(Foto: Hugo Curotto | GEC)
(Foto: Hugo Curotto | GEC)

Ocho horas les tomó resolver lo que no habían consensuado en dos meses. Cerca de la medianoche de ayer, el Gobierno y el gremio de clínicas particulares finalmente llegaron a un acuerdo sobre los costos de atención a pacientes diagnosticados con el .

El apretón de manos llegó durante una reunión de emergencia que sostuvieron ambas partes, luego de que el presidente Martín Vizcarra otorgara un plazo de 48 horas al sector privado para que convenga una “tarifa social” con el Seguro Integral de Salud (SIS). En caso contrario, aplicaría el artículo 70 de la Constitución para una eventual expropiación de dichas propiedades.

MIRA: Gobierno y clínicas privadas llegan a un acuerdo respecto a tarifas por atención a pacientes COVID-19

Las negociaciones se habían iniciado en abril sin éxito alguno. Finalmente, la Asociación de Clínicas Particulares del Perú (ACP) y el Ejecutivo –representado por el ministro de Salud, Víctor Zamora, y la ministra de Economía, María Antonieta Alva– suscribieron anoche un acta de acuerdos, que incluye cuatro puntos referidos al intercambio prestacional de atención médica durante la pandemia.

La tarifa plana

El primer punto –y el más importante– corresponde a la “propuesta tarifaria plana” por un paquete de servicios valorizado en S/55.000 (sin incluir el IGV) para cada paciente hospitalizado por COVID-19. Este comprende “todo costo y todo servicio”, independientemente de la duración de la estancia en el establecimiento de salud.

En promedio, un infectado permanece un promedio de 21 días en la unidad de cuidados intensivos (UCI), de acuerdo con la ACP. La tarifa plana implica un pago único –por un día o por el tiempo que requiera el paciente– y cubrirá el tratamiento, los medicamentos, el ingreso a la UCI, los análisis, el equipamiento médico, e incluso el pago al personal de salud especializado.

El vocero del gremio de clínicas privadas, Carlos Joo Luck, explicó que el paquete no alcanza a los pacientes que requieran hemodiálisis por daño renal. “En ese caso se aplicará y luego se acordará cual será el costo”, indicó Joo Luck.

Alcance y referencia

La tarifa plana acordada con las clínicas privadas alcanzará “a todos los peruanos”, sin excepción e independientemente de si cuentan con un seguro estatal (SIS o EsSalud) o un seguro privado, aclaró esta mañana el ministro Zamora.

“También existen las personas que se encuentran hospitalizados en una clínica, y cuya cobertura de seguro llega a su límite, y buscan una cama (UCI) en el sector público; o que ya no pueden sostener el pago de bolsillo y buscan en el sector público”, dijo a América Noticias.

Zamora indicó que el objetivo ahora es establecer los protocolos correspondientes para reducir los tiempos de espera entre el establecimiento de salud público y privado. Para este propósito, precisó, los pacientes con COVID-19 podrán ser derivados desde un hospital estatal hacia una clínica privada, o acudir directamente a un centro de salud particular.

MIRA: Un consenso que debió alcanzarse a inicios de la crisis del COVID-19: ¿Qué acordó el Gobierno con las clínicas privadas?

“Ambos mecanismos están contemplados, tanto cuando no haya camas en el hospital y sean derivados como también la atención privada directa, lo que vamos a hacer es un tablero de control en el que se vea donde hay una UCI más cerca y se le pueda llevar, no podemos demorar en la atención. No puede pasar que se den vueltas en la ciudad buscando una cama”, agregó.

Al respecto, el vocero de la ACP explicó en RPP que sí se atenderá a los pacientes que no sean referidos por un hospital público. En ese caso, dijo, la clínica deberá esperar a que el SIS se contacte para cubrir los costos generados.

Hacia un contrato

Los mecanismos de gestión y modalidades de pago deberán ser establecidas en un contrato, el cual deberá ser elaborado y presentado este viernes 26, tal como consta en los puntos 2, 3 y 4 del acuerdo suscrito entre ambas partes.

El ministro Zamora adelantó que será un contrato estándar que deberán firmar las clínicas, el Minsa y EsSalud, para lo cual se ha previsto implementar también “un sistema de referencia con instrumentos tecnológicos” que permita identificar las camas disponibles.

Respecto a las personas que acudieron a las clínicas antes del acuerdo, señaló que se revisará caso por caso para una eventual cobertura de los gastos ya efectuados. Son cerca de 550 casos los que formarán parte de esta evaluación para evitar su endeudamiento.

“La Cobertura Universal de Salud tiene dos objetivos: que las personas recuperen su salud y que en el proceso no se endeuden o empobrezcan”, dijo en Twitter.

EL COMERCIO TE INFORMA:

¿Quiénes son las personas que corren más riesgo por el coronavirus?

Debido a que la  es un nuevo , de acuerdo con los reportes que se tienen a nivel mundial, las personas mayores y quienes padecen afecciones médicas preexistentes como hipertensión arterial, enfermedades cardíacas o diabetes son las que desarrollan casos graves de la enfermedad con más frecuencia que otras.

¿Hay cura para el COVID-19?

Aún no existen pruebas de que alguna vacuna o medicamento pueda prevenir o curar la enfermedad. Sin embargo, los afectados deben recibir atención de salud para aliviar los síntomas; y si el paciente está grave, deberá ser hospitalizado.

La coordina esfuerzos para encontrar la cura contra este nuevo  que ha acabado con la vida de miles de personas.

VIDEO RECOMENDADO

Manuel Merino recordó que presentaron un proyecto de ley en mayo sobre clínicas privadas. (Congreso

TE PUEDE INTERESAR