La intervino y envió al depósito a 17 vehículos que prestaban el servicio de transporte público de manera informal en el Corredor Morado, específicamente en el tramo correspondiente a . Entre las unidades intervenidas se encuentra un bus de la empresa Patrón San Sebastián, conocida como ‘La 50’, que circulaba fuera de su ruta.

En su afán por evitar la fiscalización, el conductor detuvo la unidad en medio de la pista, a la altura de la cuadra 1 de la avenida Próceres de la Independencia, obstaculizando el tránsito y negándose a entregar sus documentos a la autoridad. Luego de algunos minutos, y con el apoyo de una grúa de , la unidad fue trasladada al depósito municipal. Al conductor se le impuso una multa de S/4.200.


El resto de las unidades internadas en el depósito son coasters que circulaban sin autorización por el y automóviles particulares que realizaban taxi colectivo. A los choferes se les impuso el pago de S/16.800 y S/2.100, respectivamente.

También se multó a varios conductores de transporte público cuyos vehículos no tenían los documentos necesarios para brindar el servicio, como el Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito (SOAT) y el certificado de revisión técnica. En otros casos, carecían de extintores y botiquines, poniendo en riesgo la vida de los pasajeros.

El operativo se realizó de manera conjunta entre la Gerencia de Transporte Urbano (GTU) y el Servicio de Administración Tributaria (SAT) de Lima, que envió al depósito a más de 40 vehículos con papeletas pendientes de pago.

La labor de fiscalización al transporte informal contó con la participación de 35 inspectores municipales y 40 policías.

Corredor Morado,San Juan de Lurigancho,Municipalidad de Lima,Operativo

Lea también...