresas de transporte turístico, movilidad escolar y vehículos de transporte interprovincial, las cuales actualmente tienen sus labores suspendidas, puedan trasladar a los empleados hacia las empresas públicas y privadas. Este permiso, explicó, será excepcional y solo regirá durante el estado de emergencia.

La medida ya está autorizada, a través del decreto supremo 11-2020-MTC (publicado el 15 de mayo pasado). Según la norma, para acogerse a este régimen especial las empresas deben comunicarse con la autoridad correspondiente y elaborar una declaración jurada en la que indican que cumplen con las condiciones de operación y los protocolos sanitarios del sector. Además, deben contar con vehículos de la categoría M2 o M3.

MIRA: Surco: motociclistas de app por delivery no respetaron distanciamiento social dentro de local de revisiones técnicas
En las unidades los pasajeros deben ir sentados y guardar un metro de distancia de los otros usuarios (Foto: Violeta Ayasta).
En las unidades los pasajeros deben ir sentados y guardar un metro de distancia de los otros usuarios (Foto: Violeta Ayasta).

“El acogimiento al presente régimen excepcional, faculta a los transportistas a prestar el servicio especial de transporte de trabajadores en los ámbitos nacional, regional y provincial, no requiriendo de autorizaciones adicionales para su prestación”, precisa el decreto.

El MTC ya implementó una plataforma virtual () para que las empresas interesadas puedan iniciar el trámite.

MIRA: Coronavirus Perú: taxista que estuvo 20 días en estado crítico venció al COVID-19

Horario escalonado

Otra de las alternativas para reducir las aglomeraciones en las horas punta, son los horarios de ingreso escalonados a los centros de trabajo. El presidente Martín Vizcarra se refirió a esta medida el último lunes en su conferencia de prensa para anunciar las estrategias implementadas para combatir el COVID-19.

El ministro Lozada indicó que se está instruyendo a las entidades públicas para que distribuyan los horarios de entrada. “Eso permite que en las horas punta, entre 5:30 y 8 a.m., se evite el estrés en el sistema de transporte público”, dijo. Por ejemplo, en el MTC el personal esencial ingresa a las 8, 9 y 10 a.m. Esta misma medida ya se aplica en otros ministerios y entidades gubernamentales.

Pese que no existe un protocolo o norma específica para implementar los horarios escalonados en todas las empresas, desde los primeros días de la cuarentena, mediante el decreto de urgencia 29-2020, el Ejecutivo propuso la modificación y escalonamiento de los turnos como una alternativa para reducir el impacto del COVID-19 en las actividades económicas y proteger a los trabajadores.

Por su parte, la Autoridad Nacional del Servicio Civil (Servir) elaboró una para la gestión de recursos humanos durante la pandemia. En este documento se recomienda a las entidades estatales que sus horarios de trabajo (para el personal que cumple labores presenciales) puedan ser “flexibles, escalonados y diferenciados” para evitar las aglomeraciones. Por ejemplo, se propone que el inicio de labores sea entre las 7 y 10 a.m. de manera que se generen horarios graduales de ingreso y salida por grupos de trabajo. Otro planteamiento, es que se alternen los días en los que se asiste a la entidad o, de ser necesario, incluir los días no laborables para que el personal que tenga que hacerlo, acuda a la sede.

Carlos Cadillo, consejero del área laboral de Miranda & Amado, indica que no es necesaria una normativa específica para que las empresas organicen los horarios. Señala que actualmente ya se les exige un plan para la vigilancia, prevención y control del COVID-19 en el trabajo. En este documento, se incluyen las recomendaciones y acciones para organizar el trabajo sin poner en riesgo la salud de los empleados.

“En materia de prevención en estos planes ya se establecen medidas como privilegiar el trabajo remoto, limitar las reuniones presenciales y, en caso del personal que va a las oficinas, los horarios escalonados y la reducción del aforo”, explica.

El especialista agrega que las empresas también pueden hacer recomendaciones adicionales para que sus empleados utilicen transporte alternativo como las bicicletas. También, en la medida de que cuente con los recursos, dar algún tipo de asignación por transporte a los empleados. De esta manera, podrían utilizar medios menos congestionados como los taxis. “Sin embargo, estas asignaciones no son una obligación del empleador”, explica.

