Juan Guillermo Lara

En abril de este año, el caos se apoderó de las oficinas de la Superintendencia Nacional de Migraciones, incluyendo la ubicada en el aeropuerto Jorge Chávez. El escenario se repetía en cada local: largas colas, viajes perdidos y usuarios confundidos sin saber si podrían obtener su pasaporte o no, pese a tener ya los pasajes comprados o las citas para el trámite ya programadas desde meses atrás.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más