Obstáculos y propuestas

Luis Quispe Candia, presidente de la ONG Luz Ámbar y especialista en transporte, considera que los horarios escalonados y la ampliación de las unidades que brindarán el servicio especial de traslado de trabajadores son solo medidas paliativas que no reducirán significativamente las aglomeraciones.

Considera que el gran problema en Lima es que la demanda de transporte público se ha vuelto deficiente en estos días debido a que la mayoría de empresas no están saliendo a laborar. Esto sucede porque, según Quispe, no les es rentable brindar el servicio con las limitaciones de aforo ordenadas por el MTC para prevenir contagios. Es decir, que los pasajeros viajen sentados y guardando al menos un metro de distancia. Tampoco se permite que las personas vayan paradas. Se plantea que las unidades funcionen solo a un tercio de su capacidad.

“Hay unos 25 mil buses que pertenecen a las empresas afiliadoras, es decir que no son propietarias de las unidades y alquilan la ruta a terceros. Ellos no van a salir a operar con el 100% de su flota porque no les es rentable. Con un número reducido de pasajeros no pueden cubrir su costo de operación”, indica.

Gremio de transportistas anunció para este jueves 28 de mayo una paralización en el servicio debido a reducción de ingresos (Foto: Hugo Curotto).
Gremio de transportistas anunció para este jueves 28 de mayo una paralización en el servicio debido a reducción de ingresos (Foto: Hugo Curotto).

En este contexto, la Cámara de Transporte Urbano, que agrupa a empresas que brindan el servicio de transporte público en Lima, solicitó al Gobierno un subsidio en las tarifas porque están reportando pérdidas. El presidente de este gremio, Ricardo Pareja, indicó a Canal N que las restricciones implementadas para evitar contagios de COVID-19 en los buses han generado que sus ingresos se reduzcan a la cuarta parte. Por ello, han planteado que para mantener un equilibrio el pasaje no debería valer menos de S/5,50.

Sin embargo, Quispe Candia indica que un subsidio en las tarifas no es recomendable si antes estas empresas no se formalizan e incluyen a los vehículos y conductores dentro de sus planillas.

“Si estas empresas, que actualmente son afiliadoras, no tienen un reporte de número de pasajeros y cantidad de horas que operan al día sus unidades, no hay cómo demostrar cuántos viajes realizan. Para que haya un subsidio se les debe obligar a que las unidades tengan un control GPS y un sistema de recaudo electrónico que brinde garantías”, dice.

El especialista en transporte indica que la masificación de la bicicleta es un buena alternativa, pero a mediano plazo, ya que la construcción de más de 300 km. de ciclovías en la capital, tal como anunció la ATU, tardará algunos meses. El presidente de Luz Ámbar señala que es importante que junto con la infraestructura se impulsen campañas educativas para evitar que los conductores atropellen y pongan en riesgo la vida de los ciclistas.

El Comercio mantendrá con acceso libre todo su contenido esencial sobre el coronavirus.

¿Cómo evitar la propagación del coronavirus?

Para reducir la probabilidad de contagio existen varias maneras. Las principales son:

· Lavarse las manos con agua y jabón por 20 segundos y usar alcohol o gel desinfectante.

· Mantenerse a una distancia mínima de 1 metro de cualquier persona.

· Evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca, debido a que las manos al palpar muchos objetos y superficies pueden recoger el virus.

· Mantener una buena higiene respiratoria: si tose o estornuda deberá cubrirse la boca y la nariz con el codo doblado o con un pañuelo de papel, que deberá desecharse de inmediato.

· Permanecer en casa si no se encuentra bien. En caso tenga fiebre, tos y dificultad para respirar, busque atención médica y siga las instrucciones que le de personal de salud.

¿Quiénes son las personas que corren más riesgo por el coronavirus?

Debido a que la COVID-19 es un nuevo coronavirus, de acuerdo con los reportes que se tienen a nivel mundial, las personas mayores y quienes padecen afecciones médicas preexistentes como hipertensión arterial, enfermedades cardiacas o diabetes son las que desarrollan casos graves de la enfermedad con más frecuencia que otras.

VIDEO RECOMENDADO

Ministro de Transporte explica las sanciones a vehículos que no cumplan medidas sanitarias

Ministro Lozada sobre sanciones